El extinto Proméxico destinó más de 17 mdp para financiar “narconovelas” en 2018, el último año que gobernó Enrique Peña Nieto y cuando el fideicomiso estaba dirigido por Paulo Carreño King. Las series, que abordaron desde la ficción la vida en Culiacán, Sinaloa, fueron compradas por Blim de Televisa; pero no lograron dar la competencia en el mercado de plataformas “bajo demanda”.

Por su parte, la realidad ganó. Y su escena, en estos momentos, es así: la capital sinaloense da la batalla por la normalidad después de que el pasado jueves 17 una balacera de cinco horas lo paralizó todo. El dinero para las series es más de la mitad del fondo destinado para los desplazados sinaloenses por la violencia que fue de 30 mdp y del cual, queda poco más de un millón.

Ciudad de México, 23 de octubre (SinEmbargo).- A través del extinto fideicomiso Proméxico, el ex Presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) patrocinó en su último año de Gobierno, las producciones de las telenovelas La Piloto y Las Buchonas de Tierra Blanca, cuyo tema central era el narcotráfico sinaloense.

La productora PS By Lemon recibió para la realización de esas dos series, 17 millones 500 mil pesos, cuando al organismo paraestatal lo dirigía Paulo Carreño King, mientras en México continuaba la guerra en contra del llamado crimen organizado con su saldo real de desaparecidos y muertos.

Incorporado a la Secretaría de Economía (SE), Proméxico fue creado en 2007 en el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), como parte de una política que intentaba promover el turismo y el comercio exterior, además de atraer Inversión Extranjera Directa (IED). En poco más de una década de operación se encargó de promover la internacionalización de las empresas mexicanas y brindar asesoría sobre tratados internacionales.

Además, contaba con algunos fondos. El 9 de marzo de 2010, se integró en Proméxico el Programa de Otorgamiento de Apoyos a Proyectos de la Industria Cinematográfica y Audiovisual (Fondo pro audiovisual) y así, empezó a financiar propuestas de productoras privadas.

Según el Informe de la Secretaría de Economía sobre sus fideicomisos y la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en 2018 la productora PS by Lemon –que antes se llamó Lemon films y fue constituida por Fernando y Billy Rovzar– obtuvo apoyo para esos dos trabajos. En la misma fecha, Estudios Film S.A de C.V. también recibió dinero para la serie de acción Run Coyote Run, dirigida y producida por Gustavo Loza.

Después de 12 años de operación, en mayo pasado el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador desapareció por decreto a Proméxico, que en ese momento tenía 46 oficinas en 31 países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, China, Hong Kong, Alemania, Suiza, España, Bélgica, Japón y Colombia.

En el texto se lee que aun cuando la previsión era que el fideicomiso durara 50 años, su existencia “ya no resulta conveniente desde el punto de vista de la economía nacional ni del interés público”.

TEMAS DEL NARCO NO IMPULSARON A BLIM

Con La Piloto y Las Buchonas de Tierra Blanca, la plataforma Blim de Televisa S.A de C.V. buscó competir en el mercado “on demand” o “bajo demanda” de Netflix, YouTube y ClaroVideo (de Teléfonos de México) en un año en que Televisa registró pérdidas por falta de anunciantes. Las dos temporadas de La Piloto fueron transmitidas también en el canal 2.

El eje temático de ambas series fue la violencia ocasionada en el universo del tráfico de estupefacientes. Las protagonistas eran mujeres. En La Piloto, escrita por el autor colombiano Jörg Hiller, se cuenta la historia de Yolanda Cadena, una mujer que sueña con ser piloto, pero paga caro el precio del anhelo. Sin saberlo inicia su carrera en pequeños aviones que son utilizados para mover droga entre México, Colombia y Centroamérica.

Cuando se ve en la necesidad de huir, Sinaloa sería su asidero.

