Perdió 70 kilos, cuenta Rigroberto, un derechohabiente de la Unidad de Medicina Familiar No- 9, en Frontera Coahuila. ¿Cómo lo logró? 

Coahuila/SinEmbargo (Vanguardia/SinEmbargo).- De acuerdo a Rigoberto, un derechohabiente de la Unidad de Medicina Familiar No- 9, en Frontera Coahuila, hace 15 meses pesaba 150 kilos pero su vida cambió gracias a su doctora familiar.

NutrIMSS, el programa que ayudó a Rigoberto, se basa en sesiones educativas tipo talleres, con duración aproximada de dos horas, en los cuales se explica la importancia de consumir productos sanos, las combinaciones de alimentos, el plato del bien comer, tamaño de las porciones, importancia del agua pura (no refrescos, ni bebidas procesadas) y del ejercicio físico.

El Seguro social informó que en la unidad médica No. 9, se han incorporado alrededor de 350 pacientes de los cuales destaca Rigo, por el número de kilos que logró bajar y por la perseverancia con la que se mantiene en los sanos hábitos de vida; la gran mayoría de las personas logran bajar, cuando menos, el 10 por ciento de su peso.

NutrIMSS, el programa que ayudó a Rigoberto, se basa en sesiones educativas tipo talleres. Foto: Especial.

Rigoberto de 42 años, de oficio tornero, originario del municipio de Frontera, Coahuila, explicó que para él ha sido todo un reto adelgazar. Foto: Especial.

Reconocer que estaba enfermo lo llevó a buscar ayuda y la encontró en el Seguro Social. Foto: Especial.

“Este caso de éxito, ha sido esencial en el crecimiento del programa en esta región, ya que los pacientes llegan y preguntan por “la nutrióloga de Rigo”, solicitan su incorporación a NutrIMSS y su “Cartera de Alimentación Correcta y Actividad Física”.

Rigoberto de 42 años, de oficio tornero, originario del municipio de Frontera, Coahuila, explicó que para él ha sido todo un reto adelgazar. Asegura que siempre fue una persona delgada, cuando tenía 35 años comenzó a engordar, no le dio importancia y siguió en los hábitos inadecuados de alimentación hasta que el sobrepeso se convirtió en obesidad mórbida grado tres, que alteraba y ponía en peligro su vida.

Anteriormente era raro realizar actividades físicas. Se limitaba a ir de casa al trabajo, en la noche las cenas eran copiosas, con alto contenido de grasas y azucares. Actualmente, para mantener su peso, consume frutas, verduras, proteínas y se mantiene hidratado, además de practicar deporte.

Reconocer que estaba enfermo lo llevó a buscar ayuda y la encontró en el Seguro Social, ahora todos le preguntan cómo y dónde bajó de peso y con orgullo les responde que en la Clínica 9 del IMSS.”

Su testimonio, de acuerdo a un comunicado sirve de estímulo a otras personas con este tipo de padecimientos, por lo que envía para ellos un mensaje de apoyo, los alienta a preocuparse por su salud e invita a acudir a su unidad de adscripción, donde encontrarán una solución al problema.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Vanguardia. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.