#MetaDatos | El calor que dejó el debate entre candidatos en Twitter fue contrarrestado por el hashtag #NoSomosTresSomosTodxs. Se refería al asesinato de tres estudiantes de Cine en Jalisco y cuyos cuerpos, según las pesquisas de la Fiscalía de esa entidad, fueron diluidos en ácido por una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación. La realidad, desbordada de tragedia, tomó el foro.

La protesta en tierra –tanto en Guadalajara como en la CdMx se reclamó justicia– se combinó con la cibernética. Los tuiteros criticaron la política de seguridad y la guerra en contra del crimen organizado iniciada hace 12 años. Fue inevitable no evocar a la desaparición de 43 normalistas en la terrible noche del 26 de septiembre de 2014. Y otra vez, como en aquellos días, la crítica desembocó en un solo objetivo: Enrique Peña Nieto, Presidente de México, quien cenaba con el Rey de los Países Bajos.

Ciudad de México, 24 de abril (SinEmbargo).- A las siete de la noche del lunes 23 de abril, un hashtag rompió la polémica generada por el debate entre candidatos presidenciales del día anterior en Twitter. #NoSomosTresSomosTodxs se impuso en el clima electoral y en unas horas se colocó en el primer lugar de las tendencias. Ahí permaneció toda la noche y por la mañana, se reactivó todavía con más fuerza. Por la tarde permanecía ahí, lejos de los decires de los candidatos.

Mediante ese hashtag, los usuarios se unieron en el reclamo de justicia, luego que la Fiscalía de Jalisco dio a conocer avances en la investigación sobre la desaparición forzosa de los estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), Javier Salomón Aceves, Marco Francisco Ávalos y Jesús Daniel Díaz. En una rueda de prensa, las autoridades señalaron que los jóvenes habrían sido asesinados y sus cuerpos diluidos en ácido por una célula del Cártel de Jalisco Nueva Generación. Las pruebas científicas aún están en proceso y no han sido presentadas.

Esta etiqueta es ejemplo de cómo ocurre la crítica social en Twitter. La indignación que se manifiesta en las protestas en tierra se conjuga con millones de mensajes que son retuiteados. Aquí no hay bots ni trolls; todo sucede de manera espontánea. Hasta esta noche, la tendencia cobra fuerza cada vez que la Fiscalía de Jalisco proporciona avances en la investigación. Se trata de un sentimiento colectivo de ira y dolor que reclama justicia.

Como en los terribles días del fin de año de 2014, cuando 43 normalistas de la Escuela Normal Superior Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, el reclamo tuvo un objetivo: Enrique Peña Nieto, Presidente de México. Pero, como en un macabro símil de aquellos días, el Mandatario, quien realiza una gira por Europa, quedó desmarcado del hecho.

Marcha de estudiantes y ciudadanos en la CdMx para exigir justicia por Javier Salomón, Marco Francisco y Jesús Daniel, desaparecidos y asesinados en Tonalá, Jalisco. Foto: Sandra Sánchez, SinEmbargo

Los tuits señalaron la indiferencia del mandatario para atender este crimen. Él se reunía con el rey de los Países Bajos, Guillermo Alejandro y enviaba condolencias a Canadá por las 10 víctimas de un atropellamiento en Toronto. La percepción de los internautas fue la de un Presidente distante e indiferente a las tragedias de su país.

Cuando los 43 desaparecieron, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, pronunció cuatro discursos en sólo tres tonos de voz: la lejanía, el regaño y la parquedad.

El de la lejanía lo usó el 6 de octubre –cuando habían pasado 10 días- cuando llamó “afectados” a los 43 jóvenes que se preparaban para maestros rurales en la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, y que desaparecieron el 26 de septiembre en un rumbo de Iguala. El Presidente utilizó treinta y tres términos para decir:

“Lamento de manera muy particular la violencia que se ha dado y, sobre todo, que sean jóvenes estudiantes los que hayan resultado afectados y violentados en sus derechos en el Municipio de Iguala”.

Ocho días después, volvió a usar ese tono cuando dijo que el asunto lo resolvería la Procuraduría General de la República (PGR). En esa tonalidad se mantuvo el 29 de octubre al recibir en Los Pinos a los padres de los normalistas. Luego, se fue a una gira por China y Australia.

***

El productor de cine y televisión Epigmenio Ibarra, uno de los usuarios más visibles en las redes sociales dentro de movimientos como el de la desaparición de los 43 normalistas de la Escuela Normal Superior Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, envió:

“Entre muertos y desaparecidos México ha perdido en estos 11años de @FelipeCalderon y @EPN una generación entera. Crimen organizado y régimen corrupto, dos caras de la misma moneda, se han cebado en los jóvenes cortando de tajo más de 200mil vidas Ya basta! #NoSonTresSomosTodxs” expresó desde su cuenta.
A Ibarra le siguieron otros más, entre ellos periodistas como Jenaro Villamil, León Krauze y figuras públicas como Antonio Attolini, Gael García Bernal y más tarde la politóloga Denise Dresser.

