La violencia en Sinaloa provoca que cada día se desplacen de la sierra hasta cuatro personas, principalmente de Concordia, San Ignacio y Badiraguato; en el estado los organismos de derechos humanos tienen documentadas más de 34 mil personas desplazadas de 15 de los 18 municipios, en el periodo comprendido entre 2012 y 2017. El fenómeno de los desplazados genera que se pierda el arraigo de la gente por su tierra, además de los bienes patrimoniales.

En países como Colombia, donde la guerrilla y el narcotráfico provocaron el desplazamiento de cientos de miles, operan la Cruz Roja Internacional y la ONU para apoyar en la reconstrucción del tejido social. “Nosotros, ni siquiera el Gobierno federal ha planteado la posibilidad de que la Cruz Roja Internacional entre a ver el problema y que lo haga también la Vicepresidencia de la ONU, no lo han hecho”, dijo Óscar Loza Ochoa, ex presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa.

Por Marcos Vizcarra y Belizario Reyes

Culiacán/Ciudad de México, 18 de julio (Noroeste/SinEmbargo).- Desde que inició el 2017, cada día se desplazan de la sierra hasta cuatro personas, principalmente de Concordia, San Ignacio y Badiraguato.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Social, a la fecha ya suman 705 personas que fueron desplazadas de la zona serrana de esos tres municipios.

Sólo en Concordia se tiene datado que 525 personas se desplazaron de las comunidades de Pánuco, Las Charcas, Las Juntas, El Cuatantal, La Caña, Capilla de Taxte, Santa Lucía, La Petaca y La Válvula.

Apenas el 4 de mayo un grupo armado atacó a cuatro maestros en el poblado El Cuatantal. De ese ataque tres maestros perdieron la vida.

La persona que sobrevivió al ataque dijo que fueron emboscados a la altura del kilómetro 3+200 por hombres armados que estaban apostados en ambos lados de la carretera, mientras que la Fiscalía General del Estado sostuvo que pudo haber sucedido por una posible confusión.

Con el asesinato de los maestros, 60 niños de primaria y 26 de telesecundaria fueron afectados en sus clases desde esa fecha.

La dirección de Seguridad Pública de Concordia señaló que ese tipo de eventos suceden en el municipio por riñas entre gavillas, que al mismo tiempo han aprovechado la ausencia de elementos policiacos y militares.

El segundo municipio con mayor número de personas desplazadas es San Ignacio, con 95 personas que provienen de las comunidades Las Playitas, La Chora, Los Lotes y Azucena del Río.

El tercer municipio con más personas desplazados es Badiraguato, con 85 personas, que provienen de la comunidad de Huixiopa.

Ese lugar ha sido un punto de referencia sobre violencia desde junio del 2016, cuando comenzaron enfrentamientos entre grupos delincuenciales rivales, según informes de autoridades estatales y federales.

Esos enfrentamiento se trasladaron a otras comunidades de Badiraguato, entre ellos La Palma y La Tuna, donde también se reportaron, en ese tiempo, sin embargo, el registro de 2017 sólo establece que las personas desplazadas son de Huixiopa.

• 525 desplazados de Concordia.

• 95 se han desplazado de San Ignacio.

• 85 personas desplazadas de Badiraguato.

MÁS DE 34 MIL DESPLAZADOS DESDE 2012

En Sinaloa los organismos de derechos humanos tienen documentadas más de 34 mil personas desplazadas de 15 de los 18 municipios, en el periodo comprendido entre 2012 y 2017, reveló Óscar Loza Ochoa.

El ex presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa, y ex presidente de la CEDH, dio a conocer a nivel nacional, la cifra alcanza el millón de desplazados.

“Nosotros le hemos puesto números, porque la autoridad se negó por mucho tiempo, primero, a aceptar el fenómeno, y por el otro lado las cifras que dio eran las que tenían nada más registradas en Sedesol. Nosotros hablamos de más de 34 mil desplazados de 2012 a la fecha. En el País hay más de un millón”, añadió.

Este fenómeno genera que se pierda el arraigo de la gente por su tierra, además de los bienes patrimoniales.

“Me regreso a los desplazados de los años 70. El fenómeno de los cholos, el choque cultural que se dio entre aquellos niños que llegan desplazados de la sierra a Culiacán, Guasave, Guamúchil, a diferentes partes, aquí en Mazatlán, se manifiesta culturalmente en ese fenómeno, rechazados de las escuelas, de la educación, rechazados de empleo”, detalló.

Y como única alternativa, dijo “El Profe” Loza, llegaron a invadir terrenos porque no había reservas territoriales en las ciudades para atender las demandas de vivienda y de todo tipo de servicios.

En países como Colombia, donde la guerrilla y el narcotráfico provocaron el desplazamiento de cientos de miles, operan la Cruz Roja Internacional y la ONU para apoyar en la reconstrucción del tejido social.

“Nosotros, ni siquiera el Gobierno federal ha planteado la posibilidad de que la Cruz Roja Internacional entre a ver el problema y que lo haga también la Vicepresidencia de la ONU, no lo han hecho”, reiteró.

AUTORIDADES EVADEN RECOMENDACIONES

Loza Ochoa manifestó que no se ha atendido la recomendación que se hizo por los desplazados de Tamazula, Durango, hacia Cosalá, Sinaloa, en 2015, durante los operativos de la Marina para recapturar a “El Chapo” Guzmán.

Otra recomendación que no se ha atendido es la que se hizo en 2012 por los desplazamientos que se dieron en Choix, El Fuerte, Sinaloa municipio y Badiraguato, por la presencia de grupos de la delincuencia organizada.

“El problema es que hay un descuido completo, por eso tenemos la situación que tenemos hoy, por eso no han atendido las recomendaciones”, recalcó Loza Ochoa.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE NOROESTE. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.