El exsecretario de la Defensa Nacional durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, el General Salvador Cienfuegos, fue entregado este miércoles a México después de que Estados Unidos le retirara los cargos por narcotráfico y lavado de dinero.

Ciudad de México, 18 de noviembre (SinEmbargo/AP).– El General Salvador Cienfuegos ya se encuentra en México luego de que Estados Unidos retirara los cargos en su contra por narcotráfico y lavado de dinero, confirmó hoy la Fiscalía General de la República (FGR). El exsecretario de la Defensa Nacional no fue detenido, autoridades mexicanas solo le informaron que ya es investigado en el país.

“A las 18:40 horas de este día, arribó al hangar de la Fiscalía General de la República, ubicado en el Aeropuerto de Toluca, Estado de México, la aeronave Gulfstream 4, matrícula N40VC, del Gobierno de los Estados Unidos, la cual procedía del Aeropuerto de Nueva Jersey. Una vez arribada dicha aeronave, se le realizaron las tareas de recepción”, detalló la fiscalía en un comunicado.

De acuerdo con la dependencia, el General de División en retiro descendió de la aeronave a las 18:48 horas, vestía ropa formal y corbata.

Las autoridades detallaron que fue llevado a una sala privada en las oficinas de hangar de la FGR para realizar un dictamen pericial médico en el que se concluyó que su estado de salud es favorable.

El exfuncionario fue notificado sobre la existencia de una investigación en su contra iniciada por la FGR con la información que recibió del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América.

“El General Cienfuegos se dio por notificado y proporcionó toda su información personal y de contacto, incluyendo domicilio y teléfono celular, donde puede ser localizado y citado para las diligencias a que haya lugar y ordene el Ministerio Público de la Federación, manifestando su total disposición de atender los requerimientos propios de la investigación”, expuso la FGR.

Detalló que el exsecretario de la Defensa Nacional durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) se retiró de las oficinas de la FGR ubicadas en el hangar de Toluca a las 19:12 horas.

Fiscales de Estados Unidos avisaron por carta a la Jueza Carol Amon, de la corte del distrito este de Nueva York, el miércoles por la noche que los alguaciles “habían transportado” a Cienfuegos a México “de forma exitosa”. La carta está disponible en el sistema electrónico de los tribunales federales estadounidenses.

Previamente, el abogado del General en retiro, Rafael Heredia, dijo en entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula que Cienfuegos sería trasladado a su casa.

“Dentro de mi información como abogado, será recibido en México, será trasladado a su casa. Yo no puedo afirmar cómo será recibido, creo yo como cualquier ciudadano mexicano, trasladándose a su casa”, adelantó.

 EU RETIRA LOS CARGOS

Una Jueza de Nueva York accedió el miércoles a que se retiren los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que pesan sobre el General Salvador Cienfuegos, en una decisión inusual tomada después de que el Gobierno mexicano hiciera amenazas veladas de cortar la cooperación con Estados Unidos.

Dos funcionarios, uno mexicano y otro estadounidense, dijeron a Associated Press que el Gobierno de México amenazó con expulsar al director regional de la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) y a agentes a menos que Estados Unidos abandonara el caso. Dijeron que eso fue parte de la negociación pero que no darían más detalles.

Los funcionarios pidieron guardar el anonimato porque no están autorizados a hablar sobre el caso.

Fotografía de archivo fechada el 15 de septiembre de 2017, del exsecretario de Defensa, Salvador Cienfuegos. Foto: José Pazos, EFE.

La decisión de la Jueza Carol Amon abrió el camino para que Cienfuegos fuera devuelto a México y enfrente un proceso legal. Amon aprobó la petición de la Fiscalía de retirar los cargos y dijo que Cienfuegos dejaría entonces “de forma expedita” Estados Unidos para dirigirse a México acompañado por alguaciles estadounidenses.

El martes, en una decisión inédita, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que pediría que se retiraran los cargos contra el General. El Gobierno mexicano lo elogió y dijo que el arresto de Cienfuegos el mes pasado lo había tomado por sorpresa y que Washington no había compartido información sobre la acusación contra él.

Durante la audiencia del miércoles, la Jueza le preguntó al Fiscal Seth DuCharme si el Secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, era quien quería el retiro de los cargos, a lo que DuCharme respondió que sí. DuCharme dijo que la decisión responde a un “equilibrio de intereses” y que el Gobierno estadounidense cree que la medida es beneficiosa para la relación bilateral de ambos países.

Amon admitió que la petición de la Fiscalía no es muy común, pero dijo que la ley dice que debería aprobarse a menos que sea contraria al beneficio del interés público. La Jueza agregó que son “cargos muy serios contra alguien muy importante”, pero señaló que no tiene “motivos para dudar de la sinceridad de la posición del Gobierno”.

El Secretario de Relaciones Exteriores mexicano Marcelo Ebrard dijo el miércoles que él le había dicho a Barr que Estados Unidos tenía que escoger entre juzgar a Cienfuegos o continuar la cooperación con México.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores. Foto: Cuartoscuro.

Ebrard explicó que no amenazó con “ninguna acción específica”, pero dijo que imaginaba que a Barr eso “le preocupó”. El Canciller también dijo que llamó al Embajador estadounidense en México, Christopher Landau, para expresarle el enfado de México.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que la Fiscalía en México decidiría si detenía al General, pero reconoció que era posible que quedara libre por la falta de cargos en su contra.

“No significa impunidad, significa que se inicie una investigación, que ya comenzó a partir de que nos envían elementos de prueba”, indicó.

–Con información de AP