Ante la intempestiva llegada de migrantes a la frontera sur de México, refuerzan el cerco de la Guardia Nacional con al menos medio millar de elementos.

Chiapas, 18 enero (ChiapasParalelo).- Mientras continúan llegando a los puntos fronterizos de El Ceibo, en Tabasco, y Suchiate, en Chiapas, miles de migrantes integrantes de las caravanas que salieron de Honduras esta semana, en el extremo mexicano de la frontera, esta tarde empezó a llegar al menos medio millar de integrantes de la Guardia Nacional.

De acuerdo al Gobierno de Guatemala, quien ha registrado el número de migrantes de Honduras que están cruzando por su país, el 15 de enero entraron 760 hondureños por el cruce de Agua Caliente; 300 por el de Corinto, y al menos otras 400 por vías no autorizadas.

El 16 de enero entraron mil 483 por Agua Caliente, y unas 400 por cruces no autorizados. Es decir, en las próximas horas, poco más de 3 mil 500 migrantes esperan cruzar la frontera mexicana.

Los migrantes que salieron de Honduras tomaron tres rutas distintas para tratar de entrar a México, en su camino hacia Estados Unidos. Uno de los grupos tomó la ruta de El Petén Guatemalteco, y esta tarde, empezaron a arribar al albergue ubicado en el extremo guatemalteco de la garita migratoria conocida como El Ceibo, ubicada en el municipio de Tenosique, Tabasco.

Ahí, anunciaron que esperarán para buscar las condiciones de poder entrar, una vez que el grupo sea más grande. Por esta región, a diferencia del Suchiate, está rodeada de selva y hay pocos poblados donde puedan refugiarse o solicitar ayuda humanitaria, una vez que entren a México.

De acuerdo a los migrantes, otro grupo intentará entrar por el cruce fronterizo del poblado La Mesilla, que encuentra en el municipio de Frontera Comalpa, Chiapas. Y un tercero, también empezó a arribar a la ciudad de Tecún Umán, en el lado guatemalteco que colinda con el río Suchiate.

En este último lugar, un grupo de migrantes que llegaron el jueves por la noche, solicitaron su entrada regulada ante oficiales del Instituto Nacional de Migración (INM), requiriendo visas de trabajo y en algunos casos el estatus de refugiado.

Sin embargo, la mayor parte de ellos, entre los que se encuentran decenas de mujeres y niños, algunos de brazos, anunciaron que esperarán a sus demás compañeros, para tratar de entrar la madrugada del sábado.

En el lado mexicano, durante el día arribaron al menos medio millar de integrantes de la Guardia Nacional, quienes se han desplegado en las instalaciones migratorias de los cruces fronterizos formales; y otros en zonas donde pudieran intentar pasar de manera no regulada.

Se espera que durante las próximas horas de este sábado los migrantes intenten cruzar la frontera en sus diferentes entradas, lo que podría ocasionar el choque con los elementos de la Guardia Nacional.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE CHIAPAS PARALELO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.