Mundo

No hay vacuna para viruela del mono, pero hay países que comprarán para virus común

20/05/2022 - 8:12 pm

Al menos 12 países han confirmado que cuentan con casos positivos de la llamada viruela del mono, que hasta hace algunos años era difícil que se registrara fuera de África, en donde es endémica en ciertas regiones. Pero aunque no se cuenta con un antiviral desarrollado específicamente para combatir esta enfermedad, la vacuna contra la viruela convencional puede ser efectiva hasta en un 85 por ciento, por lo que algunos gobiernos ya contemplan su uso.

Ciudad de México, 20 de mayo (SinEmbargo).- Hasta este viernes hay 41 casos positivos confirmados de la viruela símica a en todo el mundo, según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y de las propias autoridades locales, las cuales ya prevén la compra de la vacuna convencional a falta de un antiviral para propio del virus animal. En tanto, el ECDC anunció que está desarrollando una evaluación rápida de riesgos, que se publicará a principios de la próxima semana, y Perú activó su sistema sanitario para detectar los posibles casos de viruela que se pudieran presentar.

Ante la alza en el número de contagios de viruela del mono en diversas naciones, éstas ya consideran diversas medidas para frenar la expansión de la enfermedad, que hasta hace pocos años se presentaba fuera de África, y que según autoridades sanitarias internacionales tiene un riesgo de mortalidad bajo, por lo que varios países han planteado la posibilidad de comprar de vacunas, y en otros tantos han activado alertas para detectar a oportunamente la infección.

Este 20 de mayo, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) confirmó que en España hay siete casos de la llamada viruela del mono, además de otros 23 casos sospechosos. Además, el Ministerio de Sanidad español indicó que las muestras recibidas ascienden a 30, pero dos volverán a ser analizadas, ya que sus resultados no han sido concluyentes, de los que se esperan los resultados la próxima semana.

Asimismo, indicó que en Portugal se tiene certeza de 14 pacientes contagiados por la viruela del mono, además de 20 casos sospechosos, todos en la región de Lisboa y el Río Tajo, y tras las pruebas pertinentes, la Dirección General de Sanidad lusa informó de sus contagios detectados pertenecen a una variedad del virus de África Occidental que “es menos agresiva”.

Un paciente con erupciones causadas por la viruela del simio. Foto: Wikimedia Commons/Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos vía The Conversation

En Bélgica se confirmaron dos contagios, lo mismo que en Canadá, aunque en ésta última se tienen 17 casos sospechosos, de acuerdo con información de la Agencia de Sanidad Pública de Canadá (PHAC) y el Ministerio de Sanidad de Quebec , las cuales detallaron mediante un comunicado que tras realizar las pruebas correspondientes en el Laboratorio Nacional de Microbiología se comprobaron ambos contagios.

Theresa Tam, Directora de Sanidad pública canadiense, sugirió que el virus símico pudo haber evolucionado y cambiado su forma de contagio. “Tenemos que estar abiertos a que puede haber algo evolucionado y cambiado”, expresó en una rueda de prensa este viernes, y enfatizó que la aparición de tantos casos fuera de África, donde la enfermedad se originó, es un hecho insólito.

La funcionaria canadiense también dio a conocer que el Gobierno de Canadá está intentando incrementar su inventario de dosis de la vacuna contra la viruela humana, que ha demostrado ser efectiva también contra la viruela del mono.

El ECDC señaló que Australia, Francia, Suecia y Estados Unidos cuentan con un caso positivo, respectivamente, de la llamada viruela del mono. En el país norteamericano el contagio se detectó en Massachusetts, y el Departamento de Salud estadounidense detectó otro caso sospechoso.

En Alemania, el Servicio Médico de la Bundeswehr informó que el Instituto de Microbiología de las Fuerzas Armadas en Múnich detectó un caso del virus de la viruela del mono en Alemania, y aseguró a la población que el contagio de esta enfermedad no se transmite fácilmente de persona a persona.