“Mientras EPN vende en Europa su retórica de 3 pesos y celebra la “modernidad democrática que vive México”, nto país se convulsiona entre la sangre, la violencia y el horror. Jamás entendió. Tuvimos un presidente vil, que llegó a los Pinos a robar y a proteger a sus cómplices.”

“El #PRIISTA @EPN Lo vuelve hacer… El presidente de #México tuiteando condolencias por caso #Toronto mientras en #Jalisco. Tres carteles del crimen organizado, secuestran, torturan y matan a estudiantes y todo queda en la IMPUNIDAD #NoSomosTresSomosTodxs #Mexico”

De Enrique Peña Nieto la queja y las expresiones de hartazgo migraron hacia el Gobierno Federal, hacia la Fiscalía del Estado de Jalisco, hacia el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz. Un reclamo constituido por varias capas donde el eje temático fue la crisis institucional.

Sobre la Fiscalía de Jalisco, la crítica se centró en la falta de responsabilidad al dar por resuelto que los estudiantes fueron asesinados y más tarde disueltos en ácido, aún cuando no se tiene evidencia científica contundente, como la ausencia de exámenes de ADN, y que además la conclusión tiene su base en una entrevista a dos sospechosos de realizar el crimen.

Con respecto a Aristóteles Sandoval, luego de una manifestación pacífica a las puertas de Casa Jalisco, residencia del Gobernador, un grupo de indignados exigió su renuncia, esta protesta tuvo lugar una vez que la Fiscalía dio a conocer sus avances. Sin embargo el 20 de abril otra protesta tuvo lugar en el centro de Guadalajara para exigirle el esclarecimiento del caso.
Las coincidencias entre el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y los tres estudiantes del CAAV encendió aún más la indignación.

El crimen de Javier Salomón Aceves, Jesús Daniel Díaz y Marco Francisco Ávalos coincidió en que son miembros de una comunidad universitaria, en que fueron desaparecidos de manera forzosa, en la implicación de un cártel en el delito, aún no probada en los dos casos por las autoridades y sobre todo en la presentación de conclusiones sin contar con argumentos suficientes.

Sobre este último punto, un grupo de usuarios que relacionó la versión dada por el Ex Procurdador  Jesús Murillo Karam respecto a que los estudiantes secuestrados de la Normal Rural Isidro Burgos, en 2014 habían sido asesinados e incinerados en un basurero de Guerrero. Tras recibir cuestionamientos, el ex funcionario se refirió a esta conclusión como una “verdad histórica”.

El reclamo y la falta de credibilidad ante la ausencia de pruebas científicas en el caso de los estudiantes del CAAV, Javier Salomón Aceves, Jesús Daniel Díaz y Marco Francisco Ávalos, se construyó en las redes sociales desde el antecedente de los vacíos en la investigación en el caso de Ayotzinapa. “No les creemos”, fue la conclusión de muchos de los participantes en la discusión, en tanto miles se congregaron en las calles tanto en la ciudad de Guadalajara, como en la Ciudad de México para exigir justicia.

“Indignidad, coraje y un profundo dolor! Nos causa que con esa desmesura la @FiscaliaJal y el @GobiernoJalisco Nos vengan a decir que los 3 estudiantes de #CAVV fueron asesinados y disueltos en acido #Tonalá Una sola respueta: NO LES CREEMOS!”, escribió uno de los usuarios.

Por la tarde, la tendencia continuaba en Twitter, sin embargo fue derribada por 5 hashtags relacionados con un evento futbolístico. Las tendencias globales del Champions League impidieron que el hashtag #NoSonTresSomosTodos continuara en el primer lugar por la tarde de esta martes cuando dos protestas simultáneas se realizaban en la CdMx y Guadalajara.

Gráfico realizado a partir de Diego Luna, Gael García, y otras personalidades que se destacaron por ser las voces más escuchadas en Twitter; sin embargo, la movilización de la audiencia de esta red social fue intensa y emergió desde un reclamo colectivo por la impunidad y la inseguridad que afecta al país. Foto: SinEmbargo

Gráfico realizado a partir de 9 mil 100 tuits que muestra el desarrollo de la tendencia durante la realización de dos protestas en la CdMx, y Guadalajara, para exigir justicia por los tres estidiantes. Las menciones a EPN continuaron. Foto: SinEmbargo