Luego de que, a fines de 2006, el entonces Presidente Felipe Calderón declarara la guerra al narco ocurrió lo insospechado: el DF se convirtió en una ciudad más segura que Monterrey, Guadalajara o Cancún. Las cifras oficiales apuntaladas por el entonces Procurador Miguel Ángel Mancera mostraban una urbe en estado de paz envidiable. Pero eso ha cambiado y, si se revisan otro tipo de fuentes la realidad es distinta al discurso, al grado que el problema de asesinato es más grave al reconocido públicamente. Existe otro aspecto peculiar en la capital y es que en su historia reciente no había sido conducida por un político formado desde el sistema de justicia y seguridad pública, como Mancera. Y es él quien está perdiendo la ciudad. Estos son los números…

CUARTA Y ÚLTIMA PARTE

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).- Un dato: de acuerdo con las cifras reportados por la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública (ENVIPE) levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se aprecia un aumento de los delitos ocurridos en el Distrito Federal de 2010 a 2014. En 2010 se reportaron 2.9 millones de delitos y, para 2014, se registraron 4 millones de crímenes, un brinco hacia arriba del 40 por ciento.

REC_01

SinEmbargo analizó el fenómeno con el apoyo de un especialista en estadísticas delictivas y un primer hallazgo es que, si se revisa la tasa de delitos ocurridos por cada 100 mil habitantes desde 2010, se descubre que los capitalinos sufren más de la delincuencia que el resto de los mexicanos.

El dato es sólido: la tasa del Distrito Federal fue 64 por ciento mayor que la nacional en 2014. Y pese a que ambas series presentan un comportamiento similar, en la capital se registró un alza más acentuada de 2013 a 2014 —ya de lleno en la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa, ex Procurador de la ciudad— de los delitos ocurridos en esta entidad federativa.

El aumento de la incidencia delictiva en la Ciudad de México, hecho reflejado en la Encuesta de Victimización del Inegi, se coloca bajo la luz de los recientes acontecimientos en que un hombre fue colgado de un puente peatonal, otro fue depositado en un tambo y uno más fue ejecutado y a su lado colocado una advertencia directa al Jefe de Gobierno, cuya administración ha tratado los hechos como “aislados”.

***

¿Cuáles son los principales delitos más frecuentemente reportados en el Distrito Federal?

De acuerdo con la ENVIPE, los ilícitos más reportados son robos y extorsiones. Si se analizan detenidamente los datos dados a conocer por esta encuesta se puede observar que las modalidades de robo han cambiado, mientras que la extorsión se ha mantenido como el segundo delito más frecuente en el Distrito Federal, así como uno de los que registra mayor cifra negra, condición definida como la sumatoria de los delitos no denunciados y de aquellos casos en los cuales no se inició averiguación previa.

Esta situación no debe causar extrañeza si se considera que, en términos generales y nacionales, este delito no se denuncia. A nivel nacional, el 56 por ciento de los chantajes no son puestos a consideración de la autoridad, lo que supone la existencia de más de 4.3 millones de amenazas no conocidas por la autoridad: miedo a una nueva coacción cometida en el mismo sistema de justicia, reflejo de que la denuncia es una pérdida de tiempo, exposición a trámites largos y difíciles, desconfianza y miedo a la actitud hostil de la autoridad.

REC_02

Como se observa, Mancera no puede presumir ni como Procurador ni como Jefe de Gobierno que conoce formalmente más allá del 10 por ciento de los delitos ocurridos bajo su responsabilidad ministerial o política.

Para comprender con mayor detalle la situación del Distrito Federal y valorar en su justa medida las cifras oficiales sobre incidencia delictiva publicadas en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), instancia que alimenta sus estadísticas a partir de los datos proporcionados oficialmente por las procuradurías estatales, es necesario considerar el elevado porcentaje de cifra negra que se ha registrado.

Esto es fundamental sobre todo porque a partir de los datos de la ENVIPE se tiene conocimiento que sólo 8 de 100 delitos ocurridos en el Distrito Federal fueron denunciados ante el Ministerio Público en 2014.

***

A. Homicidios dolosos

I. Registros administrativos contra averiguaciones previas y número de víctimas de homicidio.

REC_03

Si se compara la serie de averiguaciones previas iniciadas por homicidios dolosos por la Procuraduría General de Justicia del Distrito federal (PGJDF) con los registros administrativos del mismo delito, se observa que esta última serie da cuenta de niveles superiores que han dado a conocer las autoridades correspondientes.

En el Distrito Federal, ocurren 12 asesinatos por cada 100 mil habitantes y no poco más de 8, como la administración de Mancera presume, sin embargo, la cifra se mantiene por debajo de la tasa nacional.

