La suspensión también incluye la prohibición de “alinearse, actuar, acceder al terreno de juego, al banquillo y a la zona de vestuarios”.

Ciudad de México, 18 de enero (RT).- Lionel Messi podría perderse como mínimo el próximo partido de Copa del Rey contra la UE Cornellà, tras recibir este domingo su primera tarjeta roja con el F.C. Barcelona en la final de la Supercopa de España, en la que su equipo se enfrentó al Athletic de Bilbao​ y que terminó con victoria 2-3 del equipo vasco.

En el tiempo suplementario, “La Pulga” lanzó un derechazo a la cabeza del delantero centro Asier Villalibre, quien enseguida cayó. “En el minuto 120 el jugador (10) Messi Cuccittini, Lionel Andrés, fue expulsado por el siguiente motivo: golpear a un contrario con el brazo haciendo uso de fuerza excesiva estando el balón en juego, pero no a distancia de ser jugado”, reza un informe del árbitro Gil Manzano, que fue difundido en las redes sociales.

Según el artículo 98 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol, Messi puede ser sancionado con una suspensión de 4 a 12 partidos. “Agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o a distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquel, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”, reza el documento.

La suspensión también incluye la prohibición de “alinearse, actuar, acceder al terreno de juego, al banquillo y a la zona de vestuarios”.

Por su parte, el exárbitro español Eduardo Iturralde afirmó en el programa Carrusel deportivo de la Cadena SER, que lo más probable es que “a Messi le van a caer 2 partidos de sanción”. “Si se considera agresión serían 4 partidos, pero me huele que le van a poner 2 partidos”, agregó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.