Washington, 26 nov (EFE).- El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un nuevo acuerdo por dos años de la Línea de Crédito Flexible (LCF) para México por valor de de 70 mil millones de dólares.

De este modo, se renueva la línea previa pactada en noviembre de 2012, y que también contaba con dos años de duración.

“Este acceso flexible es posible gracias al muy fuerte historial de los países que son elegibles para utilizar la LCF, lo que da plena confianza en que seguirán aplicándose políticas económicas sólidas”, aseguró el organismo dirigido por Christine Lagarde en un breve comunicado.

Asimismo, el Fondo indicó que “las autoridades mexicanas manifestaron su intención de asignar al acuerdo un carácter precautorio”.

El LCF es un instrumento a través del cual un país en desarrollo con finanzas públicas estables puede solicitar recursos al FMI para enfrentar alguna crisis económica o una presión externa futura importante, aunque se trata de fondos de carácter preventivo que solo se utilizan en caso de emergencia.

En sus últimos pronósticos de octubre, el FMI mantuvo en el 2,4 % su previsión de crecimiento para México este año, en parte debido a la puesta en marcha de las reformas emprendidas por el Gobierno, y aumentó una décima su pronóstico para 2015, hasta el 3,5 %.

“Creemos que podremos ver resultados de las reformas estructurales el año que viene” reflejadas en “un aumento de la inversión en el sector de las telecomunicaciones y el de los hidrocarburos, que comenzará lentamente” pero ya podrá notarse en 2015, explicó entonces, el subdirector del departamento del Hemisferio Occidental en el FMI, Robert Rennhack.