El documento, publicado por el diario The Washington Post y aparecido en el sitio web sobre salud Medrxiv, reveló que los investigadores del hospital Houston Methodist han secuenciado el genoma de 30 mil caracteres del coronavirus desde marzo pasado, cuando el virus apareció por primera vez en la zona metropolitana de Houston (Texas), cuya población se estima en 7 millones de habitantes.

Washington, 24 de septiembre (EFE).- Científicos estadounidenses dieron a conocer más de 5 mil secuencias genéticas del coronavirus que han permitido estudiar la acumulación continua de mutaciones del virus, entre ellas una que puede haberlo hecho más contagioso, según un estudio difundido este miércoles.

El documento, publicado por el diario The Washington Post y aparecido en el sitio web sobre salud Medrxiv, reveló que los investigadores del hospital Houston Methodist han secuenciado el genoma de 30 mil caracteres del coronavirus desde marzo pasado, cuando el virus apareció por primera vez en la zona metropolitana de Houston (Texas), cuya población se estima en 7 millones de habitantes.

En el estudio, que no ha sido revisado por otros científicos, fueron recogidas 5 mil 085 secuencias, detalló el Post.

Los investigadores del hospital Houston Methodist han secuenciado el genoma de 30 mil caracteres del coronavirus desde marzo pasado. Foto: NIAID

La investigación descubrió que el virus se propagó en Houston en dos oleadas: la primera que afectó a personas mayores y a individuos con mayor poder adquisitivo, y una segunda que alcanzó a la gente más joven y los barrios de menos ingresos, donde muchos de sus residentes son hispanos.

Los investigadores descubrieron que las personas afectadas por la variante tenían mayor carga del virus en la parte superior de las vías respiratorias, lo que puede considerarse un factor potencial para que la cepa se propague de forma más efectiva.

A medida que la propagación aumentaba, los científicos hallaron una serie de mutaciones, muchas de las cuales afectaban a la proteína de la punta del SARS-CoV-2, la cual permite al virus entrar en las células.

En concreto, según la versión periodística, una de las mutaciones cambió el aminoácido 614 de “D” (ácido aspártico) a “G” (glicina).

“Las investigaciones sugieren que este pequeño cambio -que afecta a tres cadenas idénticas de aminoácidos- podría mejorar la transmisibilidad del virus”, detalló el diario, aunque aclaró que el nuevo informe no encontró que las mutaciones “hayan hecho que el virus sea más letal o hayan cambiado los resultados clínicos”.

James Musser, del Houston Methodist Hospital y autor del estudio, aseguró al Post que al virus se le han “dado muchas oportunidades”, en alusión transmisión extendida en el país.

Sin embargo, Musser admitió que el caso científico no está cerrado.

Los investigadores descubrieron que las personas afectadas por la variante tenían mayor carga del virus en la parte superior de las vías respiratorias. Foto: NIAID

El Post destacó que en el Reino Unido se dio a conocer un estudio basado en 25 mil genomas, en el que también se encontraron pruebas de que esta variante del virus supera a sus competidores.

Estados Unidos sobrepasó ya las 200 mil muertes a causa del coronavirus, que ha afectada a más de 6.9 millones de personas en este país.