El Presidente mexicano dijo esta mañana que las autoridades de justicia deben citar a todos los involucrados en el reparto de sobornos y celebró la decisión de la FGR de dar a Lozoya la calidad de testigo colaborador.

Ciudad de México, 24 de julio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que “sin duda” hubo pagos del Gobierno de Enrique Peña Nieto a legisladores para que aprobaran el Pacto por México, y exhortó a que se den a conocer sus nombres y sean citados por las autoridades judiciales.

Emilio Lozoya Austin declaró ante autoridades federales que dio 52 millones 380 mil pesos en sobornos a legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) para que aprobaran las reformas impulsadas por el acuerdo político, conocido como Pacto por México, aseguró el diario Reforma este viernes. Además, dio a conocer algunos de los nombres de quienes fueron presuntamente sobornados por los funcionarios.

El ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) aseguró que el entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, junto con el expresidente Enrique Peña Nieto, coordinaron el envío de 6.8 millones de pesos a Ricardo Anaya Cortés. Otros más, como el Senador Ernesto Cordero –exsecretario de Hacienda y un hombre en su momento muy cercano a Felipe Calderón Hinojosa– también habrían sido sobornados.

El Presidente López Obrador expresó, en su conferencia de prensa diaria, que las autoridades de justicia deben citar a todos los involucrados en el reparto de sobornos; aunque no dijo si entre los que él propone a la Fiscalía General de la República (FGR) que sean citados considera a Peña Nieto.

“La transparencia es una regla de oro en la democracia y todos los mexicanos deben de saber qué sucedió en este asunto y que se llame a declarar a todos los implicados. Que se limpie por completo de corrupción el país, no solo que se castigue a los responsables, que se denuncie públicamente a los involucrados para seguir estigmatizando a la corrupción, que no se convierta en una costumbre”, dijo desde el estado de Oaxaca.

AMLO celebró la decisión de la FGR de dar a Lozoya la calidad de testigo colaborador. Foto: Presidencia.

El mandatario destacó la importancia de resolver, de forma transparente, el proceso penal en contra de Lozoya Austin y sin violar el debido proceso. “Es una asunto que amerita que se atienda a fondo, que terminen las declaraciones y que se busque un modo que permita, sin violar el debido proceso, informar al pueblo para que la gente conozca toda la verdad”, agregó.

López Obrador opinó que sería importante conocer cuánto dinero entregó el exdirector de Pemex y a qué políticos para la aprobación del Pacto por México, lo que permitiría detectar cómo funcionó el manejo ilegal de recursos.

“Todo esto sirve para entender la importancia de que el señor Lozoya dé a conocer que hubieron estos sobornos y que se repartió dinero a legisladores de partidos, sería muy importante terminar de saber cuánto y a quienes, porque una cosa son los 10 millones 500 mil dólares -que, de acuerdo con declaraciones del empresario Odebrecht en EU, habrían sido entregados a altos funcionarios de México- y otro asunto es este manejo ilegal, lo que se utilizó para comprar, sobornar y que se aprobara la Reforma Energética, el llamado Pacto por México. Sin duda se usó dinero con ese propósito porque parte del acuerdo para que firmaran los partidos el Pacto por México, que terminó siendo pacto contra México, era que se iba a comprar la planta de Altos Hornos de México (AHMSA) para producir fertilizante y entregar fertilizante a los campesinos, era un acuerdo para que se firmara el Pacto por México, que estaban supuestamente demandando las organizaciones campesinas para que accedieran y aprobarán el Pacto por México, tenían que comprar esa planta que estaba convertida en chatarra y que se sabe se pagaron 200 millones de dólares de más”, expuso.

El Presidente no descartó que exfuncionarios como Enrique Peña Nieto sean llamados a declarar por la Fiscalía General de la República como parte de las investigaciones contra Emilio Lozoya.

“Todos los involucrados, si así lo decide la Fiscalía, todos tienen que comparecer. Aquí son por lo menos dos sexenios, porque no solo es el caso de la Reforma Energética, es lo de Odebrecht y eso viene del sexenio de Felipe Calderón, son procesos que se complementan”, expuso.

Información de Abel Barajas y Claudia Guerrero, publicada hoy en el diario Reforma, señala que Emilio Lozoya habría entregado sobornos a panistas que eran cercanos a Felipe Calderón Hinojosa. El expresidente tuvo un fuerte control de Acción Nacional hasta que dejó el mandato, de tal manera que logró colocar familiares y amigos en listas plurinominales en la renovación de los cuerpos legislativos.

Pero los sobornos habrían sido en horizontal y sin distingos. Anaya, quien no era cercano a Calderón, se desempeñó como presidente de la Cámara de Diputados de 2013 a marzo de 2014, lapso en el que se llevó a cabo la discusión de la Reforma Energética. En mayo de 2014 asumió el cargo de secretario general del PAN.

