Los abogados de Kraft ya han presentado una moción pidiendo que se destruyan las grabaciones para que nunca puedan ser divulgadas, pese a esto, hasta el momento se desconocen las medidas que tomará la NFL.

Fort Lauderdale (Florida, EU.), 24 de septiembre (EFE).- Los fiscales de Florida retiraron este jueves un cargo de delito menor contra el dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra, Robert Kraft, al no poder seguir adelante con la acusación después de que los tribunales bloquearon el uso como prueba de videos en los que, supuestamente, aparece pagando a cambio de sexo en un salón de masajes.

Los registros de la corte de Palm Beach muestran que el cargo fue retirado el jueves y que el fiscal estatal de ese condado, Dave Aronberg, tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa telemática en la que explicará la decisión tomada por su departamento.

El pasado mes, el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Florida determinó que la policía violó los derechos de Kraft y otras personas cuando instalaron en secreto cámaras de video dentro de las salas de masajes del “Orchids of Asia Day Spa” a principios de 2019.

Luego, el tribunal bloqueó el uso en el juicio de las imágenes de video, que no se han hecho públicas.

Los abogados de Kraft ya han presentado una moción pidiendo que se destruyan las grabaciones para que nunca puedan ser divulgadas.

Kraft, de 79 años, aún podría enfrentarse a una suspensión u otro castigo de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Los hechos, supuestamente, se produjeron en febrero de 2019 y la Policía dice que las grabaciones muestran a Kraft y otros hombres participando en actos sexuales con mujeres a cambio de dinero.

La policía señala que se grabó a Kraft pagando por actos sexuales en el “Orchids of Asia” en días consecutivos en enero de 2019.

Kraft, viudo, se declaró inocente, pero emitió una disculpa pública por sus acciones.

Si el juicio hubiese seguido adelante y Kraft hubiese sido declarado culpable, probablemente habría recibido una multa y habría sido obligado a prestar servicios comunitarios, además de otras sanciones, pero no pena de cárcel.

Kraft, que contrató a varios de los abogados más prestigiosos del país, tiene un patrimonio de siete mil millones de dólares, de acuerdo a la revista Forbes.