En Estados Unidos viven 5.6 millones de mexicanos indocumentados. Aunque el número de mexicanos es el mismo que en 2015 la proporción de inmigrantes originarios de México bajó en 2016. “Mientras descendía el número de mexicanos sin papeles, creció el de inmigrantes indocumentados de otras partes del mundo, especialmente de Centroamérica y de Asia”, informó hoy el centro Pew.

Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo/EFE).- La proporción de mexicanos indocumentados en Estados Unidos, comparada con los originarios de otras nacionales, bajó durante el 2016 puesto que, si bien son son el mismo número de mexicanos, 5.6 millones, ahora representan menos de la mitad del total de inmigrantes en el vecino país, de acuerdo a un informe presentador por el centro Pew Research.

La población de inmigrantes indocumentados que vive en Estados Unidos bajó en los últimos años al pasar de 11.3 millones en 2009 a 11 millones en 2015, un descenso “pequeño pero estadísticamente significativo”, señala el estudio publicado hoy por el centro Pew Research.

El número de 11 millones de indocumentados supone, además, una bajada significativa con respecto a 2007, cuando vivían en Estados Unidos  12.2 millones de inmigrantes, según el Pew Research, un centro de pensamiento no partidista que se dedica a analizar tendencias demográficas y de opinión pública.

A pesar del descenso, la población indocumentada de 2015 triplica a la de 1990, cuando era de 3.5 millones los inmigrantes sin papeles.

Los mexicanos son el principal grupo de inmigrantes indocumentados, aunque su población ha ido reduciéndose desde que alcanzó un pico de 6.9 millones en 2007, momento en el que representaba el 57 por ciento de los sin papeles en Estados Unidos según observa el centro Pew.

En 2014, los mexicanos eran 5.8 millones (el 52 por ciento del total), mientras que, en 2015, descendieron hasta los 5.6 millones, es decir, el 51 por ciento de la población indocumentada.

De acuerdo con las cifras preliminares del centro Pew para 2016, el número de mexicanos indocumentados en ese año era el mismo (5.6 millones), pero su porcentaje cayó por debajo del 50 por ciento.

Mientras descendía el número de mexicanos sin papeles, creció el de inmigrantes indocumentados de otras partes del mundo, especialmente de Centroamérica y de Asia.

Según el centro Pew, entre 2009 y 2015, el número de inmigrantes indocumentados de estas dos regiones se incrementó notablemente, lo que incluye un aumento de centroamericanos que viven de manera irregular de 1.6 a 1.8 millones en ese periodo.

Por su lado, la población indocumentada de Asia ha pasado de 1.4 millones en 2014 a 1.5 millones en 2015, según el Pew.

También entre 2009 y 2015 hubo un ligero descenso de indocumentados originarios de Suramérica que llegaron a través de la frontera con México o que permanecieron en Estados Unidos más tiempo del que permitía su visado.

Con respecto al tiempo que los inmigrantes han permanecido en Estados Unidos, el centro Pew recuerda que en 2014 el 66 por ciento de los indocumentados había vivido en el país durante al menos 10 años, comparado con el 41 por ciento  que en 2005 llevaba ese mismo periodo de tiempo.

En el otro extremo, en 2014 tan solo el 14 por ciento de la población indocumentada había vivido en Estados Unidos durante menos de cinco años, una cifra que contrasta con el 31 por ciento que, en 2005, había residido menos de un lustro.

Las cifras del estudio del centro Pew muestran un descenso de la inmigración irregular, especialmente proveniente de México, así como la existencia de una población de inmigrantes que han vivido en Estados Unidos durante años y que han hecho su vida en ese país y que tienen hijos con ciudadanía estadounidense.

Para efectuar el análisis, el centro Pew Research ha utilizado datos de la encuesta sobre la Comunidad Estadounidense (ACS, por su abreviatura en inglés) y de la encuesta sobre Población Continua (CPS, por sus siglas en inglés), ambas de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Los datos provienen de encuestas con diferentes márgenes de error.