Ishbel Bautista se metió a la piel de uno de los personajes más controversiales de la historia de América: El de la Malinche. Dar vida a esta mujer inteligente y con gran habilidad diplomática fue un reto para la actriz que ha dado años al teatro y que ahora da un salto a la televisión.

Ciudad de México, 21 de noviembre (SinEmbargo).– Una mujer inteligente con grandes habilidades para la diplomacia fue quien puso los lazos para que dos culturas totalmente diferentes se conocieran y conciliaran. Su nombre es Malinalli, Malintzin, Marinala Malinche.

La vida y la participación que tuvo esta mujer, nacida en Veracruz, durante la invasión Española a México queda plasmada en la serie Hérnan, una producción original de Amazon Prime Video que llega a la plataforma este jueves.

La actriz que es la encargada en interpretar a quizá uno de los personajes de la historia de México más estigmatizados es Ishbel Bautista. En entrevista con SinEmbargo, nos cuenta cómo fue meterse en la piel de un personaje tan polémico y delicado.

La actriz explicó que para poder lograr la interpretación de su personaje tuvo que alejar de él calificativos como el de “una mujer súper empoderada, manipuladora, casi casi es como una bruja muy sensual mexicana”, como la describían, y comenzó por buscar empatía.

“Era como despojarme un poco de eso y como de mí decir esta mujer tiene mi edad, tiene mi tono de piel. Me ha ayudado mucho a comprender esto y decir ‘bueno, ella vivió sus circunstancias y las vivió para sobrevivir y vivir’, y no fue ni una víctima ni tampoco un héroe. Ella tomó las decisiones por convicción, en unas tal vez se arrepintió, en otras no”, explica Ishbel.

“Ser empática fue la enseñanza más grande de este personaje”, agregó.

Del nombre de la Malinche se desprende el término “malinchismo”, que se acuña a una actitud cuando se prefiere lo extranjero y se rechaza lo propio. Pero, ¿de verdad Malinalli actuó de tal forma para dar origen a una palabra con este significado?

“La Malinche me deja el reconocer que todavía vivimos en una sociedad muy misógina”: Ishbel Bautista. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

Malinalli tenía como lengua natal el náhuatl. De muy joven fue vendida y terminó como esclava del gobernante maya Tabscoob quien la entregó como tributo a Cortés. Gracias a su intervención, entre Hernán y los pueblos mesoameriocanos, se lograron controlar las diferencias. De acuerdo a Berenice Alcántara, historiadora de la UNAM durante una cátedra ofrecida en mayo pasado.

Pese a lo peyorativo que puede generar este personaje histórico, Ishbel Bautista fue contundente en no juzgar a su personaje, y como su formación actoral lo dictaba: ella sería la primera en justificarlo y posteriormente hacer una reflexión sobre él.

“[La Malinche] Me deja mucho el reconocer que todavía vivimos en una sociedad muy misógina y machista en donde siempre se juzga. De repente una figura tan importante que, de verdad, creo que por ella se hizo la conquista. De no ser por ella, probablemente Hernán y esa comitiva hubieran muerto”.

“Todo lo importante político que hizo queda de lado y se convierte en una mujer que abrió las piernas. Eso es lo triste que me deja esa reflexión”.

Óscar Jaenada encarna a Hernán para la serie de Amazon. Foto: Amazon Prime

La filmación de la serie que comenzó su rodaje en febrero de este año tuvo su mayoría de locaciones en Catemaco (Veracruz) y Xochimilco (Ciudad de México). La serie no sólo estrenará en Amazon, también llegará a History Channel y a televisión abierta por Azteca 7, unos días después.

“Lo más bonito es acercarme a nuestras raíces porque lo cierto es que no, la mayoría de la población no es indígena, pero está ahí. Están ahí y están siendo olvidados. Entonces sí, retomar a los indígenas, a lo prehispánico, pero también retomar a los que están aquí presentes porque tuve mucha ayuda de ellos. Me acerqué a mi nana que habla nahuatl, fui a una comunidad a las faldas de la Malinche y ahí también me acogió una familia muy linda y estuve trabajando con ellos. Creo que eso es muy bonito, me quedo mucho con eso. Ver nuestra cultura, asombrarme, y ser muy feliz de reconocerme en ella”.

¿QUIÉN ES ISHBEL BAUTISTA?

Ishbel tiene 25 años. Desde que estaba la secundaria ya tenía claro que quería ser actriz. Estudió la educación media superior en el INBA y ahora está en la recta final de la licenciatura de Teatro en la Universidad Veracruzana.

Su primer acercamiento al cine fue en la cinta Luciérnagas (2018) de Bani Khoshnoudi, donde hizo el papel de Rosy, junto a un elenco liderado por Luis Alberti.

“El descubrir el medio del cine para mí fue muy bonito, muy mágico. Lo que había visto yo de niña, y de repente estar ahí y en las cámaras, eso que siempre pues asombra, ahora estaba, era parte de ellos y estaba ahí. Eso fue como muy bonito y me dejó como la semilla de seguir haciendo, y así fue como llegué a esta serie, pero sí, realmente mi recorrido cinematográfico está empezando”.

Convertirse en Malintzin no fue fácil para Ishbel, pues tuvo que pasar por un proceso largo de casting compitiendo con otras actrices.

“Fueron como cuatro filtros. Llegué porque tengo una compañera que tiene una agencia, una compañía de casting en Jalapa, Veracruz, donde yo estoy estudiando, y pues ella me hace la invitación de que vaya. Yo no quería ir porque lo había confundido con un casting que había hecho donde evidentemente no me habían llamado. Ella me convenció de ir, y fue así como fui pasando filtro por filtro. El último fue en España, que fue como muy bonito porque viajé a España y finalmente quedé”.

“Lo que más ha estado presente y lo que más fuerza me ha dado es que yo tengo muy claro en mi vida que soy actriz y eso es lo que me hace feliz”. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

Quedar como la Malinche y compartir créditos con actores ya conocidos como Óscar Jaenada (Luis Miguel, la serie, 2018) y Dagoberto Gama (Amores perros, 2000) fue un nuevo reto en su carrera que llego a ver como imposible.

“Lo que más ha estado presente y lo que más fuerza me ha dado es que yo tengo muy claro en mi vida que soy actriz y eso es lo que me hace feliz, así me muera de hambre y pase lo que pase, a eso me voy a dedicar toda la vida. Cuando tomé la decisión dije ‘voy a tomar al toro por los cuernos, voy a tomarlo y también lo voy a besar y abrazar’. Fue muy bonito porque este transito al cine es como también parte de mí, es una cosa más interna que me permite explorarlo de manera más interna, sin preocuparme que el público de la butaca 70 no me vaya a ver, es una gama de posibilidades muy hermosas, y eso para mí es muy bonito”.

“Yo lo que agradezco de esta producción fue la oportunidad, porque realmente sí fue un regalo decir ‘va, voy a confiar en ti’. Sí es difícil [sobresalir]. Es difícil. Creo que en México hay que crear un sentido de comunidad…”.

La joven actriz ya se prepara para la segunda temporada de esta serie de ocho capítulos, sin dejar de lado la culminación de carrera profesional.

“Sigue la segunda temporada que va a ser el próximo año. Estoy muy contenta, estoy preparándome todavía más porque esta serie se da para documentarte hasta por donde no; y la titulación de mi carrera. Esos son como mis proyectos más grandes”.

La serie también llegará a la televisión abierta gracias a Azteca 7. Foto: Amazon Prime