Es cierto que se puede argumentar que la diferencia estriba en lo que refleja cada uno de los indicadores, en el sentido de que mediante una averiguación previa se puede estar investigando el homicidio de más de una persona y que los registros administrativos dan cuenta de los certificados de defunción de cada una de las personas en las que un médico determinó que la o las causas que originaron la muerte de la persona no fueron causas naturales, sino factores externos por agresiones directas hechas por cualquier arma, sustancia o mecanismo que provocó su muerte, acorde con la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es importante señalar esta cuestión sobre todo a la luz de la publicación del número de víctimas de este delito por parte del SESNSP a partir de 2014, pues no deberían existir diferencias significativas entre esta serie y los registros administrativos reportados por el Inegi.

REC_04

A partir de la comparación del número de víctimas de homicidio doloso con los registros administrativos del mismo delito se observa que existe una diferencia de 293 casos en los que no se inició averiguación previa alguna. Esta situación invita a diversos cuestionamientos sobre los datos de incidencia delictiva que reportan las autoridades de procuración de justicia en la capital, a partir de los cuales se evalúan las condiciones de seguridad y de las propias acciones emprendidas.

II. Comportamiento de las estadísticas de averiguaciones previas y víctimas de homicidio doloso

REC_05

Si sólo se toma en consideración la estadística de averiguaciones previas publicada en el SESNSP a partir de 2010, es evidente el aumento de homicidios dolosos desde mediados de 2014, es decir, a partir del segundo año de gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Este comportamiento ha sido más evidente durante 2015 como se observa en línea de tendencia de media móvil que aparece en la gráfica anterior. Aunado a ello, si se contrastan los valores absolutos de averiguaciones previas por homicidio doloso de los primeros dos años y 10 meses de Marcelo Ebrard con el mismo periodo de gobierno de Miguel Ángel Mancera, se aprecia que los homicidios intencionales cometidos durante la administración de este último son 11 por ciento superiores.

REC_06

 

REC_07

Con base en las estadísticas publicadas por el SESNSP, se puede señalar que aproximadamente 8 por ciento de las víctimas de homicidio doloso registradas oficialmente de enero a diciembre de 2014 fallecieron a causa de homicidios múltiples. Asimismo, se observa que dicha proporción disminuye a 5 por ciento en lo que respecta las víctimas de este delito registradas de enero a septiembre de 2015.

III. Comportamiento del homicidio doloso en el ámbito delegacional.

REC_08

Las delegaciones que superan o igualan la tasa de homicidio doloso registrada en el Distrito Federal durante 2014 fueron: Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Tláhuac, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Xochimilco, Azcapotzalco, Miguel Hidalgo e Iztalcalco.

Sobresale el caso de la delegación Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, pues su tasa fue 83 por ciento mayor que la reportada en esta entidad.

Ambas son las únicas dos delegaciones que equiparan la tasa nacional de homicidios dolosos, que fue de 13. Vale apuntar que Cuauhtémoc es sede de los poderes federales y capitalinos, excepto por la Cámara de Diputados que está asentada en Venustiano Carranza.

B. Secuestro

I. Comportamiento de las estadísticas de averiguaciones previas y víctimas de secuestro (fuero común).

REC_09

A partir de la estadística sobre averiguaciones previas por secuestros publicada en el SESNSP, se puede apreciar que este delito se ha mantenido constante y que durante la administración de Mancera se ha promediado mensualmente una tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes de 0.05.

REC_10

 

REC_11

Siguiendo las estadísticas publicadas por el SESNSP, alimentadas por la data de la Procuraduría del DF, se puede señalar que aproximadamente 22 por ciento de las víctimas de secuestro registradas oficialmente de enero a diciembre de 2014, padecieron secuestros múltiples. Asimismo se observa que dicha proporción disminuye a 12 por ciento en lo que respecta las víctimas de este delito registradas de enero a septiembre de 2015.

Así, la Ciudad de México se ubica por debajo de la tasa nacional. ¿Es esta una buena noticia? No, porque esta situación es diferente a la apreciada en el fuero federal pues, en este ámbito, el Distrito Federal es la segunda entidad con mayor cantidad de casos por cada 100 mil habitantes, siendo superada únicamente por el Estado de México y sobrepasando los niveles registrados por Tamaulipas.

En el fuero federal, responsabilidad de la Procuraduría General de la República (PGR), en términos absolutos, se registraron 62 averiguaciones previas y 68 víctimas de secuestro.

II. Comportamiento del secuestro en el ámbito delegacional.

REC_12

A diferencia de lo que sucede en otras entidades federativas, la información sobre secuestros en el ámbito delegacional no se encuentra publicada en el SESNSP, pero, de acuerdo con información dada por la autoridad a través de una solicitud de información, las delegaciones que superaron la tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes del Distrito Federal durante 2014 fueron: Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Iztapalapa, Iztacalco y Benito Juárez.

La tasa de la delegación Gustavo A. Madero —la segunda más poblada y limítrofe con el Estado de México— fue 83 por ciento, mayor que la tasa del Distrito Federal, mientras que la de Venustiano Carranza fue 1.7 veces superior. Esas demarcaciones fueron las únicas que sobrepasaron la tasa nacional de secuestros por cada 100 mil habitantes durante 2014, la cual fue de 1.2.