La mariguana podría ser un auxiliar en el tratamiento del síndrome de Dravet (un complejo trastorno de epilepsia infantil asociado a convulsiones y con resistencia a fármacos), según un estudio desarrollado por científicos estadounidenses y publicado en The New England Journal of Medicine.

Por Laura Martín San Juan

Ciudad de México, 20 de junio (SinEmbargo/ASMéxico).- Siempre que surgen noticias en torno a la mariguana en ensayos clínicos, son muchos los que buscan que se dé por fin luz verde a determinados tratamientos y tenga gran parte de uso medicinal. Si analizamos los más de 400 compuestos químicos presentes en esta planta únicamente el tetrahidrocannabinol (THC) es el que produce la embriaguez que buscan muchos usuarios.

Sin embargo, la aprobación de su uso puede avanzar si analizamos el último ensayo que se ha publicado en The New England Journal of Medicine, mismo que está relacionado con el síndrome de Dravet. Éste es un trastorno complejo de la epilepsia infantil que se asocia con convulsiones resistentes a fármacos y una alta tasa de mortalidad. En el ensayo se estudió el empleo del cannabidiol en el tratamiento de las convulsiones resistentes a fármacos con este síndrome.

Por primera vez, los científicos han demostrado que un componente de la cannabis reduce las convulsiones en niños con esta forma rara de epilepsia.

EL PROYECTO

En este ensayo doble, ciego y controlado con placebo, se escogieron, aleatoriamente, a 120 niños y adultos jóvenes con el síndrome de Dravet y convulsiones resistentes a fármacos, para poder recibir la solución oral de cannabidiol en una dosis de 20 mg / kg de peso corporal por día, además del tratamiento antiepiléptico estándar. Lo más llamativo fue la reducción de convulsiones.

RESULTADOS

-La frecuencia media de las convulsiones durante un mes disminuyó de 12.4 a 5.9 con cannabidiol, en comparación con una disminución de 14.9 a 14.1 con placebo.

-El porcentaje de pacientes que presentaron al menos un 50 por ciento de reducción en la frecuencia convulsiva fue de 43 por ciento con cannabidiol y 27 por ciento con placebo.

-La condición general del paciente mejoró en al menos una categoría en la escala de siete categorías de Caregiver Global Impression of Change en el 62 por ciento del grupo cannabidiol en comparación con el 34 por ciento del grupo placebo.

-La frecuencia de las convulsiones totales se redujo con el cannabidiol pero no hubo una reducción significativa en las convulsiones no convulsivas.

-El porcentaje de pacientes libres de convulsiones fue de 5 por ciento con cannabidiol y 0 por ciento con placebo.

-Los efectos secundarios más comunes en el grupo de cannabidiol que en el grupo placebo incluyeron diarrea, vómitos, fatiga, pirexia, somnolencia y resultados anormales en las pruebas de función hepática.

MEDICAMENTOS CON CANNABIS

Existen dos medicamentos a base de THC, aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, dronabinol (Marinol®) y nabilone (Cesamet®), prescritos en forma de pastilla para las náuseas en pacientes que están recibiendo quimioterapia y para estimular el apetito en pacientes con síndrome consuntivo por el SIDA.

Además, hay varios medicamentos a base de marihuana que están en proceso de ensayos clínicos. Uno es el Nabiximols (Sativex®), un aerosol bucal disponible en el Reino Unido, Canadá y varios países europeos para el tratamiento de la espasticidad y el dolor neuropático que pueden acompañar la esclerosis múltiple, que combina el THC con otros químicos de la marihuana llamados canabidioles.

Hay una medicina liquida a base de canabidioles llamada Epidiolex, que está siendo examinada en los Estados Unidos para usarla para el tratamiento de dos formas severas de epilepsia infantil, el que hemos comentado del Síndrome de Dravet y el Síndrome de Lennox-Gastaut (una variante de epilepsia infantil de difícil manejo, que aparece entre los dos y seis años de vida, y que se caracteriza por convulsiones frecuentes y diversas; a menudo se acompaña de discapacidad intelectual y problemas conductuales).

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ASMéxico. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.