El proyecto producido por DreamWorks y Netflix contará con la participación de cineastas locales que trabajarán en la cinta durante este año.

México, 23 mar (EFE).- La película animada más esperada de Guillermo del Toro, Pinocchio, ya se encuentra en trabajos de preproducción en el Centro Internacional de Animación (CIA) en Guadalajara, ciudad en la que el director de cine mexicano nació hace 56 años.

Según un comunicado divulgado este martes, el proyecto producido por DreamWorks y Netflix contará con la participación de cineastas locales que trabajarán en la cinta durante este año.

Esto se suma a una serie de esfuerzos que Del Toro ha realizado en el país con la intención de impulsar el cine de creadores mexicanos, a quienes llama “la siguiente generación de cineastas”.

El cineasta mexicano Guillermo del Toro, durante su participación en el Master Class de nombre “30 Años, Mil Historias, una Gran Amistad Entrevista de Vida: Guillermo del Toro en Conversación con Leonardo García Tsao”. FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO

Fue precisamente el director ganador al Óscar en 2018 quien creó la compañía que con cariño llama El taller de Chucho para fomentar las artes en México.

El centro de animación, que además es apoyado por la Universidad de Guadalajara y el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, ahora presencia el debut de Del Toro en el cine de animación con el stop motion del famoso cuento infantil.

No obstante, Del Toro ya dirigió series de animación como Trollhunters: relatos de Arcadia (2016), también para Netflix.

Pinocchio estará contextualizada en la Italia fascista de los años 30 y promete ser una versión completamente diferente, más oscura y profunda a la que se conoce de esta.

En una entrevista realizada por una revista estadounidense en el 2019, Del Toro declaró que veía grandes similitudes entre el títere y Frankenstein.

En la misma entrevista el director aseguraba que, a diferencia de las versiones anteriores de la historia en las que se trata a la desobediencia como un pecado y eran “muy represivas”, él veía la desobediencia como una virtud.

Mientras tanto, se espera el estreno para este año de la película Nightmare Alley, también de Del Toro, que tiene como protagonista a Bradley Cooper, y un elenco de la talla de Cate Blanchett, Willem Dafoe, entre otros.

Estas películas marcan el regreso al cine del director, quien en 2017 presentó The Shape of Water, la película que lo hizo acreedor a sus dos primeros Óscar en las categorías más importantes.

Del Toro se ha convertido en una de las figuras artísticas más queridas del público por su constante labor social y sus duras críticas ante las injusticias y los gobiernos, entre otras acciones.