Ciudad de México, 20 de noviembre (SinEmbargo).– Autoridades de la Suprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) hallaron cuatro cuerpos más en las fosas clandestinas ubicadas en la comunidad de La Barca,  en los límites de los estados de Michoacán y Jalisco.

Los trabajos de búsqueda continúan en la zona luego de que un grupo de policías municipales de Vista Hermosa declararon que ahí podrían estar los cuerpos de dos agentes de la Policía Federal Ministerial, desaparecidos desde el pasado 3 de noviembre.

Autoridades de Michoacán hallaron, el pasado lunes 4 de noviembre, una patrulla de la Policía Federal Ministerial calcinada en el municipio de Vista Hermosa, Michoacán. Los dos tripulantes, los uniformados René Rojas Márquez y Gabriel Quijadas Santiago, fueron reportados como desaparecidos un día antes. La última vez que se tuvo comunicación con ellos fue a las 19:00 horas y después no se supo nada.

Posteriormente, elementos de la PF y del Ejército arrestaron a 22 policías municipales de Vista Hermosa y a tres civiles. Seis oficiales confesaron tener información relacionada con los desaparecidos.

Lo que fue confirmado como la búsqueda de dos agentes federales, ha derivado en el hallazgo de fosas clandestinas en las que, hasta el momento, se localizaron 25 cuerpos.

El pasado sábado 8 de noviembre, la Agencia de Investigación Criminal comenzó la búsqueda de los cuerpos de los oficiales en cuatro puntos de La Barca, pues los arraigados señalaron que en esas zonas hay fosas clandestinas.

El 12 de noviembre hallaron seis cadáveres, algunos mutilados. Al día siguiente, la cifra aumentó a nueve cuerpos. Aun si saber si estaban los cuerpos de los dos Policías Desaparecidos.

En la madrugada del viernes 15 de noviembre, las autoridades informaron que va un total de 18 cuerpos los que estaban enterrados en las fosas clandestinas entre ellos el de dos mujeres, 15 hombres y una osamenta que es estudiada por personal pericial.

Y finalmente en la víspera aumentó la cifra a 21 cuerpos.

Elementos del Ejército, Policías Federales, de la Procuraduría, tanto de la República como el estado continúan la búsqueda de más cuerpos.

Los primeros nueve cuerpos que hallaron fueron enviados a la Ciudad de México para que se les realicen pruebas químicas y de ADN para identificarlos y determinar la causa de su muerte.

De manera extraoficial se reportó que sí están los cuerpos de los dos oficiales desaparecidos el 3 de noviembre. Sin embargo, ninguna autoridad ha emitido algún pronunciamiento al respecto.