“Mis primas no se arrimaron a ese cerro para que les dispararan 3 mil 500 veces para luego venir a hacerle un show al Presidente. No creo que los que fueron asesinados ayer en Guanajuato, su deseo en la vida haya sido que su vida fuera hacerle un show al Presidente. No es eso, nosotros estamos ante la atrocidad y lo que está en juego literalmente es México”, dijo Julián LeBarón, sobre la descalificación que lanzó el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la Caminata por la Paz, al tildarla de un show.

Ciudad de México, 26 de enero (SinEmbargo).— Una única lona. La misma manta en nueve años, pues el mensaje y la exigencia no ha cambiado ni un ápice, a pesar del tiempo que abarca tres diferentes administraciones federales, cada una encabezada por un Presidente emanado de un diferente partido que prometió el cambio.

“¡Estado Mexicano!. Las madres merecen saber dónde están sus familiares migrantes desaparecidos y secuestrados”, se lee en la lona de uno de los contingentes que participó hoy en la Caminata por la Verdad, Justicia y Paz.

El grupo se ubicó casi hasta el final de la marcha que partió desde la Estela de Luz hasta Palacio Nacional. Lo asistentes son civiles e integrantes del Instituto para las Mujeres en la Migración A.C (Imumi) una organización dedicada a defender los derechos de las mujeres migrantes en México.

La manta que ha sido utilizada desde el 2011 hasta la fecha, pues la demanda es exactamente la misma. Foto: Especial.

La manta fue hecha para participar en la Caravana y Movimiento por la Paz impulsado por el poeta Javier Sicilia en 2011 y ha sido usada en  tres sexenios presididos por mandatarios de diferentes partidos, Felipe Calderón Hijosa,  del Partido Acción Nacional (PAN); Enrique Peña Nieto, Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ahora, con Andrés Manuel López Obrador,  de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). No ha cambiado, pues el mensaje y la exigencia persiste, pues la situación que reprocha y denuncia continúa de la misma manera.

“La hicimos en 2011 durante la administración de Felipe Calderón y en ese momento habíamos puesto Presidente Calderón, pero no lo hicimos pensando que seguramente este tema iba a seguir para el siguiente sexenio, o por lo menos a principio del siguiente sexenio, y tres sexenios después seguimos con la misma manta porque siguen los secuestros y desapariciones de migrantes”, platicó Gretchen Kuhner, directora de la Imumi.

En ese entonces, a inicios de la pasada década en que se realizó la manta, Estados Unidos deportó a 204,810 madres y padres de niñas y niños, entre el 2010 y 2012. Esa cifra no incluía a las madres y padres que dejaron atrás a sus hijas e hijos migrantes con o sin documentación migratoria.

Desde esos tiempos, la organización denunciaba la violación a derechos humanos de migrantes y la desaparición de éstos.

Hoy el Imumi nuevamente salió a protesta, como en otros años, para pedir al Gobierno mexicano un alto a la criminalización y represión contra las familias migrantes. En este año, en concreto, denuncia el uso de la Guardia Nacional para perseguir y detener a quienes huyen de la violencia, faltando así a una promesa de realizar una política de derechos humanos.

Gretchen Kuhner señaló en entrevista con SinEmbargo que la situación de la migración en México es preocupante tanto en la frontera sur como en la frontera norte.

La activista platicó que el secuestro de personas migrantes continúa. Detalló que tan solo la semana pasada entrevistaron a cerca de 50 familias deportadas y en espera de sus peticiones de asilo, en Matamoros, Tamaulipas, de los cuales “el 50 por ciento habían sufrido algún tipo de secuestro “incluyendo mujeres y niños”.

La directora de Inmumi también recordó que los migrantes están en condiciones precarias y que agravan su condición de vulnerabilidad, “mujeres y niños, una mujer con un hijo con Síndrome Down, viviendo en campamentos. Hay personas secuestradas, mujeres desaparecidas que son migrantes”, comentó.

Kuhner recalcó que independientemente de la situación migratoria o de la nacionalidad, cuando desaparece un familiar el dolor es el mismo.

“Yo creo que las familias, si se te murió algún familiar, en cualquier sexenio, no importa en cual, la gente va a seguir buscando justicia con cualquier Presidente y cualquier partido político, y lo mismo con las mujeres en la migración, ellas vienen y están buscando mejores situaciones de vida, o protección internacional”, expresó.

Cientos de personas de diferentes partes de la República iniciaron este domingo la Caminata por la Verdad, Justicia y Paz, encabezada por el poeta Javier Sicilia, Julián y Adrián LeBarón. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

La activista reprochó las recientes declaraciones del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, al justiciar su negativa de recibir la marcha bajo el argumento que era un show.

“Cuando tienes familiares que están buscando a sus hijos, es insultante decir que es un show y yo no veo a personas que tienen partidos políticos, son familiares que están buscando a sus hijos o a sus otros familiares”, concluyó la defensora.

