Beber suficiente agua es uno de los más poderosos hábitos de salud y es indispensable para el buen funcionamiento de absolutamente todo el organismo. Estar bien hidratados interviene en el estado de ánimo y niveles de energía.

Por Lorenza Amor

Ciudad de México, 20 de junio (LaOpinión).- Una de las más grades e infalibles recomendaciones de salud es beber agua, no sólo es esencial para el funcionamiento del organismo se trata de un hábito que conduce a grandes beneficios medicinales. No en vano el agua representa el 75 por ciento del peso corporal y juega un papel clave en la regulación total del cuerpo, interviniendo en las funciones del cerebro, rendimiento físico, digestión, circulación y muchos otros aspectos.

Beber suficiente agua es sumamente importante para la salud, si te has preguntado si existe un mejor momento del día para hidratarte seguramente te resultará interesante este contenido. Conoce las bondades que te brindará tomar agua en los diferentes momentos del día ¡Te sorprenderás!

1. Por la mañana
No en vano beber un vasito de agua tibia a primera hora por la mañana es uno de los más populares remedios para iniciar el día con el pie derecho. También para algunas personas beber una buena cantidad de agua por la mañana resulta una buena manera de integrarlo como parte de los hábitos saludables con los que despertamos y resulta una extraordinaria opción para aumentar el consumo de líquidos a lo largo del día. A la vez iniciar el día con los correctos niveles de hidratación, no solo previene la deshidratación resulta una costumbre benéfica para mejorar el estado de ánimo, los niveles de energía y la mayoría de las funciones cognitivas, de hecho existen diversos estudios que han comprobado que padecer ciertos niveles de deshidratación se relaciona con problemas en la memoria, de concentración, problemas de ansiedad y fatiga extrema.

.Beber los niveles correctos de agua ayuda a prevenir y combatir los dolores fuertes de cabeza. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

2. Antes de las comidas principales
Beber un vaso de agua justo antes de comer es considerada una buena y sencilla estrategia cuando estás tratando de perder peso, esto se debe a que se relaciona con una mayor sensación de saciedad que ayuda a disminuir la ingesta de alimentos, es un buen tip para no excedernos. Diversos estudios han comprobado que beber un vaso de agua antes de las comidas principales disminuye el hambre y la ingesta de calorías, también es un hábito que aumenta el consumo de líquidos naturales a lo largo del día

3. Antes y después de hacer ejercicio
Cuando realizamos actividad física el cuerpo pierde agua y electrolitos a través del sudor, es por ello que beber agua antes y después de hacer ejercicio es un hábito clave para mantener al cuerpo hidratado y ayudar a reponer los líquidos. Está comprobado que las pérdidas excesivas de líquido durante el entrenamiento son razón para dañar el rendimiento físico y causar un desequilibrio en los electrolitos, los especialistas recomiendan beber suficiente agua después de hacer ejercicio para reemplazar los líquidos perdidos y optimizar el rendimiento.

CONSEJOS CLAVE:
Recuerda que la llave del éxito siempre será ser constante, mantener día con día los óptimos niveles de hidratación en el cuerpo es la llave para asegurar magníficas mejorías en el funcionamiento del organismo, entre las que se destacan las siguientes:

.Mejorar el rendimiento físico.

.La correcta hidratación tiene un efecto importante en los niveles de energía y en el funcionamiento cerebral.

.Es el mejor aliado para depurar el organismo y eliminar todo lo que no necesita.

.Beber los niveles correctos de agua ayuda a prevenir y combatir los dolores fuertes de cabeza.

.Es uno de los mejores remedios para combatir el estreñimiento y se relaciona con mejoras en el funcionamiento digestivo e intestinal.

.Asegurar la correcta ingesta de líquidos naturales es un gran remedio para cuidar la salud renal y evitar la formación de cálculos o piedras en los riñones.

.Beber suficiente agua es una de las mejores formas de prevenir la resaca.

.Un aspecto clave para asegurar la pérdida de peso es tomar suficiente agua, esto interviene en acelerar el metabolismo, ayuda a quemar grasas y mejora la digestión.

.Un buen consumo de líquidos naturales combate la inflamación y es un buen aliado del sistema inmunológico para prevenir la aparición de todo tipo de enfermedades.

.Estar bien hidratados es el secreto para una piel radiante de adentro hacia afuera, es un buen aliado para evitar erupciones, acné e inflamaciones.

Recuerda la importancia de distribuir la ingesta de líquidos naturales a lo largo del día, te mantendrá con buena energía y facilitará las funciones vitales de todos los órganos y sistemas del cuerpo. La recomendación es consumir entre 1.5 y 2.0 litros por día, puedes complementarlos con aguas infusionadas con frutas, tés e infusiones herbales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.