En la Verificación Diagnóstica realizada por INAI al Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia, el Sindicato de Pemex obtuvo cero de 100 puntos posibles, debido a que se ha negado a subir información e incluso ha buscado acciones legales para no cumplir con los resolutivo del instituto.

Otros más tuvieron calificaciones reprobatorias como la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (5.56); la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (15.95); el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (22.11); la Agencia de Investigación Criminal (27.35); el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (28.10) y Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (34.32).

Ciudad de México, 22 de agosto (SinEmbargo).– El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), la administración para recompensas de la Procuraduría General de la República (PGR), la Agencia de Investigación Criminal y otras 108 instituciones fueron los peor evaluados en transparencia por no subir a sus sitios web la información que por ley deben publicar, informó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

En la Verificación Diagnóstica realizada por INAI al Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT), el Sindicato de Pemex obtuvo cero de 100 puntos posibles, debido a que se ha negado a subir información e incluso ha buscado acciones legales para no cumplir con los resolutivo del instituto.

Desde la expropiación petrolera del 18 de marzo de 1938, durante el sexenio de Lázaro Cárdenas del Río, los hidrocarburos y sobre todo el petróleo se convirtieron en sinónimos de orgullo y soberanía.

Pero los quebrantos que se le hicieron a ese patrimonio fueron tan sistemáticos que en los últimos cuarenta años, ningún órgano fiscalizador del Estado ha logrado cuantificarlos. Jamás se notó voluntad política para exigir rendición de cuentas y el círculo de la corrupción se cerró con creces en torno a Petróleos Mexicanos, la empresa paraestatal transformada por la Reforma Energética en productiva del Estado.

Carlos Romero Deschamps, dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), es el emblema actual del enriquecimiento a través de Pemex. En la última década, el sindicato que dirige ha recibido de la empresa casi mil 600 millones de pesos para realizar básicamente tres actividades: festejar fechas como el 18 de marzo y el 1 de mayo, revisar el Contrato Colectivo de Trabajo, y viajar.

Romero Deschamps asumió como dirigente del Sindicato en 1996, luego de que Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, fuera detenido acusado de diversos crímenes por el Gobierno del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari. El líder petrolero ha sido reelecto en cuatro ocasiones consecutivas, y su actual gestión como representante de unos 200 mil trabajadores concluirá el próximo año.

El pasado 14 de agosto venció el plazo de prórroga que el Sistema Nacional de Transparencia estableció para que todos los sujetos obligados suban su información al SIPOT y en sus páginas de Internet.

En caso de no hacerlo, los sujetos podrían recibir una amonestación pública o multas económicas que van de los 12 mil hasta los 120 mil pesos, de acuerdo con la ley. No obstante, las sanciones comenzarán a aplicarse hasta el 1 de enero de 2018.

Entre los que obtuvieron cero puntos están el Mandato de administración para recompensas de la PGR y el sindicato de Pemex.

Otros más tuvieron calificaciones reprobatorias como la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (5.56); la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (15.95); el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (22.11); la Agencia de Investigación Criminal (27.35); el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (28.10) y Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (34.32).

Respecto a los partidos políticos, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) resultó ser el más opaco en materia de transparencia al lograr una puntuación de 8.94 de los 100 puntos.
El Partido de la Revolución Democrática (PRD) es el segundo con la puntuación más baja con 39.41.

Imagen de la refinería de Miguel Hidalgo el 18 de abril. Carlos Murrieta Cummings, director general de Pemex Transfomación Industrial; José Antonio González Anaya, director de Pemex, y Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato de los petroleros. Foto: Cuartoscuro.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) obtuvo 86.85 puntos; seguido de Acción Nacional (PAN), con 80.46; el Verde Ecologista de México (PVEM), con 79.92; Encuentro Social (PES), con 78.80, y Movimiento Ciudadano (MC), con 67.39 puntos. A estos les sigue el Partido Nueva Alianza (Panal), que obtuvo 65.63 puntos; el del Trabajo (PT) alcanzó 52.72.

La revisión se hizo a partir de cuatro mil 367 criterios de publicación en los portales de transparencia.

El INAI revisó 4 mil 367 criterios en los portales de los entes obligados, entre ellos:

– Estructura orgánica.
– Facultades de cada área.
– Gastos de representación.
– Gastos por conceptos de viaje.
– Domicilio de la unidad de transparencia.
– Normatividad laboral.
– Recursos públicos.
– Utilización de tiempos oficiales.
– Financiamiento privado.
– Aportantes a campañas y precampañas.
– Tabulador de remuneraciones.
– Finanzas, patrimonio e inventario.