Los comunitarios afirman que hay cuerpos recientes. Foto:

Los comunitarios afirman que hay cuerpos recientes. Foto: UPOEG

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).– Una mochila, lapiceros, una playera de una secundaria técnica, huaraches, zapatillas, zapatos y una cobija, son algunas de las pertenencias que la Unión de Pueblos Originarios de Guerrero (UPOEG) encontró en las fosas que localizó ayer durante el día en la Loma del Zapatero, en Iguala, Guerrero.

Manuel Vázquez Quintero, abogado de la organización, confirmó a SinEmbargo que el hallazgo se realizó en cinco de las nueve fosas que encontraron en un paraje ubicado en la zona rural de Iguala.

“La mochila la tienen los compañeros y estamos hablando para ver si en uno o dos días hacemos una reunión con los padres para presentarles las cosas, a ver si alguien reconoce esa mochila”, dijo Vázquez Quintero.

La información también fue corroborada por Bruno Plácido Valerio, dirigente de la UPOEG: “Ahorita no podemos decir de quién son esas cosas y no podemos adelantar nada sobre los cuerpos, porque no queremos confundir a la gente, vamos a esperar a los peritajes”.

En este momento se encuentra en la zona elementos de la Gendarmería Nacional, de la Policía Ministerial y de la Procuraduría General de la República (PGR).

En las fosas hay cadáveres humanos recientes. De acuerdo con Vázquez Quintero, las autoridades les aseguraron que ellos ya habían realizado el hallazgo de las fosas con anterioridad.

“Pero no es cierto, porque nosotros llegamos y no vimos evidencia de que hubieran trabajado aquí. Nosotros escarbamos y encontramos las fosas y les dimos aviso. Que no digan que ellos las habían encontrado antes”, dijo.

Las fosas fueron encontradas ayer por las brigadas de la UPOEG que diariamente salen a buscar a los 43 normalistas desaparecidos en la zona rural de Iguala. “Están más arriba de las fosas que encontraron en la Loma del Zapatero y son cuerpos recientes”, dijo el abogado.

La Loma del Zapatero está muy cerca del paraje llamado La Joya, dónde se encontraron cuatro fosas hace unas semanas. De acuerdo con pobladores de la colonia San Miguelito, muy cerca de La Joya, la zona es conocida como un lugar de tortura y muerte, donde subían hummers, jeeps, camionetas, motos y también vehículos de la policía municipal.

Un joven que solicitó anonimato por seguridad, informó a SinEmbargo que hace cuando desaparecieron los normalistas, escuchó movimiento de vehículos en la zona y detonaciones.

De acuerdo con el joven era común desde hace tiempo escuchar descargas de “cuernos de chivo” e ir y venir de vehículos en medio de la noche y la madrugada.

Una mujer que atiende un pequeño abarrotes, dijo que en el lugar realizaba operaciones el crimen organizado. “Aquí los despachaba yo, pero uno no dice nada, los atiende y ya”, dijo.

Con este hallazgo, la policía comunitaria habría encontrado alrededor de 26 fosas desde que inició su búsqueda. “No nos vamos a ir hasta que encontremos a los muchachos, es nuestro único objetivo”, dijo Manuel Vázquez.