Ciudad de México, 22 de abril (SinEmbargo).– El Senado aprobó en comisiones una reforma al artículo 73 de la Constitución que faculta al Congreso a emitir una Ley General en materia de desaparición forzada, tortura, tratos inhumanos, penas crueles o degradantes.

Este tema es parte de los acuerdos políticos bicamarales sobre los dictámenes a los que se daría prioridad antes de que finalice el periodo ordinario de sesiones.

El presidente de la Comisión de Justicia, el panista Roberto Gil Zuarth, dijo que es, quizás, uno de los cambios más importantes de esta Legislatura en materia de derechos humanos, la cual responde a un creciente reclamo social en México.

“Es una reforma que va a permitir mejorar y hacer más eficaz el combate a este tipo de fenómenos delictivos que tiene una particularidad: implican inevitablemente la participación directa o la tolerancia de agentes del Estado en cualquiera de sus modalidades y que, en consecuencia, requiere un tratamiento diferente”, explicó el panista.

Por su parte, el Senador Alejandro Encinas adelantó que esta reforma va implicar que el Estado mexicano asuma su responsabilidad respecto a las desapariciones forzadas de carácter político, como es el caso de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, el pasado 26 de septiembre de 2014.

Agregó que la reforma también promoverá la responsabilidad del Estado mexicano para garantizar la seguridad e integridad física de las personas ante hechos delictivos.

Esta reforma es respuesta a los reclamos de los organismos internacionales y del sistema de protección de derechos humanos en nuestro país, además, con ella se asumen los compromisos internacionales que ha suscrito el Estado mexicano para prevenir, investigar y sancionar la desaparición de personas, tortura y otros tratos crueles e inhumanos o degradantes.

Una vez que la reforma sea avalada por la Cámara de Diputados y los congresos estatales los legisladores deberán trabajar en expedir las leyes generales para prevenir, sancionar e investigar la desaparición forzada y la tortura entre otras.

“La forma como queda redactado el 73 fracción 21 en el inciso A, permite incluso ir mucho más allá de la desaparición de personas, tanto desde el aspecto de cuando son perpetradas por agentes del Estado o bien cuando son perpetradas por particulares”, explicó la Senadora Angélica de la Peña, del PRD.

El dictamen fue avalado por unanimidad por los integrantes de las unidas de Puntos Constitucionales, de Justicia, de Derechos Humanos, de Estudios Legislativos, de Estudios Legislativos Primera y de Estudios Legislativos Segunda y se turnó a la Mesa Directiva con la finalidad de que pueda discutirse durante la sesión ordinaria de este jueves y enviarlo a la Cámara de Diputados.