Encuentro con las Comunidades Mexicanas en California. Foto: Twitter Presidencia

Encuentro del Presidente Enrique Peña Nieto con asociaciones de mexicanos en California, Estados Unidos. Foto: Twitter Presidencia

Ciudad de México, 26 de agosto (SinEmbargo).– La visita del Presidente Enrique Peña Nieto y su comitiva a California, Estados Unidos, provocó numerosas reacciones en la población mexicana que vive en la nación gobernada por Barack Obama.

Por una parte, líderes de organizaciones hispanas nacionales y regionales y de inmigrantes mexicanos pidieron al mandatario mexicano responder por el problema de los “700 mil menores de edad” deportados por el gobierno de Obama.

Pero también grupos de migrantes convocaron a protestar para abogar por la Reforma Migratoria a favor de sus connacionales. El Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) y la Red Mexicana pidieron “dé la cara por los indocumentados”.

El objetivo presidencial –según un comunicado– “es fortalecer y profundizar los vínculos con la comunidad mexicana”.

Sin embargo, grupos comunitarios manifestaron su rechazo por las reformas estructurales del Presidente mexicano; para pedir la liberación del doctor José Manuel Mireles Valverde, ex líder de las autodefensas de Tepalcatepec, Michoacán; para frenar la represión a los migrantes en tránsito por México y para que las autoridades electorales expidan credenciales para votar en comicios mexicanos desde EU.

Asimismo, una coalición de organizaciones pidió la liberación de presos políticos, entre éstos la líder de una Policía Comunitaria en Guerrero, Nestora Salgado.

Salgado ha cumplido un año en una prisión federal en Nayarit acusada del secuestro de varias personas. Sus defensores alegan que los detenidos eran miembros de un cartel y que el proceso judicial ha estado plagado de irregularidades.

“Queremos recordarle al presidente que somos mexicanos y  aunque estamos en el extranjero requerimos la atención del gobierno de nuestro país de origen”, expuso por su parte Efraín Jiménez, de la Federación Zacatecana, AC, uno de los asistentes a la reunión en el hotel Millenium Biltmor, en Sacramento.

De acuerdo con el diario La Opinión, los líderes de organizaciones tienen una lista de demandas para el mandatario mexicano que incluye el respaldo “visible o no” para impulsar la Reforma Migratoria en Estados Unidos.

“Estamos sufriendo mucho por la separación de familias”, dijo Roberto Bravo, del Consejo Binacional de Organizaciones Comunitarias Mexicanas.

Los líderes hispanos que habitan en Norteamérica hicieron un llamado al mandatario mexicano para que responda por los miles de mexicanos deportados por la administración de Obama durante los últimos años.

“Han sido forzados a exiliarse fuera de su país natal ya que los padres mexicanos fueron echados de los Estados Unidos bajo la política represiva migratoria mas dura en los últimos sesenta años,” declaró Luis Magaña, representante de la Coordinadora Nacional 2014 por una Reforma Migratoria Justa y Humana.

“Han sido mas de 2 millones de deportaciones bajo el primer presidente Africano Americano y el mayor número de separaciones de familias y repatriaciones de ciudadanos americanos de herencia mexicana a un país que desconocen y que les ha presentado problemas sociales jamás esperados,” finalizó el líder que radica en la ciudad de Stockton.

Por su parte, el Presidente de México anunció en Los Ángeles un programa de becas a estudiantes destacados, entre los que habrá indocumentados beneficiados con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

De acuerdo con la agencia Efe, “gracias al programa DACA, aprobado por el Gobierno estadounidense en el verano de 2012, los ‘soñadores’, tal y como se conoce a estos jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos con sus padres cuando todavía eran unos niños, pueden permanecer en el país y tienen derecho a un número de seguro social y permiso de trabajo”.

Los últimos datos oficiales indicaron que la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) estadounidense ha aprobado 514 mil 800 solicitudes de DACA, de las cuales 443 mil 500 fueron otorgadas a jóvenes nacidos en México, lo que representa el 76  por ciento del total.

EL GOBERNADOR QUE ADVIRTIÓ A PEÑA

La visita del Presidente Enrique Peña Nieto y un grupo numeroso de gobernadores mexicanos a Sacramento y a Los Ángeles, la capital del estado de California, la más poblada de la Unión Americana y de mayor población mexicana fuera de México, se hace menos de dos meses de la visita del Gobernador Jerry Brown y una delegación de 130 legisladores y comerciantes a México.

El Gobernador Brown fue quien advirtió al Ejecutivo mexicano que “sin mano dura” a petroleras “se los comerán vivos”.

En el Senado, el mandatario también pidió poner “mucha atención” al tema del fracking para evitar la contaminación de aguas y tierras.

Los acuerdos que firmó el Gobernador Brown en México son:

• Con la secretaría de Economía de México para promover el comercio entre las empresas de México y California.

• Con la Secretaría de Educación Pública para impulsar el intercambio estudiantil y promover el idioma español como segunda lengua en el estado.

• Con la Secretaría de Energía para la promoción de generación limpia como la eólica (viento).

• Con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para enfrentar el cambio climático.