Dicho dinero fue entregado en agosto de 2014 a una persona, cuya identidad aún no fue revelada, según el reporte de Reforma. No obstante, Lozoya mencionó que mantuvo comunicación con dicha persona a través de dos números telefónicos, para acordar el pago.

Entre el 11 diciembre de 2013 y el 21 de abril de 2014, Lozoya envió más de 52 millones de pesos a los legisladores del PAN. Entre los nombres de los señalados destacan los exsenadores Ernesto Javier Cordero Arroyo y Salvador Vega Casillas. También fueron mencionados los actuales gobernadores de Querétaro y Tamaulipas, Francisco Domínguez Servién y Francisco García Cabeza de Vaca, respectivamente.

Otros de los destinatarios nombrados por Lozoya fueron Jorge Luis Lavalle Maury, expresidente de la Comisión de Administración del Senado, y Rafael Jesús Caraveo Opengo, exsecretario técnico de la misma, quien además estuvo implicado en la recepción del dinero, subrayó Reforma.

La aprobación de la Reforma Energética en diciembre de 2013 fue un motivo de fiesta para una gran parte de la clase política, en especial para los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional. El primero ocupaba la Presidencia, el segundo la había desocupado en buenos términos.

Senadores, diputados, empresarios, miembros del Gabinete y el mismo Presidente Enrique Peña Nieto celebraron la aprobación de la que fue considerada la “joya de la corona” de aquél famoso paquete de Reformas Estructurales que fue presumido en medios, foros y giras hasta el último día de ese Gobierno.

Siete años después, los logros de la Reforma son un tema de debate: la apertura del mercado energético de México al capital extranjero no logró atraer las inversiones calculadas entre los 10 mil y 15 mil millones de dólares anuales.

Y aunque el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador decretó desde el inicio de su administración que dicha Reforma no continuaría, las circunstancias obligan a recordar a los personajes que protagonizaron esa historia.

En esa circunstancia está Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, en el periodo de 2012-2016. De acuerdo con la información de Presidencia de la República, el exfuncionario, que es investigado por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación ilícita, dijo a la Fiscalía General de la República, que tiene en su poder grabaciones de supuestos sobornos relacionados con la aprobación de la Reforma Energética que podrían implicar a altos funcionarios de la pasada administración.

El Presidente en su conferencia de prensa matutina del 14 de julio pasado, lanzó la primera pista: “¿Cómo aprobaron la Reforma Energética? ¿Cómo se obtuvieron los votos? […] Ahora la Fiscalía General va a traer al señor Lozoya. Todo lo que se va a saber porque él era director de Pemex cuando se aprobó la Reforma Energética. ¿Quiénes aprobaron esa Reforma? ¿Qué partidos? Ahí se los dejo de tarea. ¿Cómo la aprobaron? ¿Por qué se obtuvieron los votos? ¿Cómo se obtuvieron los votos?”

ENTREVISTA CON LORET DE MOLA

El Jefe del Ejecutivo recordó que hace años fue entrevistado por el periodista Loret de Mola. “En esa entrevista, Loret de Mola me dice ‘a ver, pruebas de corrupción’. Y le digo lo de la compra de la planta de fertilizantes (Agro Nitrogenados, en 2013), lo que había hecho Pemex. Alzó nada más las cejas y no dio importancia a lo que había denunciado porque el tiempo que fui opositor hice muchas denuncias, pero siempre con pruebas”, dijo.

Dijo que un día después el periodista entrevistó a Emilio Lozoya. “Dice el señor Lozoya que era mentira, entonces terminé de mentiroso, pero miren cómo es la vida, las vueltas que da la vida. Hace tres días leí una columna del señor Loret de Mola, ya con otra opinión, no cabe duda que hasta las piedras cambian de modo de parecer”, añadió.

AMLO mostró en conferencia un fragmento de la entrevista que Loret de Mola hizo a Lozoya después de la compra de Agro Nitrogenados. Imagen tomada de transmisión en vivo.

López Obrador presentó en su conferencia matutina un fragmento de la entrevista que Loret de Mola hizo a Emilio Lozoya, en ella el comunicador le cuestionó qué opinaba sobre las afirmaciones del morenista, quien describió la compra de Agro Nitrogenados como “el atraco del siglo”.

“Una mentira aunque se repita cien veces no será verdad. Esto no es un atraco, un atraco es quien propone endeudar a los mexicanos. Un atraco implica regresar a aquellas historias donde los mexicanos nos endeudamos, se cayó el precio del petróleo y todas las familias sufrieron”, respondió en esa ocasión el exdirector de Pemex.

“Pemex ya no puede seguir endeudándose, hay que cambiar nuestra historia por historias de éxito para las familias mexicanas”, agregó.

La siderúrgica nacional AHMSA habría conspirado con Lozoya y otros funcionarios públicos para impulsar la compraventa de Agro Nitrogenados, una planta productiva en estado chatarra que causó daños al Erario Público Federal por más de 11.6 mil millones de pesos derivados de su adquisición, reparaciones y pasivos, según datos de las cuentas públicas de la Auditoría Superior de la Federación.