Becerro encadenado en la nieve. Foto: Joane McArthur, We Animals

Esta semana hemos tenido una intensa oleada de frío en el norte del país, hemos estado con energía eléctrica intermitente, con cortes de agua y aguantando temperaturas congelantes. Estos mismos días también he visto múltiples noticias de animales abandonados a su suerte sufriendo y muriendo de frío en la calle, encadenados en casas, en patios aguantando la nieve y la lluvia, y no son sólo los animales de compañía (perros y gatos) los que sufren así.

Me da muchísimo pesar pensar en todos los animales en las granjas en donde les proporcionan el mínimo bienestar, animales como las gallinas en jaulas de batería que no pueden ni siquiera moverse y sus patas solo descansan en frío metal, animales como las cerdas en jaulas de gestación que tampoco pueden moverse ni voltearse y no descansan en otra cosa más que en cemento, animales como borregos, vacas y chivos que están hacinados en corrales, esta semana debe haber sido muy difícil y dolorosa para millones de animales que son explotados como comida.

En el Santuario Libres al fin donde albergamos animales explotados en granjas como chivos, borregos, cerdos, hemos tenido días complicados tratando de mantenerlos en las mejores condiciones para que estén cómodos, usamos paja mantenerlos calientes a todos, esa paja se reemplaza por nueva una vez que ya está húmeda, los cerdos se cubren completos y solo se levantan para lo esencial, los chivos se resguardan en sus refugios y los borregos son los que toleran el frío un poco más.

Ramones enterrados. Foto: Santuario Libres al Fin

En el caso de las aves como las gallinas y gallos, son muy delicados y mantenemos su refugio libre de corrientes de aire con lonas y a los más pequeños los resguardamos dentro de casa. Estos días también se han congelado las aguas de beber y es necesario calentarlas varias veces al día para que los animales puedan mantenerse hidratados.

Bebedero congelado. Foto: Santuario Libres al Fin

Los animales también sienten frío, y mantenerlos calientes es un trabajo titánico. En este duro invierno ayuda a algún animal sin hogar, apoya los refugios de animales de compañía de tu localidad, ayuda a los Santuarios de animales de granja y al duro trabajo que están haciendo en estas condiciones.

Shelly con abrigo. Foto: Santuario Libres al Fin.

Redes sociales Santuario Libres al Fin.
Facebook: https://www.facebook.com/SantuarioLibresAlFin
Instagram: @SantuarioLAF