Economía

Cómo defender el salario

En casa puedes amortiguar la inflación: Aquí, ideas para hacer rendir el dinero

17/05/2022 - 12:05 am

Además de las medidas tomadas por distintas oficinas gubernamentales, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Servicios Financieros recomienda que, al entender el significado y las consecuencias de la inflación, se podrá ayudar a establecer objetivos claros para tomar mejores decisiones y hacer inversiones que generen beneficios para todo el núcleo familiar.

Ciudad de México, 17 de mayo (SinEmbargo).- El reto de corto plazo para las familias mexicanas tiene nombre: la inflación. Se come los salarios y pega sobre todo a los productos que más necesitamos para la vida diaria, como la canasta básica. Por medio de distintos frentes –tasas más altas, mantener precios de combustibles, eliminar aranceles a productos importados o mejorar aduanas y puertos–, varias instancias gubernamentales, desde el Banco de México (Banxico) hasta la Secretaría de Hacienda  y Crédito Público (SHCP), han lanzado iniciativas para bajar precios y costos.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) publicó una serie de recomendaciones para que los hogares mexicanos adapten un “plan familiar contra la inflación“, luego de que ésta se disparara a niveles récord en el último año a causa de la pandemia de COVID-19 y se agudizara a principios de este 2022 por la guerra de Rusia contra Ucrania. La burbuja inflacionaria afecta en todo el mundo pero cada país lo está enfrentando de acuerdo a sus propias paticularidades.

De acuerdo con la Condisef, la elaboración de un plan familiar tiene el objetivo de que todos los integrantes del hogar estén “conscientes e involucrados” en la situación económica para aportar a los ingresos familiares, así como revisar y reducir los gastos de manera comunitaria, es decir, de forma adecuada a los hábitos de consumo. 

La Comisión también consideró que compartir un el plan es conveniente sobre todo para las generaciones de jóvenes adultos nacidos a partir de los años noventas –millennials y centennials– ya que no cuentan con la experiencia de las generaciones anteriores en cuanto a experimentar tiempos de inflación, de elevados costos en las cosas, de escasez de productos y del crédito, así como dificultades para acceder a un empleo formal.

Los productos de la canasta básica han sufrido un aumento. Algunos de los productos más afectados han sido basicos como el huevo, jitomate, cebolla, y papa. Foto: Antonio Cruz, Cuartoscuro.

En ese sentido, la Condusef consideró algunos consejos para aplicar y estar más preparados para los cambios bruscos en los precios de bienes y servicios de consumo habitual:

1. Elaborar un presupuesto familiar con detalles sobre los ingresos, gastos y periodos en los que éstos se realizan. Esto permitirá detectar y priorizar cuáles son los gastos necesarios, por ende, cuáles pueden dejarse para después o suprimirse definitivamente. Sobre este punto la Condusef recalcó que antes de comprar algo es indispensable considerar de manera objetiva si es estrictamente necesario adquirirlo: “para ello pregúntate: ¿realmente lo necesito?”.

2. Elaborar una lista de productos necesarios para sólo comprar lo indispensable, y antes de realizar cualquier compra será necesario comparar precios y calidad de los productos, considerando tanto en tiendas físicas como en plataformas de comercio electrónico confiables, lo que permitirá la adquisición de las ofertas más económicas de los productos necesarios en su hogar.

3. Dar oportunidad a las marcas más económicas que garanticen una buena calidad, aunque no sean las que se consumen en el hogar por costumbre o las favoritas. “Una excelente opción son las llamadas marcas “libres” o “blancas”, una línea de productos genéricos que el supermercado vende bajo su nombre con muy buen nivel de calidad, ya que son productos que el comercio encarga a uno de los propios proveedores de las marcas que vende”, sostuvo la Comisión.

4. Pensar dos veces la compra de productos en ofertas, ya que algunas no son más que engaños. La Condusef ejemplificó que el llamado “2×1” es un anzuelo que con frecuencia hace a las personas comprar cosas que no necesitan, sin embargo a veces en otros comercios tienen mejores precios sin ofrecer descuentos. Para saber si se trata de una oferta conveniente, se debe comparar el precio unitario antes de comprar. También ser precavido con los meses sin intereses, pues si bien es esta una excelente opción para pagar poco a poco alguna compra, es mejor no adquirir muchos productos/servicios bajo este esquema “o de lo contrario acabarás con una deuda mensual altísima”.

5. Realizar un análisis detallado de gastos prescindibles, pequeños y recurrentes, también llamados “gastos hormiga”, con el propósito de recortar algunos para poder generar un ahorro. Si bien su costo independiente pareciera poco, varios de ellos en conjunto sí pueden constituir un monto significativo.

