DESTACADAS

Mayela lleva 11 meses desaparecida y las autoridades ya ni siquiera investigan

18/07/2021 - 10:00 pm

Griselda Mayela Álvarez Rodríguez, académica de 42 años de edad, desapareció el 11 de agosto de 2020 en la colonia del Lago, San Nicolás de los Garza en Monterrey, Nuevo León. Desde entonces, familiares y amigos han denunciado que las autoridades no han avanzado en su búsqueda.

Ciudad de México, 18 de julio (SinEmbargo).- Familiares, amigos y colegas de Griselda Mayela Álvarez Rodríguez, profesora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) desaparecida desde hace once meses, han denunciado que la inacción, omisión y lentitud de la Fiscalía de Justicia de Nuevo León ha impedido que el caso avance.

“La angustia y desesperación por conseguir respuestas aumenta cada día. La necesidad de exigir alguna noticia se ha convertido en una costumbre, y así no debería de ser, porque investigar y buscar es obligación de las autoridades”, dijo María Alejandra Hernández Álvarez, hija de la académica.

Desde el 17 de mayo pasado la familia de la víctima otorgó a la Fiscalía información valiosa para que en coordinación con la Comisión Local de Búsqueda lleve al rastreo y localización de la mujer, pero hasta la fecha no hay avances concretos en el caso.

La hija de Mayela, en compañía de su asesora y el director regional del CIESAS, detalló que las autoridades no han entrevistado al menos a cinco personas clave en el caso.

Jessica González abogada de la organización Alternativas Pacificas, que da acompañamiento a la familia, agregó que incluso existe el riesgo de que la información aportada se pierda porque la autoridad no ha valorado la trascendencia de la misma.

“La Fiscalía no está administrando la justicia de forma efectiva, son omisos en agotar las líneas de investigación y eso nos lleva a una demora de la investigación”, dijo la abogada.

Mayela cumple 11 meses desaparecida y las autoridades no avanzan en su búsqueda. Foto: Especial

Griselda Mayela Álvarez Rodríguez, de 42 años de edad, desapareció desde el 11 de agosto del año anterior. Desde ese día, cuando Mayela no se comunicó con su familia, la madre de la catedrática y María Hernández, la hija, comenzaron con la búsqueda entre familiares, amigos y colegas, pero no tuvieron resultados.

Entre la noche del 12 de agosto y madrugada del 13, interpusieron la denuncia correspondiente por la desaparición de la académica.

Mayela es madre de dos y laboraba como secretaria técnica del posgrado en antropología en el CIESAS de Monterrey, puesto en el que tenía seis años de antigüedad.

Colegas y amigos la describen como una persona profesional, eficiente en su trabajo, atenta con sus estudiantes y sus colegas. Además de ser una académica entregada, también es una atleta que logró un buen desempeño en competencias nacionales e internacionales de natación.

A CASI UN AÑO DE LA DESAPARICIÓN

Las investigaciones del caso  no avanzan porque aseguraron familiares de la víctima las indagatorias ministeriales se desarrollan de manera lenta y omisa, lo cual, motivó a que los familiares interpusieran una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Jessica González, abogada de la organización Alternativas Pacíficas, que da acompañamiento a los familiares, afirmó que la Fiscalía de Nuevo León no ha agotado las líneas de investigación que se tienen del caso y evita atraer toda fuente de información que permita avanzar en la veracidad de lo acontecido. Además, denunció, también se ha perdido evidencia debido a la lentitud con la que actúa la Fiscalía.

“Desde el aspecto legal, hacemos notar los tiempos de actuación de la Fiscalía General del Estado, los cuales, han llevado a la pérdida de material probatorio relevante a la investigación por la falta de debida diligencia”.

Un ejemplo de ello fueron algunos videos que se perdieron debido a que las autoridades solicitaron muy tarde el contenido de unas cámaras de seguridad, por lo que las imágenes fueron borradas. A su vez, la asesora jurídica reiteró que a la fecha tampoco se han realizado entrevistas a personas que, conforme a los hechos, podrían tener información importante para la localización de Mayela.

La abogada recordó que el Estado mexicano tiene la obligación de investigar seriamente las violaciones que se hayan cometido en su ámbito de jurisdicción a fin de identificar a los responsables e imponer las sanciones correspondientes, así como la de brindar información periódica a los familiares de la víctima.

La hija de Mayela detalló que son los familiares quienes “investigan”, pues la información de relevancia que se ha obtenido de forma reciente, es la que ha sido brindada por la familia: “Nosotros como familia no vamos a parar de buscarla”.

Familia, amigos, colegas y alumnos de la profesora investigadora piden que se esclarezca su paradero. Foto: Especial

“NI SIQUIERA NOS ATIENDEN”

La joven y las asesoras legales también denunciaron que tanto la Fiscalía como la Comisión Local de Búsqueda dejaron de brindar el apoyo y seguimiento a la investigación y que desde hace al menos cuatro meses ni siquiera han podido agendar una reunión.

“Observamos que las autoridades no responden como deberían. Ejemplo de ello son las reuniones regulares que solíamos tener con la Fiscalía y la Comisión Local de Búsqueda. La última se llevó a cabo el día 15 de marzo, y es fecha que no se ha logrado tener ni siquiera una fecha de reunión para conocer los avances obtenidos en la investigación, a pesar de haberla pedido en repetidas ocasiones”, señaló la hija.

González expuso que la reunión no ha sido posible “debido a la falta de disponibilidad en la agenda” de las autoridades, quienes no dan mayores respuestas.

“Cuatro meses sin reunirnos con las autoridades para conocer los avances de investigación nos parece un tiempo excesivo”, dijo la abogada.

María Alejandra detalló que constantemente se les pregunta a las autoridades sobre posibles fechas para que puedan ser atendidas, pero no les agendan: “Estamos impacientes en saber qué pasó, en tener una respuesta para saber sobre el paradero de mi mamá”, agregó.

La joven detalló que cada vez que la familia pide avances, lo único que reciben por respuesta es que “todo lleva un proceso” y que deben de esperar.

José Juan Olvera, director regional del CIESAS Ciudad de Monterrey, dijo que es preocupante que la familia lleve semanas solicitando reuniones para que les presenten avances de investigación y las autoridades ni siquiera les hayan otorgado una fecha.

“Exigimos a las autoridades ser sensibles al dolor que aqueja a los familiares de Mayela, y de todas las personas desaparecidas. Es su obligación atenderlos e investigar”, dijo Olvera.

Y agregó: “nos preocupa que tanto la hija de Mayela, como las abogadas, señalen que aún falta por entrevistar a personas claves. Nos preguntamos: ¿qué están esperando las autoridades para llamarlas a comparecer?”

El director del CIESAS señaló que hay un desinterés del Estado para investigar y sancionar las desapariciones de personas, pues los funcionarios no prestan atención al caso de Mayela y a los más de cinco mil registrados en Nuevo León.

“Al no investigar debidamente, el Estado se vuelve responsable entonces de permitir que ocurran las desapariciones”, sentenció.

La familia de Mayela exigió y clamó porque se le dé celeridad a la investigación y localicen a la profesionista.

“Es un sufrimiento constante el no saber dónde está mi mamá cada día que pasa, y es por ello que exigimos que las acciones de investigación sean prontas y efectivas para localizarla”, abundó María Hernández.