Ante la negativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que no recibirá a la Caminata por la Paz para no hacer un “show, un espectáculo”, el poeta Javier Sicilia pidió hoy que las puertas del Palacio Nacional estén abiertas las 24 horas del día “cuando hay una emergencia nacional”.

Ciudad de México, 25 de enero (Sin Embargo).— El poeta y activista Javier Sicilia pidió hoy que las puertas de Palacio Nacional estén abiertas las 24 horas del día, para que el Presidente Andrés Manuel López Obrador atienda las exigencias ante una “emergencia nacional” en materia de seguridad.

“Cuando hay una emergencia nacional, no hay Palacio cerrado, el Presidente debe estar en domingo y las 24 horas”, dijo Sicilia.

El poeta se refirió así a la negativa del mandatario mexicano, quien hace unos días dijo que no recibirá a ls integrantes de la Caminata “para no hacer un show, un espectáculo”.

A cambio, el jefe del Ejecutivo federal ofreció que integrantes del Gabinete de Seguridad sean quienes reciban a la Caminata en Palacio Nacional, pero él no porque debe “cuidar la investidura presidencial”.

“Nosotros cumplimos, si tiene alguna bronca, si esto le parece un show, pues que lo explique. Nosotros simplemente decimos que el horror del país, la sangre, la violencia, no es un show y la investidura presidencial no es para guardarla en una urna, es para que acoja a la nación entera y todo el sufrimiento de los más desesperados que son las víctimas y a la nación entera porque el sufrimiento de ellos es el sufrimiento de toda la nación”, añadió Sicilia sobre la negativa del Presidente para recibirlos.

Por su parte, Adrián LeBarón, quien también participa en la Caminata, dijo en el mismo evento negativa del Presidente “tal vez esto le va a dar una fuerza al movimiento ciudadano, porque lo que estoy tratando es de levantar conciencias, entonces yo también le quiero levantar la conciencia al Presidente, tal vez con el evento de hoy, mañana él también recapacita” , comentó.

La Caminata por La Paz realizó este sábado un acto cultural en la Estela de Luz. Ahí informaron que será a las 09:00 horas del día de mañana cuando partan hacia Palacio Nacional.   

Ayer, el contingente llegó a la Ciudad de México proveniente de Tres Marías, Morelos. El grupo ingresó a la capital mexicana por la caseta de Tlalpan.

Durante su arribo a la capital mexicana, la Caminata por la Paz, encabezada por Javier Sicilia y miembros de la familia LeBarón, además de otros ciudadanos, cruzó por la caseta de Tlalpan. Ahí se hizo un pronunciamiento de rechazo a la política migratoria del Gobierno federal; se señaló que las medidas que Guardia Nacional implementó en el sur del país para contener a migrantes son “contrarias al discurso oficial del Presidente”, señalaron.

“El despliegue de la Guardia Nacional en las fronteras demuestra que la estrategia de seguridad a la que apostó el Presidente Andrés Manuel López Obrador se enfoca en la contención de las fronteras, la cual es contraria a su discurso oficial”, dijo el actor Daniel Giménez Cacho, quien también participó en el evento.

La Caminata inició el pasado jueves. Cientos de víctimas de la delincuencia y sus familiares iniciaron una marcha de cuatro días hacia la Ciudad de México para protestar por la ola de asesinatos y desaparecidos que dejó 35 mil 588 muertos en el país en 2019.

En esta ocasión, familiares de nueve mujeres y niños con nacionalidad estadounidense y mexicana que fueron asesinados en noviembre pasado en el estado de Sonora se integraron a la marcha, la cual partió de la ciudad de Cuernavaca y llegará el domingo al Palacio Nacional de la capital.

“México está en llamas, sus caminos anegados de sangre y fosas”, dijo Sicilia mientras encabezaba a unas 400 personas al iniciarse la marcha. El activista, conocido por dar abrazos, dijo que la política de “abrazos, no balazos” que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha implementado contra la delincuencia no está funcionando.

Con la medida el mandatario pretende evitar confrontaciones con los cárteles del narcotráfico, al tiempo que promete programas sociales a largo plazo para reducir la pobreza y el desempleo. López Obrador también ha propuesto una amnistía para delincuentes comunes.

“Para que el Presidente nos entienda, no somos sus enemigos, sino enemigos de la violencia”, dijo Sicilia. “Sin verdad, ni justicia, hoy la amnistía significa impunidad y olvido. Lo único que habrá es más infierno”.

“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, gritaban los manifestantes, refiriéndose a sus familiares desaparecidos. Cargaban pancartas y letreros, incluyendo una enorme bandera mexicana que tenía impactos de bala pintados.

Un contingente de ciudadanos con nacionalidad estadounidense y mexicana vino desde los estados de Chihuahua y Sonora, en la frontera con Estados Unidos, donde nueve mujeres y niños fueron masacrados el pasado 4 de noviembre, ataque que según las autoridades fue perpetrado por narcotraficantes.

Julián LeBarón, quien perdió amigos y familiares en esa emboscada, dijo que el gobierno ha fracasado en proteger a la sociedad, y le niega a la ciudadanía el derecho a defenderse a sí misma.

“Necesitamos empezar a involucrarnos todos para enfrentar el problema de la violencia”, dijo LeBarón. “Nos hemos dado cuenta que votar no nos da las soluciones que necesitamos”.

-Con información de AP