El Instituto de Salud Pública (RIVM) de Los Países Bajos confirmó este viernes un caso a través de un comunicado, en el que no dio mayores detalles del posible origen de la infección del paciente en cuestión. “El RIVM espera que incluso más personas se hayan infectado en Países Bajos. Una actualización sobre cualquier infección recién descubierta se anunciará después del fin de semana”, agregó el instituto en el documento.

En Italia también se detectó un caso en cada país. Además, en territorio italiano se sospecha de otros dos contagios, como dio a conocer Alessio D’Amato, Concejal de Salud e Integración Sociosanitaria de la Región del Lacio, a través de su cuenta oficial de Facebook.

En tanto, el Servicio de Vigilancia de Enfermedades Infecciosas del Lacio, la región de Roma, detalló mediante un comunicado que los tres pacientes se encuentran ingresados en el Instituto Lazaro Spallanzani de la capital. Por su parte, el director general del Spallazani, Francesco Vaia, afirmó que el primer mensaje que hay que dar es “que no hay motivo de alarma” y que la “situación tiene que mantenerse bajo control”, en una rueda de prensa tras comunicarse los dos nuevos casos.

“Las tres personas se encuentran en buen estado de salud, sólo una ha presentado fiebre de corta duración y todas ellas tienen los ganglios linfáticos inflamados y presenta dolor, así como la aparición de un número limitado de pequeñas pústulas cutáneas localizadas”, añadió Vaia.

Sajid Javid, secretario de Sanidad de Reino Unido, dio a conocer que ya cuentan con 11 casos, de los que en su mayoría, dijo, presentan síntomas leves y afirmó que ya adquirieron vacunas para combatir el contagio. “La mayoría de los casos son leves y puedo confirmar que hemos adquirido más dosis de vacunas que son eficaces contra la viruela del mono”, detalló en una publicación en su cuenta oficial de Twitter.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la salud (OMS), la viruela símica es una enfermedad provocada por un virus que se transmite de los animales a los humanos, y se detectó por primera vez en 1970 en áfrica, en la República Democrática del Congo, en donde es un padecimiento endémico.

Aunque esporádicamente se había presentado en países fuera de esa región como algunas partes centrales y occidentales de la selva tropical de África, en 2003 se confirmaron 47 casos de viruela símica en los Estados Unidos, pero después se determinó que las personas contagiadas tuvieron contacto con perros de la pradera domésticos que previamente fueron infectados por roedores africanos importados al país.

“Desde 1970, se han notificado casos humanos de viruela símica en 10 países africanos: Camerún, Côte d’Ivoire, Gabón, Liberia, Nigeria, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Sierra Leona y Sudán del Sur. En 2017, Nigeria sufrió el mayor brote documentado, aproximadamente 40 años después de los últimos casos confirmados”, explica la OMS en una nota de prensa del 19 de mayo de 2022.

Además, estima que hay miles de infecciones de viruela símica en aproximadamente una docena de países africanos cada año. La mayoría de ellas se registran en el Congo, que reporta unos seis mil casos anuales, y en Nigeria, con unos mil casos al año. En ocasiones se detectan casos aislados de viruela símica fuera de África, incluyendo en Estados Unidos y Gran Bretaña. Los casos suelen estar vinculados con viajes realizados a África o con el contacto con animales de zonas en las que la enfermedad es más común.

El organismo internacional explicó que en los casos iniciales, la infección se produce luego del contacto directo con animales infectados, como monos, ardillas o ratas gigantes de Gambia, y enfatizó que los roedores son el principal reservorio del virus, y uno de los posibles factores de riesgo es una mala cocción de la carne de animales infectados.

Agregó que la transmisión secundaria, de persona a persona, se produce al estar en contacto con secreciones que contengan el virus, fluidos del paciente o materiales de la lesión, así como a través de la placenta (viruela símica congénita).

La OMS subrayó que tras estudios practicados a la viruela símica del perro de la pradera al ser humano, se identificaron dos clases diferentes del virus, el de la cuenca del Congo y del de África occidental, de los cuales el primero es el más virulento. Sin embargo, en ambos casos, la viruela del mono provoca síntomas más leves que la viruela humana, pese a que pertenecen a la misma familia.

