El padre del niño dejó en claro que no interrumpirá sus clases y agradeció a las familias que los han apoyado.

El niño que fue víctima de abuso sexual se encuentra en un tratamiento psicológico. Foto: Pulso

Por Rosa María Morales

MATEHUALA, 23 de abril (SinEmbargo/Pulso).- En incertidumbre se encuentra el reinicio de clases en la primaria Club Rotario; los padres del menor que habría sufrido abuso sexual en la institución por parte de otro menor en el mes de marzo, exigen justicia y una sanción ejemplar para los involucrados, entre ellos la directora que intentó ocultar el hecho, además de denunciar una serie de anomalías por parte del médico legista y hasta de la propia Visitaduría de la CEDH.

José, el padre del menor, comentó que interpuso la denuncia ante la agencia del Ministerio Público, el DIF, como en la Cuarta Visitaduría de la CEDH, estos últimos pusieron en duda su honorabilidad, además de que el médico legista no hizo una revisión a fondo de su hijo, ya que lo revisó superficialmente a una distancia de un metro para decirle “el niño no tiene nada”.

“Le dije, señor, cómo es posible si no lo ha explorado”, por lo que de entrada descalifica el diagnóstico del médico al haber realizado sólo un chequeo visual.

LA SANCIÓN, EN MANOS DE AUTORIDADES

Sobre el tipo de castigo que exige tanto para el agresor como para la directora del plantel, dijo que dependerá de las autoridades judiciales y escolares, no soy juez y por eso mismo acudí ante ellos, “pero no puede quedar impune”.

Sobre la asistencia de su hijo a la escuela, dejó en claro que no interrumpirá sus clases, aunque antes de darse cuenta de los abusos que sufría –comenta- el menor constantemente acudía al baño, incluso en el trayecto a la institución, pero no decía nada de lo que estaba pasando.

EN DUDA EL REINICIO DE CLASES

Agradeció a los padres de familia que han apoyado a la familia, “ellos también están preocupados de que a sus hijos les pueda pasar lo mismo, apoyaron en la toma de la escuela, pero no sabemos si mañana lunes permitan que se reanuden las clases, ya que la presión se hizo para que la directora Armandina Hinojosa fuera cesada.

El niño se encuentra en un tratamiento psicológico, “espero que supere todo esto, es un caso muy delicado y lo más lamentable es que se ha dado en un centro educativo”.

SOLAPAMIENTO DE LA DIRECTORA

La madre del menor denuncia que cuando supo del abuso, acudió con Armandina Hinojosa, directora de la escuela, “me dijo que llevara al niño al Centro de Salud Vistahermosa y que solamente le dijera al médico que el niño tenía una infección de orina y que no hablara más, quería que se encubriera el hecho”.

Señala además de que le cuestionó la permanencia del agresor en la institución a lo que tranquilamente le dijo “señora él ya va a salir de sexto año, como quiera él ya termina su primaria y él no va a salir de aquí”, por lo que le señaló que acudiría ante otras autoridades y me exigió que ya me callara.

Además se quejó de la abogada de la Cuarta Visitaduría de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (de quien no recordó el nombre), ya que al presentar la queja, “ésta me dijo que cuánto estaba recibiendo para que los medios me estuvieran publicando, poniendo en entredicho nuestra honorabilidad; nos ven pobres y nos quieren pisotear, ellos están para defendernos, pero al parecer está acostumbrada a arreglar las cosas con dinero”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Pulso. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.