Por Karina Rojas

México, 23 Abr. (Notimex).- Acercar al público a nuevas escenas dancísticas y a la poesía, y llevar la literatura a otro nivel motivó a la coreógrafa Diana Rayón en la creación de “De Borges a Cortázar en las artes escénicas”, espectáculo que esta noche iniciará temporada en el Teatro Sergio Magaña, de esta ciudad.

La también bailarina aseguró que esta propuesta se suma a la mutación que la escena dancística vive, gracias a una nueva generación de creadores dispuestos a conjuntar la danza contemporánea con la interdisciplina y así provocar que la gente descubra nuevas experiencias.

En entrevista con Notimex, sobre la temporada que ofrecerá hasta el 27 de abril en dicho recinto, Rayón, quien dijo estar emocionada y nerviosa, comentó que la obra está compuesta por dos fragmentos.

El primero de éstos, detalló es “La parábola de los ciegos”, basado en la vida y obra del escritor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986).

En esta pieza, que parte de la esencia y extractos de algunos poemas de uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX, El Taller de Quimeras encarnará la oscuridad de la ceguera, a través de una vasta luminosidad de su movimiento en un espacio vacío, donde actuarán con los ojos vendados.

La creadora escénica abundó que con música de Daniel López Infanzón, Rodrigo Favela y de Luis Hilario Arévalo, la obra conjuga partituras contemporáneas, que “al público les resultarán piezas muy emotivas”.

El segundo fragmento que compone “De Borges a Cortázar en las artes escénicas”, dijo, es “El gato, el tiempo y la otredad” que resultará ser un viaje a París, Francia, de las manos de algunos personajes de “Rayuela”, novela del escritor Julio Cortázar (1914-1984) y que se enriquecerá con jazz, género favorito del intelectual, y una selección de música contemporánea y tango, afirmó la directora.

La obra auspiciada por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), del que Rayón es becaria en coreografía en el Programa de Jóvenes Creadores (2013-2014), nació por la necesidad de llevar la literatura y la danza a nuevos públicos, además de demostrar su respeto y admiración a dos de los escritores que fueron un parteaguas a lo largo de su vida.

La condecorada con el Premio INBA-UAM confesó que crear este espectáculo fue un proceso difícil, pues implicó la conjugación de técnicas complicadas para los bailarines, sin embargo, dijo, fueron varios años de prueba y error para crear una coreografía, de la cual, está satisfecha como creadora pues une varios elementos que le apasionan.

Después de esta temporada, que forma parte de las actividades de la Semana de la Danza, la agrupación dirigida por Rayón presentará el 30 de abril, algunos fragmentos de “El gato, el tiempo y la otredad”.

Finalmente, la coreógrafa adelantó que en sus proyectos futuros esta realizar un montaje dirigido al público infantil y una videodanza, donde planea abordar nuevamente la vida y obra de Cortázar, así como de una de las figuras que más admira, tanto a nivel artístico y como mujer, Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695).