Los beneficios fiscales y de salario mínimo aplicados en la zona fronteriza del norte del país son un programa “que ha ayudado mucho”, aseguró el Presidente López Obrador. Recordó que “aumentó el salario mínimo al doble en la frontera”.

Destacó que sus opositores destacan la existencia de proyectos de desarrollo en el sureste del país y “algunos malintencionados” aseguran que se tiene abandonado el norte o el centro del país. “Este programa, por ejemplo, es único y me lo están pidiendo también en la frontera sur y tengo el compromiso de que se aplique”, aseguró.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).- Las negociaciones para el aumento en el salario mínimo, detenidas por la contingencia sanitaria que desató la pandemia de la COVID-19, están en vísperas de reiniciar, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Recordó que su Gobierno busca que los trabajadores sean mejor remunerados, sobre todo en sectores maquileros en los que el pago ascendía al mínimo que “estaba muy bajo”.

“Ya aumentó el salario mínimo, en el 19 aumentó al doble el salario mínimo en toda la franja fronteriza y luego aumentó 20 por ciento este año, y ya vamos a empezar las negociaciones para el incremento del salario mínimo del año próximo”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

Cuestionado sobre la economía de la frontera norte del país, expresó que su Gobierno considera que los municipios chihuahuenses de Morelos, Villa Unión y Allende podrían ingresar a los beneficios por la disminución del IVA e ISR, el aumento al salario mínimo y otras medidas que dan beneficios fiscales.

“Es un programa que ha ayudado mucho a la frontera”, recordó el mandatario mexicano sobre el proyecto que, aseguró, “está ayudando bastante, al mismo tiempo aumentó el salario mínimo al doble en la frontera, este es un programa especial”.

Destacó que sus opositores destacan la existencia de proyectos de desarrollo en el sureste del país y “algunos malintencionados” aseguran que se tiene abandonado el norte o el centro del país. “Dicen en el discurso: ‘Estamos conscientes de que hace falta ayudar a atender a los pobres, pero nosotros somos lo que más aportamos, entonces necesitamos recibir más’. Nosotros estamos buscando que se atienda a todos y que se ayude al sureste, que ha estado siempre en el abandono y que ha aportado mucho”, dijo.

“Este programa, por ejemplo, es único y me lo están pidiendo también en la frontera sur y tengo el compromiso de que se aplique, sobre todo en Chiapas y me lo están pidiendo en Chetumal, en Quintana Roo, que haya una zona franca, que les ayude y tengo ese compromiso. Lo estamos evaluando el programa y se va a ir ampliando”, adelantó el Presidente.

Por ahora, el Gobierno federal analiza incluir a municipios que quedaron fuera de la franja de los 20 kilómetros en que aplica el proyecto, como en el caso de Baja California, en donde no se incluía San Quintín porque no estaba exactamente en los 20 kilómetros”. Aseguró que se está evaluando la pertenencia al programa sólo que hubo que detenerse “por lo de la pandemia”.

“Es un buen programa de apoyo, de estímulos para la inversión y también para que se les pague mejor a los trabajadores que están en las maquilas, porque les pagaban muy poco, porque estaba muy bajo el salario mínimo”, puntualizó.