De acuerdo con las declaraciones del director general de AstraZeneca, en un primer momento la farmacéutica no obtendrá beneficios económicos por la distribución del medicamento contra el SARS-CoV-2, por lo que el costo unitario sería de 2.5 euros.

Ciudad de México, 22 de julio (SinEmbargo).- La vacuna que la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford desarrollan contra la COVID-19 mostraron “resultados prometedores” al haber estimulado la respuesta deseada del sistema inmune, informó la prensa británica hace una semana. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseveró a finales de junio que la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la asociación era la más avanzada hasta el momento.

La empresa, con sede en Reino Unido, espera producir entre 300 y 400 millones de dosis a partir de finales de este año. Los efectos llamaron la atención de Gobiernos en el mundo. Gran Bretaña ya tiene un acuerdo con este grupo para proporcionar 100 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que está en la fase 3 de la investigación.

Los países más ricos del planeta están garantizando su futuro. Pagan por vacunas que no existen, todavía. Financian laboratorios. Hacen alianzas con farmacéuticas que están en fase 1 o en fase 3 de desarrollo. Pero la única declaración sobre el posible costo unitario de la inyección la dio el director general de AstraZeneca, Pascal Soriot, a la cadena de noticias europea RTL.

“Nuestro objetivo es suministrar la vacuna a todo el mundo, tenemos un objetivo que es también hacerlo sin beneficio, o sea que entregaremos la vacuna a precio de costo en todo el mundo. A precio de costo será a cerca de 2.5 euros”, dijo en una entrevista.

Con base en las declaraciones de Soriot, el costo en México de la vacuna podría ascender a 64.36 pesos, tomando en cuenta el tipo de cambio de 25.7477 esos por cada euro, de acuerdo con las estimaciones del Banco de México.

Inicialmente la farmacéutica no tendría beneficios por la producción del medicamento.

Además, el director aseguró que buscan tener resultados de la fase 3 del estudio para el otoño. “Pensamos que estaremos en posibilidades de suministrar la vacuna contra el COVID-19 a fines de año a más tardar”, expresó. “Trabajamos de acuerdo con los reguladores, intercambiamos datos diarios para que la evaluación se haga rápido. Fabricamos al mismo tiempo que hacemos ensayos clínicos, con lo que ganamos tiempo”, expresó.

Brasil también se comprometió con AstraZeneca para la obtención de la vacuna, con un desembolso de 288 millones de dólares por las primeras 100 millones de dosis y por la transferencia de tecnología para producir una vacuna. En una primera fase del acuerdo, Brasil pagará 127 millones de dólares por 30.4 millones de dosis de la vacuna que recibirá en dos lotes, uno en diciembre de 2020 y otro hasta el 15 de enero de 2021.

-Con información de AP, EFE y RT