Infografía de países que han reportado casos de viruela del mono. Imagen: EFE

Respecto a los síntomas, la mayoría de los pacientes sólo experimentan fiebre, dolores corporales, escalofríos y fatiga. Las personas que resultan afectadas con mayor gravedad pueden desarrollar erupciones y lesiones en cara y manos que pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

El periodo de incubación tarda de unos cinco días a tres semanas en desarrollarse, y el periodo de recuperación en la mayoría de las personas contagiadas es de dos a cuatro semanas sin necesidad de ser hospitalizadas, ya que los organismos internacionales de salud indican que tiene una tasa de mortalidad baja, sólo en una de cada 10 personas y se cree que es más grave en los niños, y en personas con el Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)

Aunque no se cuenta con una vacuna contra el virus símico, la vacuna contra la viruela convencional es eficaz hasta en un 85%, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, pero no está disponible, ya que el antiviral se dejó de producir cuando se erradicó el virus humano, en 1980. Sin embargo, algunos países han anunciado que están considerando adquirir la vacuna convencional.

Por su parte, el ECDC anunció que se mantiene en continuo monitoreo del avance de la epidemia, y que ha llevado a cabo reuniones multilaterales entre los países afectados. Además, prevé realizar una Evaluación Rápida de Riesgos, misma que se publicará a inicios de la próxima semana, y hasta el cierre de esta nota el resto de los organismos internacionales en materia de salud no se habían pronunciado al respecto de la producción o uso de una vacuna o de medicamentos para combatir la infección.

Asimismo, recomendó que “cualquier persona que presente síntomas indicativos de viruela del simio debe buscar atención especializada y debe abstenerse de actividades sexuales o cualquier otro tipo de actividad que implique contacto cercano hasta que se descarte la viruela del simio o se resuelva la infección”, mientras que “los casos sospechosos deben ser aislados y examinados y notificados con prontitud”.

“Si las vacunas contra la viruela están disponibles en el país, se debe considerar la vacunación de contactos cercanos de alto riesgo después de una evaluación de riesgo-beneficio. Para casos severos, se puede considerar el tratamiento con un antiviral registrado, si está disponible en el país”, añadió el ECDC.

Esta imagen de un microscopio electrónico, proporcionada el miércoles 18 de mayo de 2022 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, muestra viriones maduros de viruela símica, de forma ovalada (izquierda) y viriones inmaduros esféricos (derecha), obtenidos de una muestra de piel humana vinculada con un brote de 2003. (Cynthia S. Goldsmith, Russell Regner/CDC vía AP)

En tanto, en Latinoamérica, Perú es el único país que ya tomó medidas. El sistema sanitario peruano entró este viernes en alerta ante la posible aparición de casos de viruela del mono, reportados por ahora en Europa, Canadá y Estados Unidos, para poder controlar esa incidencia y evitar la propagación del virus.

El Ministerio de Salud informó que la alerta epidemiológica comprende a los establecimientos de salud públicos y privados en las 25 regiones del país, a los hospitales del seguro social Essalud y los centros médicos de las fuerzas armadas y policiales.

Explicó que, ante la identificación de un caso compatible con viruela del mono, se debe ampliar la investigación epidemiológica incluyendo el censo y seguimiento de contactos, y también se deberá descartar los diagnósticos de sífilis, varicela, rubeola, sarampión, así como herpes simple 1 y 2.

Asimismo, detalló que el diagnóstico se realizará con una muestra de suero hisopado de las lesiones de piel y de las costras secas, o piel cubriendo la lesión.

Con esas muestras se procesarán las pruebas de serología para la detección de anticuerpos.

Los médicos en los centros de salud deben reportar los casos compatibles con viruela del mono a los responsables de epidemiología de los establecimientos de salud.

Paciente infectado por el virus de la viruela del simio. Foto: OMS

Con información de EFE y AP

Nora Nancy Gaspar Resendiz
Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas