Quedan suspendidos los plazos para celebrar los actos de las licitaciones relativas a la Construcción de Redes Exteriores de Distribución; la Construcción de la Red de Distribución de Combustibles; la Supervisión de la Construcción de la Red de Distribución de Combustibles y el Suministro, Instalación y Comisionamiento de los Sistemas de Iluminación de Pistas (AGL), informó el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM). 

Ciudad de México, 24 de julio (SinEmbargo).- Cuatro procesos de licitación pública pendientes del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) serán suspendidos hasta que se sepa sobre continuidad del proyecto, de acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

Los procesos se suspenderán hasta que haya resultados sobre las reuniones en las que se discutirá el Nuevo Aeropuerto.

La medida, señaló GACM -que está a cargo de todo el proyecto-, se tomó para obtener la máxima transparencia en el proceso de transición.

Quedan suspendidos los plazos para celebrar los actos de las licitaciones relativas a la Construcción de Redes Exteriores de Distribución; la Construcción de la Red de Distribución de Combustibles; la Supervisión de la Construcción de la Red de Distribución de Combustibles y el Suministro, Instalación y Comisionamiento de los Sistemas de Iluminación de Pistas (AGL), informó.

Andrés Manuel López Obrador desvelaría en un mes si continúa o no con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), aunque el anuncio puede retrasarse hasta tres meses si persisten dudas de su viabilidad, dijo a EFE el próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Si no se llegara “a una solución muy clara” después de dialogar con expertos en la materia, “haríamos en un mes o dos foros técnicos para los temas que no hubieran podido ser resueltos”, afirma en entrevista con EFE el designado como nuevo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

En las manos de Jiménez Espriú (Ciudad de México, 1937) está la patata caliente por excelencia de la próxima Administración.

El futuro del nuevo aeropuerto, que ya se está construyendo en Texcoco (en el Estado de México, aledaño a la capital), fue una de las polémicas que estalló en plena campaña presidencial, y en ella llegó a entrar el magnate Carlos Slim, quien dijo que parar las obras sería “suspender el crecimiento del país”.

Tras la victoria de López Obrador el pasado 1 de julio, con más del 50 por ciento de los votos, la incertidumbre continúa.

Al mismo tiempo, López Obrador, que inicialmente quería detener las obras, ha moderado su discurso y ha pasado a considerar otras opciones, entre ellas, continuar con la construcción.