El Imumi desde hace tiempo ha señalado que ante la realidad de violación de derechos humanos e inseguridad, las madres de migrantes y personas desaparecidas necesitan compromisos, por parte de los gobiernos, para crear políticas públicas que apoyen a las familias y les garanticen los recursos necesarios para ofrecer a sus hijas e hijos una vida digna y mejores oportunidades educativas, de salud, económicas y emocionales.

Pero la manta y la exigencia de esta organización migrante no es la única que ha trascendido años y sexenios enteros, con todo y el cambio de partidos en el poder. Alto a la violencia, justicia, paz, búsqueda y presentación de personas desaparecidas son las exigencias que han persistido desde el sexenio de Felipe Calderón, cuando se disparó la ola de violencia, y que a la fecha sigue vigente.

Julián LeBarón, familiar de las madres y niños asesinados en Bavispe, Sonora, recordó que la exigencia de seguridad y paz no es nueva, al menos, en su familia llevan décadas como víctimas de la criminalidad y de la impunidad en el país.

Ciudadanos participaron en la Caminata por la Paz, encabezada por Javier Sicilia. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

“Vivimos con casi el 100 por ciento de impunidad. Hace nueve años marchamos y ni a los asesinos de mi hermano detuvieron, ni a los asesinos del hijo de Javier Sicilia los detuvieron. Lo que pasó con los 43 estudiantes de Ayozinapa, nadie cree que se resolvió transparencia, vivimos con instituciones colapsadas”, destacó.

El activista reiteró que la ciudadanía está cansada de la impunidad y la violencia, por eso también llamó a la unidad en la sociedad.

Javier Sicilia expresó que, si bien la ola de violencia no es responsabilidad directa del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, sí le reprochó que no atienda la agenda de justicia trasnacional, la exigencia de paz y llamado de los pueblos indígenas de detener los mega proyectos; le recriminó también la criminalización a la migración y “el lenguaje que utiliza en las conferencias mañaneras, “que lejos de llamar a la unidad, polariza a la nación”. A su vez, el poeta también culpó al mandatario nacional de tener “abandonadas, desarticulas y cuestionadas” las instituciones para atender a las víctimas, en concreto la CEAV, CNBP y la CNDH.

“Heredaste este horror de administraciones que solo tuvieron imaginación para la violencia, impunidad y corrupción, pero el hecho que le hayas dado la espalda a la agenda de justicia y paz como prioridad de la Nación […] El hecho de reducir la paz a un asunto de seguridad y abandonar la verdad y la justicia, ha mantenido articuladas las redes de complicidad del Estado con el crimen organizado, y sus costos en dolor y muerte han sido demasiado altos en tu primer año de gobierno, Presidente”, dijo el poeta al leer una carta dirigida al Jefe del Ejecutivo cuando la caminata llegó a Palacio Nacional.

INDIGNA POSTURA DE AMLO

La protesta en la que participaron miles de víctimas de la violencia ha sido calificada desde Palacio Nacional como un acto político impulsado por la oposición “conservadora”.

Julián LeBarón también puso énfasis en que el acto realizado hoy en Ciudad de México, “no es una marcha contra el Presidente ni contra de la clase política, es contra la impunidad y la violencia”.

En días pasados, el Presidente, Andrés Manuel López Obrador dijo que no atendería la marcha porque la consideraba un espectáculo mediático. Las declaraciones del mandatario nacional generaron indignación entre las víctimas que participaron en la caminata.

“No lo entiendo, yo creo que quien ha sufrido no puede entender cómo es que exigir que ellos nos escuchen y nos involucren en las soluciones para hacer que se respete la vida, pueda ser un show. Digo, mis primas no se arrimaron a ese cerro para que les dispararan 3 mil 500 veces para luego venir a hacerle un show al Presidente. No creo que los que fueron asesinados ayer en Guanajuato, su deseo en la vida haya sido que su vida fuera hacerle un show al Presidente. No es eso, nosotros estamos ante la atrocidad y lo que está en juego literalmente es México”, pronunció el chihuahuense.

Familiares de víctimas mortales de la violencia, así como de miles de desaparecidos participaron en la marcha. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

El poeta Javier Sicilia también lamentó la negativa del mandatario de atender a los integrantes de la marcha. “No estás presente a causa de graves y desafortunados prejuicios hacia las víctimas y el sufrimiento del país, que redujiste lamentablemente a un show”, expresó el activista al leer su carta abierta a AMLO.

Sicilia alertó que si el Estado no asume la dimensión de la emergencia nacional y la tragedia humanitaria del país, dará al traste lo bueno que busca su administración.

“Si en verdad, Presidente, no hay justicia, ni reconciliación, ni amnistía, ni paz, ni transformación, lo único que habrá es más infierno”, dijo.

Y añadió “tú nos pides más tiempo para buscar la seguridad, pero no hablas de verdad y de justicia”.

Sicilia resaltó que sólo hay tiempo para encarar al horror y la tragedia del país con una política de estado que desarticule las redes de complicidad con base a mecanismos extraordinarios de verdad y justicia.

“No hay que repetir el pasado, Presidente. Ese pasado nos ha destruido y continúa destruyéndonos. Hay que crear lo nuevo, lo que preserva la vida, una verdadera y autentica transformación”, dijo.