6. Otra buena estrategia para afrontar la inflación es anticiparse a la compra de bienes o productos que una familia necesitará en un futuro próximo. Por ejemplo, adquirir útiles escolares antes de que empiece la temporada escolar, para que los precios no sean los más elevados por la temporada. Complementario a esto, también es recomendable comprar una cantidad menor a la que generalmente se acostumbra mientras la economía se recupera.

7. La Comisión recomendó posterga gastos que no resultan indispensables mientras el entorno inflacionario permanece. Por ejemplo, no llevar a cabo alguna remodelación del hogar, o el cambio de algún mueble o aparatos que aún funcionen.

Algunas de las recomendaciones para evitar el golpe inflacionario. Foto: Profeco.

8. En lugar de dejar los recursos en una cuenta de depósito, será preferible invertir en instrumentos como Certificados de la Tesorería (Cetes) desde cantidades de 100 pesos, o en Pagarés con Rendimiento Liquidable al Vencimiento (PRLV), desde 10 mil pesos, para así sacarle más provecho al dinero que se tiene como “inactivo” o en una cuenta tradicional de ahorro. Además, puedes disponer de su dinero en el momento que lo desees.

Finalmente, la Condusef exhortó a las familias mexicanas a, en la medida de lo posible, diversifica tus fuentes de ingreso para que no dependan de una sola que cause problemas si llega a faltar.

AMLO RECOMIENDA EL AUTOCONSUMO

Con el agravamiento de la inflación, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha recalcado que México debe producir los alimentos que consume para no depender de las importaciones, y por ello, el Gobierno federal buscará reactivar la producción para el autoconsumo.El pasado 13 de mayo, el mandatario presentó la segunda jornada de producción para el autoconsumo, llevada a cabo en el municipio de Zapotlanejo, Jalisco, donde habló de la guerra Rusia-Ucrania que disparó la inflación y provocó una crisis internacional.

“Vamos a producir lo que consumimos, tenemos las tierras y habrá agua y vamos a dar apoyos para que pequeños propietarios ejidatarios y comuneros nos ayuden sembrando, como siempre lo hacen, pero a lo mejor ahora pueden ampliar sus áreas de producción, hay que hacer esa campaña de producir para el autoconsumo”, expuso.

Aceptó que se puede “producir para el mercado, para vender alimentos, pero empecemos por producir lo que consumimos, que se produzca maíz, frijol, arroz, trigo, leche, lo básico”. Además de gallinas, pollos y huevos “lo que se necesite para la alimentación porque también tenemos que prevenir, no sabemos cuanto tiempo pueda durar esta crisis que se produjo por la guerra entre Rusia y Ucrania, ahí falló la política”.

Señaló que por eso la autonomía, independencia y autosuficiencia en alimentos y energéticos blindarán a México ante factores como el conflicto Rusia-Ucrania.

Dos días después, el 15 de mayo, López Obrador volvió a insistir sobre el autoconsumo y propuso que su programa insignia “Sembrando Vida” se enfoque en la producción de alimentos básicos para el consumo interno del país, y así enfrentar las y las dificultades en la cadena de suministros.

“Tenemos que enfocarnos a incrementar la producción de alimentos, sobre todo de básicos. Llamamos a esta acción, dijimos ‘vamos a impulsar la actividad productiva’, y los convocamos a ustedes que son los que están trabajando cerca de la gente para que se les estimule, promueva a que sembremos y apoyemos más”, les dijo a los trabajadores del programa.

Además de orientarse hacia la producción de maíz, el Presidente insistió en que el programa también se tiene que enfocar en “el frijol y el arroz. “En arroz compramos el 80 por ciento de lo que consumimos. Muchísimo, y ahora también vamos a tener problemas con el trigo, es el que está aumentando más de precio a nivel internacional”, señaló.

El programa “Sembrando Vida”, creado en la actual administración, promueve la reforestación, ofrece oportunidades de empleo en zonas rurales y contribuye a la recuperación de las zonas devastadas, de acuerdo con el Gobierno mexicano. El programa estrella paga por ello un salario mensual a los agricultores para plantar y cuidar árboles frutales y madereros en sus tierras. El Gobierno federal ha implementado este programa en países de Centroamérica, como una opción para frenar la migración, y busca que Estados Unidos lo apoye.

Valeria González Cervantes
Es feminista y Comunicóloga por la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México. Tiene una gran afición por la lectura de ficción. Comenzó su carrera en La Hora Nacional.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video