Ciudad de México, 23 de octubre (Noroeste/SinEmbargo).– Jesús Antonio Gamboa Urías, “El Tony Gamboa”, director del semanario Nueva Prensa, en la sindicatura de La Villa de Ahome, Sinaloa, fue encontrado sin vida este miércoles, 12 días después de haber sido reportado como desaparecido. De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Sinaloa, el asesinato no está relacionado con su trabajo, sino por un conflicto en un bar.

Informes proporcionados por personal de la Procuraduría General de la República (PGR) indican que el cadáver del comunicador fue hallado cerca de las 20:00 horas, en un tren que se ubica a espaldas del motel Santa Rosa, que está a 300 metros al oriente del ejido Águila Azteca.

Este jueves, el Procurador General de Justicia del Estado (PGJE) de Sinaloa, Marco Antonio Higuera Gómez, informó que el asesinato del periodista Gamboa Urías no fue por causas relacionadas con su trabajo, sino por un problema que tuvo con la empleada de un bar, en el que consumía bebidas.

El Fiscal del estado indicó que como presuntos responsables del homicidio están detenidos la trabajadora del bar “El Paralelo”, Viridiana Valenzuela Castro; y su pareja sentimental, Gilberto Nieblas Barreras.

El pasado 11 de octubre, el periodista y director de la revista Nueva Prensa arribó al bar.

De acuerdo con la PGJE, el comunicador tuvo problemas con Viridiana, quien de inmediato le habló a su pareja, Gilberto Nieblas Barreras. A los pocos minutos el joven arribó al sitio acompañado de varios hombres.

Según las declaraciones de los presuntos implicados, “Tony” Gamboa fue sacado por la fuerza del establecimiento y trasladado a un lugar ubicado atrás de un motel, en el ejido Águila Azteca, donde lo asesinaron de varios balazos con una pistola calibre .22 milímetros.

Luego intentaron cavar una fosa para sepultarlo, pero la tierra estaba muy dura, por lo que sólo lo cubrieron con ramas y le echaron tierra encima.

El Procurador Higuera Gómez detalló que a los presuntos responsables del hecho les fue encontrada en su poder una computadora laptop, propiedad de la víctima.

Explicó que lograron ubicar a los ahora detenidos debido a que uno de los participantes del asesinato realizó algunas compras con la tarjeta de crédito del comunicador.

También informó que la camioneta del periodista fue localizada ayer, en el campo pesquero El Colorado, perteneciente a la sindicatura Higueras de Zaragoza.

Aunque se reservó los nombres, el Fiscal del estado señaló que hay al menos cuatro personas más implicadas en el crimen de “Tony Gamboa”, sin embargo las investigaciones continúan para tratar de identificar si hay más implicados en el hecho.

Los involucrados en el crimen, señalan las investigaciones, presuntamente se dedicaban a actividades de narcomenudeo.

Se informó que los ahora detenidos serán acusados por la PGJE de homicidio agravado con premeditación y ventaja, por lo que podrían alcanzar de entre 22 a 50 años de prisión.

Los detenidos no fueron presentados ante los medios de comunicación y sólo se entregaron fotografías de ellos.

LOCALIZACIÓN DEL CUERPO

Los efectivos federales se comunicaron con Iván Gamboa Urías, hermano de la víctima, mismo que fue trasladado al sitio donde fue localizado el cadáver del director del periodista, quien desapareció la noche del 10 de octubre pasado.

Un día después autoridades iniciaron la búsqueda de “Tony Gamboa”, por cielo, agua y tierra, sin embargo hasta la mañana de ayer no habían podido dar con su paradero ni encontrado la camioneta en la que viajaba al momento de su desaparición.

De acuerdo con los informes proporcionados por las autoridades federales, la operación para localizar el cuerpo del comunicador se dio gracias a la detención de dos personas, una de ellas identificada como Bernal Weltzer, mientras que de la segunda no han proporcionado generales.

Comentaron que durante las indagatorias recibieron datos de que la tarjeta de Gamboa Urías fue usada en varias ocasiones después del día que desapareció, y las transacciones que se realizaron eran cuantiosas, por lo que los agentes de la PGR se dieron a la tarea de ubicar a los responsables.

La información establece que al ubicar a los hombres que utilizaban los plásticos, supuestamente ellos llevaron a los detectives al sitio donde fue ubicado el cadáver del periodista, a quien dijeron que privaron de su libertad la noche del 10 de octubre, en el bar “Paralelo”, ubicado en la Villa de Ahome.

Ayer por la noche, autoridades de la PGR en coordinación con la PGJE realizaron los trabajos criminalísticos en el sitio donde fue localizado el cuerpo del periodista. Acordonaron el área a más de cien metros del sitio donde supuestamente se perpetró el asesinato.

Agentes de las diferentes corporaciones policiacas fueron colocados en puntos estratégicos a fin de evitar que los representantes de los medios de comunicación pudieran acercarse al lugar.

La semana pasada, incluso buzos de la Armada de México y personal de Protección Civil revisaron los canales y arroyos de Los Mochis, Sinaloa, a fin de poder encontrar a Jesús Antonio Gamboa.

De acuerdo con Artículo 19, Gamboa Urías es un periodista con más de 18 años de experiencia profesional.

En agosto pasado, Gamboa Urías tuvo una participación activa en las movilizaciones que periodistas sinaloenses encabezaron con motivo de la aprobación de la llamada “Ley Mordaza”, que limitaba la cobertura periodística de hechos delictivos en el estado y que finalmente fue derogada por el Congreso local.

Destacaron que la desaparición de Antonio Gamboa se dio unas horas antes del crimen del líder comunero y locutor de radio Atilano Román, asesinado a balazos la mañana del sábado 11 de octubre, en el municipio de Mazatlán, justo cuando trasmitía en vivo su programa radial “Así es mi Tierra”.