Este miércoles la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados busca echar por la borda la iniciativa ciudadana trabajada desde 2012 para una Ley de Aguas que garantice el derecho al acceso equitativo y participativo por encima del uso para producción y contaminación, alertaron organizaciones.

Ciudad de México, 23 de noviembre (SinEmbargo).– En un contexto de crisis climática, “es inaceptable” la Ley Mata-Flores que se planea votar este miércoles en la Comisión de Recursos Hidráulicos en la Cámara de Diputados para mantener el status quo de la Ley de Aguas Nacionales, alertaron colectivos que llevan desde diciembre de 2012 impulsando una iniciativa ciudadana para una Ley General de Aguas y exigieron que se respete el consenso alcanzado.

“La Ley de Aguas Nacionales (1992) actualmente en vigor, reforzada por esta propuesta de los diputados Feliciano Flores (Morena) y Mario Mata (PAN), coloca al agua como un insumo para la producción de otros bienes y servicios. En cambio, la Ley General de Aguas que plantea Agua para Todos –y que lleva siete años de retraso– reconoce al agua sobre todo como un derecho humano con acceso equitativo y autonomías locales que favorezcan la dignidad de las comunidades”, dijo Gustavo Lozano, de Acción Colectiva Socioambiental, organización que ha denunciado descarga de aguas residuales de la industria del cuero en un río y arroyo de Guanajuato.

En el marco del proceso electoral 2021, el miércoles 18 de noviembre la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados presidida por el Diputado Feliciano Flores, quien busca la gubernatura de Michoacán, con ocho de los 32 integrantes convocó a emitir un punto de acuerdo a favor de la propuesta del Diputado panista Mario Mata, mediante la cual se mantiene vigente la actual Ley de Aguas Nacionales y se pretende aprobar una norma al artículo 4 constitucional que no plantea instancias para garantizar el derecho al agua y saneamiento, y los derechos de los pueblos y comunidades indígenas.

Barranca colindante al río Magdalena al sur de la CDMX, repleta de basura dentro y fuera del canal de agua. Foto: Cuartoscuro.

La justificación de los legisladores es “falta de tiempo” e “inconstitucionalidad” de ciertos puntos que serían rechazados en el Pleno, pero la Comisión tuvo desde abril para discutir y dictaminar las iniciativas presentadas de Morena, PT, PAN y la ciudadana.

“Estas decisiones tienen impacto en la vida de mexicanos. Este madruguete de la Comisión tiene que ver con mantener y apuntalar un sistema que beneficia a grupos pequeños muy poderosos. Quien controla el agua, controla la vida”, planteó Lozano. “Hay territorios donde viven familias sin acceso al agua y, en ese mismo lugar, empresas mineras o cerveceras  tienen millones de metros cúbicos de agua subterránea para su explotación. No podemos sostener esto; no es razonable”.

Maira Olivo, abogada y coordinadora de Pueblos Unidos por la Defensa del Agua (COPUDA), alertó que “sería permitir que siga operando un modelo neoliberal que  tiene una visión mercantilista del agua con fuertes impactos en todo el país”, ya que la actual Ley de Aguas “vulnera la vida y dignidad de miles de mexicanas y mexicanos”.

Francisco Xavier Martínez Esponda, director operativo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), explicó que no es suficiente lo que se propuso la semana pasada de solo normar el artículo 4 y posponer para 2021 la discusión y aprobación de la iniciativa ciudadana para la Ley de Aguas.

“No tiene cabida en un sistema constitucional garantista como el nuestro y en un contexto de crisis climática es absolutamente inaceptable”, dijo.

La Ley de Aguas Nacionales, argumentó, no reconoce el manejo integrado de las cuencas ni los ecosistemas, y la dictaminada debe ser culturalmente adecuada, con participación ciudadana y tener vinculación con los ordenamientos territoriales.

“En el país existe el manejo pluricultural del agua. La actual Ley de Aguas y las estatales lo invisibiliza, pero hay sistemas tradicionales de abasto de agua que se rigen por una asamblea. Unos 20 millones de mexicanos viven de estos sistemas”, documentó Martínez.

El académico de la Universidad Autónoma de México (UAM), Pedro Moctezuma, afirmó que “los grandes intereses de campaña” están intentando “secuestrar” el proceso legislativo “y han hecho muchas porquerías en el camino”, porque el Diputado Feliciano Flores Anguiano “trabajó a espaldas” de la Comisión de Recursos Hidráulicos y la de Medio Ambiente para no sacar una Ley de Aguas integral.

“Es momento de hacernos corresponsables de lo que hagan los legisladores”, dijo el también miembro de Agua para Todos.