Con La Piloto y Las Buchonas de Tierra Blanca, la plataforma Blim de Televisa S.A de C.V. buscó competir en el mercado “on demand” o “bajo demanda” de Netflix, YouTube y ClaroVideo. Foto: Twitter @LaPilotoOf

En Las buchonas de Tierra Blanca, del también colombiano Andrés López, se relata el narcotráfico visto a través de la vida de cuatro mujeres vinculadas con Culiacán, Sinaloa.

Ninguna de las dos series alcanzó los niveles de audiencia como para representar competencia. Blim suspendió suscripciones durante algunos meses y fue relanzada en septiembre pasado, momento en que contaba con apenas 3 por ciento del mercado de servicios de paga por Internet, según The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Mientras, en esa zona de México abordada por la ficción, la realidad ganó implacable. A las 15:00 horas del Pacífico mexicano, el 17 de octubre, en Culiacán, Sinaloa, se inició un enfrentamiento a balazos de armas largas entre supuestos grupos del cártel fundado por Joaquín Guzmán Loera alias “El Chapo Guzmán” y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como la recién creada Guardia Nacional.

De varios municipios surgieron hombres que se sumaron a los pistoleros. Se trasladaban por las carreteras del estado en camionetas “pick up” mientras en algunos puntos autobuses de pasajeros eran evacuados y después, quemados para ser usados como retenes. En el caos, más de 50 presos fueron liberados del penal de Aguaruto, ubicado en las inmediaciones de la ciudad.

Fueron cinco horas de balas dirigidas y al aire. Los habitantes de Culiacán se refugiaron donde pudieron. Se mantuvieron en restaurantes, centros comerciales o sus oficinas. Pasaron la noche ahí. Hasta ahora, la versión del Gobierno federal es que mediante un operativo intentó capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”; pero no lo logró dado que los militares fueron avasallados por el cártel en número y capacidad de fuego.

***

La cantidad erogada para el financiamiento a PS by Lemon para La Piloto y Las Buchonas de Tierra Blanca es casi la mitad de la cantidad destinada para los desplazados en Sinaloa por la guerra en contra del narcotráfico, iniciada en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y continuada en el de Enrique Peña Nieto (2012-2018), que fue de 30 millones de pesos. Según una publicación del semanario Río Doce de ese fondo apenas si queda poco más de un millón de pesos ahora, cuando la crisis ha arreciado en Sinaloa.

Mientras, los grupos de mujeres y hombres rastreadores realizan colectas para conseguir palas, picos, palos, varillas, guantes y algo de dinero.

Están organizados en varios municipios y emprenden la búsqueda de sus muchachos desaparecidos hace años en cuanto reúnen los recursos suficientes. Así, en estos días remueven la tierra en El Fuerte, Guasave, Culiacán y Mazatlán.

PROMÉXICO, TELEVISA Y SUS PÉRDIDAS

Televisa también estuvo involucrada en otra historia de pérdidas económicas escritas en la historia de Proméxico. En 2011, los organizadores franceses de “El Año de México en Francia” suspendieron las actividades para promocionar la cultura mexicana en aquel país tras semanas de conflicto diplomático por el caso de la ciudadana gala condenada a 60 años de cárcel en México por secuestro y puesta en libertad por violaciones al debido proceso.

Pero el entonces Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, ya había hecho el gasto y las empresas contratadas para montar pabellones en la feria organizada por el Instituto Francés cobraron peso por peso. Televisa, Bonifant Communication Group y Luis Samuel Bonifant Jiménez se llevaron 500 millones de pesos por el contrato PM/C/034/2011.

Televisa sería la encargada de llevar durante un año, obras de teatro, bailes, muestras de cine, conciertos y consorcios político-económicos a las ciudades francesas París, Marsella, Toulouse, Burdeos, Metz, Brest, Rennes, Nantes, Lille, Lyon y otras. A Proméxico, en esa época, lo dirigía el ingeniero químico, Carlos Guzmán Bofil.