Un rancho de lavanda para disfrutar de un fin de semana relajante

20/06/2021 - 12:01 am

El Pueblo Mágico Mineral de Pozos se encuentra aproximadamente a 4 horas de la Ciudad de México, en él hay un Rancho de Lavanda que permite vivir días de relajación completa. Desde la entrada se puede notar que es un sitio diferente y un letrero de madera, al estilo del viejo oeste, da la bienvenida.

Ciudad de México, 20 de junio (SinEmbargo).- El aroma a lavanda es usado para ayudar a la relajación y se incluye en un sinfín de productos como jabones, esencias, shampoo, dulces y mucho más. En Guanajuato hay un rancho con coloridos campos de color morado en los que siembran esta flor, perfecto para quienes disfrutan de esta flor y de pasar días relajantes.

El Pueblo Mágico Mineral de Pozos se encuentra aproximadamente a 4 horas de la Ciudad de México, en él hay un Rancho de Lavanda que permite vivir días de relajación completa. Desde la entrada se puede notar que es un sitio diferente y un letrero de madera, al estilo del viejo oeste, da la bienvenida.

La lavanda es una planta de un fascinante color morado y comúnmente usada para la relajación en un sinfín de productos. Foto: Cortesía

En el rancho se puede descubrir y aprender de la mano de un guía especializado el proceso completo por el que pasa la lavanda, desde la germinación hasta la destilación de la planta, mientras se recorren los campos repletos de diversas especies de lavanda. Cabe resaltar que esta planta florece en temporada de lluvia, por ello, para disfrutar de los campos pintados de morado, se recomienda visitarlos de junio a agosto.

El sitio cuenta con una tienda para comprar alguno de los productos que ahí se fabrican a base, por supuesto de lavanda, romero y salvia. Hay desde los productos típicos como aceites esenciales, jabones para cuerpo, cremas de manos, aromatizantes, hasta lo más recientes y adaptados a la nueva normalidad, como gel antibacterial y sanitizantes con aroma a lavanda.

En el Pueblo Mágico de Mineral de Pozos hay un Rancho de Lavanda en donde se puede disfrutar de un fin de semana de relajación. Foto: Cortesía

El Rancho de Lavanda tiene su propio restaurante para disfrutar de una deliciosa comida, destaca que algunos de sus alimentos son preparados con lavanda. Para el plato fuerte la recomendación es la hamburguesa hecha con pan de lavanda o bien, algunos cortes de carne sazonados también con esta planta. También hay nieve, paletas heladas o un crujiente y delicioso rol de canela hasta cerveza artesanal, todos ellos hechos de lavanda.

Si después del recorrido queda la sensación de que la experiencia en el Rancho de Lavanda no ha terminado, es posible quedarse a dormir ahí. El sitio cuenta con cabaña para toda la familia, con dos habitaciones, baños completos, estancia, cocina y una terraza donde para organizar un asado.

Sin duda alguna, una experiencia única, pintada de color morado y llena de relajación de principio a fin.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas