Foto: Cuartoscuro

El líder de Morena aseguró que el actual gobierno está llevando al país a una caída imparable. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 25 de julio (SinEmbargo).- El régimen actual está llevando al país a una “caída imparable”, en la que no mejora la economía y en la que se ha sorprendido a la población con aumento de impuestos y la privatización del sector energético, aseguró durante un discurso en Tabasco el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

Después de calificar al Presidente Enrique Peña Nieto de “demagogo” y “corrupto”, aseguró que el régimen “se está cayendo a pedazos”.

“Ha continuado con la misma política económica, con el mismo saqueo, por eso se ha terminado de derrumbar el régimen corrupto. Que conste que se los dije: que nos iban a llevar al despeñadero. Ya es estructural, es una caída imparable”, aseguró.

A pregunta expresa de los reporteros sobre la demagogia en el discurso de Peña Nieto, el presidente del Consejo Nacional de Morena, respondió que Peña Nieto nunca habló en campaña de aumentar impuestos ni de privatizar el petróleo, “engañó a la gente”.

Insistió en que la Presidencia de la República se viene abajo y que actualmente es la institución que ha perdido más autoridad. “Ya cualquiera ningunea a Peña” y recordó que cuando vinieron los reyes de España a México, la empresa de pinturas Comex, se burló de EPN en una foto difundida a través de sus redes sociales, dónde lo ponían arriba de una lata de pintura para aumentar su estatura.

Al finalizar asamblea informativa en Tacotalpa, Tabasco, aseguró que, también el Ejército ha perdido autoridad, “imagínense mandar al Ejército a reprimir a la gente, a matar niños”, criticó por los hechos ocurridos recientemente en el municipio de Aquila, Michoacán dónde un niño fue asesinado por soldados.

Mientras que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dijo, está al servicio de los organismos financieros internacionales. “Al PRI sólo le queda la corrupción”.

MÁS POBRES
PROMO-POBRES

Durante su tercer día de gira por Tabasco, insistió en que ha fracasado la política de desarrollo social, aseguró que hay cada vez más pobreza, como lo muestra la última evaluación del Consejo Nacional de Evaluación de la política de Desarrollo Social (Coneval), que muestra cómo uno de cada dos mexicanos son pobres, porque el régimen no está hecho para combatirla, sino para permitir el “saqueo a una minoría rapaz”.

Afirmó que es la misma pobreza, la que permite que cuando hay elecciones en México, los partidos políticos al servicio de la mafia del poder, trafique con la necesidad de la gente y compren votos, lo que calificó como una inmoralidad.

Explicó que visitó Tabasco cinco días antes de la elección intermedia de junio pasado, porque ya tenía información de que el Gobernador perredista de Tabasco, Arturo Núñez, con Peña para mandar el mensaje a toda la nación de que “si aquí no ganábamos ya no éramos importantes en ninguna parte”.

“Arturo Núñez, traicionó al pueblo de Tabasco, no tenemos ninguna relación con su gobierno. Es una vergüenza que no solo compraron votos en la pasada elección los del PRI, PAN y Verde, también el PRD. ¿Para eso fundamos el PRD? ¿Para engañar a la gente?”, añadió.

Lo mismo hace el Partido Verde, que es solo una franquicia del PRI conformada por juniors. Por ejemplo, el líder del Partido Verde en Tabasco, es hijo del ex gobernador priista Roberto Madrazo; en Veracruz, el hijo de Fidel Herrera; en Chiapas, el nieto del doctor Velasco Suárez, gobernador del PRI en Chiapas.

Actualmente en Tabasco, dijo, Núñez tiene el control de todos los medios de información, —periódicos, radio y televisión—y no se da a conocer lo que no le conviene al gobierno como en los tiempos en que gobernaba, Roberto Madrazo.

“Los responsables de la tragedia nacional utilizan un partido u otro, a ellos no les preocupa si gana el PRI, el PAN, porque continúa la misma política de saqueo, la misma corrupción, pobreza”.