En el retén participaron agentes de ICE, quienes estarían instruyendo a los policías guatemaltecos con las tácticas de disuasión que utilizan con los migrantes en Estados Unidos para que desistan de continuar el recorrido al norte.

Los Ángeles, 18 de enero (LaOpinión).- Agentes estadounidenses de la Oficina para Control de Migración y Aduanas (ICE) participan en operativos con policías de Guatemala para dispersar a los miembros de la caravana migrante que esta semana inició su recurrido en San Pedro Sula, Honduras, con miras de llegar a la frontera norte de México y tratar de ingresar a Estados Unidos, reportaron agencias de noticias.

Un contingente de alrededor de 300 hondureños que la tarde del jueves ingresó a Guatemala por El Cinchado se topó con un operativo de las autoridades locales que revisaban documentos migratorios y con el pretexto de registrar su ingreso citando un acuerdo centroamericano de movilidad, los migrantes fueron subidos a varios autobuses y regresados a la frontera con Honduras.

En el retén participaron agentes de ICE, confirmó la agencia de AP, quienes estarían instruyendo a los policías guatemaltecos con las tácticas de disuasión que utilizan con los migrantes en Estados Unidos para que desistan de continuar el recorrido al norte.

Reportes de prensa indican que la misma agencia estadounidense se encargó de cubrir el costo de transporte para regresar a los 300 hondureños a su país.

Guatemala y México han adoptado medidas y tácticas para tratar de frenar la caravana en la que participan alrededor de 2 mil 700 migrantes, de acuerdo con los registros de las autoridades, quienes avanzan en diversos contingentes y rutas. En las caravanas de años anteriores se estima que participaron alrededor de 10 mil centroamericanos.

Este viernes cientos de soldados mexicanos y un grupo antimotines de la Guardia Nacional de México se alistaban en la frontera con Guatemala demarcada por el río Suchiate para contener el ingreso masivo de migrantes que en años anteriores generó caos y enfrentamientos.

“Se nos ha encomendado la tarea de estar atentos”, declaró a la prensa un elemento de la Guardia Nacional. “Si vemos un grupo grande al otro lado (de la frontera), desplegaremos un muro humano en este lado para contenerlos”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.