La organización internacional de derechos humanos Artículo 19 había informado, a través de sus redes sociales, la desaparición de Murúa Manríquez y había exigido la activación del Mecanismo federal de protección a periodistas. Sin embargo, horas después de este llamado, el periodista, de 34 años, fue encontrado muerto y con signos de violencia.

Ciudad de México, 27 de enero (SinEmbargo).- Más de un año después del asesinato del periodista Rafael Murúa Manríquez en Baja California Sur, tres hombre fueron declarados culpables de haber privado de la vida al comunicador y acusados por el delito de homicidio calificado con ventaja, sin embargo, sus sentencia se dará a conocer en los próximos días.

Rafael Murúa Manríquez, quien era director de una radio comunitaria en Baja California Sur, fue asesinado el 19 de enero de 2019 y su cuerpo fue hallado un día después.

De acuerdo con las indagatorias, los tres imputados, identificados como Pedro “N”, Martín “N” y Héctor “N”, privaron de la libertad a José Rafael Murúa para posteriormente asesinarlo.

Mediante un comunicado, la Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur detalló que los señalados fueron declarados culpables por el Tribunal Colegiado de Enjuiciamiento del Centro de Justicia en Santa Rosalía.

La dependencia reveló que la audiencia de Individualización de Sanciones y reparación del daño se realizará los próximos días.

Rafael Murúa Manríquez, director de una radio comunitaria en Baja California Sur, fue hallado sin vida el 20 de enero de 2019.

“Alerta Baja California. Primer periodista asesinado en México en 2019. Encuentran a Rafael Murúa Manríquez en una brecha San Ignacio. Fue director de Radiokashana y había sido reportado desaparecido”, apuntó la organización Alertas Periodistas Desplazados México en Twitter.

El reportero fue visto por última vez la noche del sábado en calles del centro de la comunidad de Santa Rosalía, en el municipio de Mulegé Felipe Prado. La confirmación del deceso de Rafael, de 34 años, la realizó la Procuraduría General del Estado de Baja California Sur, alrededor de las 17:28 horas de ayer.

A través de su cuenta de Twitter, Article 19 lamentó la muerte de Rafael Murúa y expresó su solidaridad a la familia y compañeros del comunicador.

La organización internacional de derechos humanos Artículo 19 había informado, a través de sus redes sociales, la desaparición de Murúa Manríquez y había exigido la activación del Mecanismo federal de protección a periodistas. Sin embargo, horas después de este llamado, el periodista, de 34 años, fue encontrado muerto y con signos de violencia.

El cuerpo del periodista se localizó en el kilómetro 40 del tramo carretero Santa Rosalía-San Ignacio, Mulegé, y “presentaba diversas perforaciones en el tórax”.

Desde el 14 de noviembre pasado, el comunicador denunció hostigamiento y amenazas en su contra, por parte del Alcalde de Mulegé, Felipe Prado Bautista.

El joven periodista denunció, desde su cuenta de Facebook, que el 29 de octubre fue amedrentado “advirtiendo que pronto iban a asesinarme. Casualmente la información venía de la casa de uno de los funcionarios de la actual administración municipal, con puesto de coordinador”, escribió.

Murúa Manríquez era el Director General de la radio comunitaria Radio Kashana, al aire en el 93.3 desde Santa Rosalía. En la radio se abordan temas relacionados con Derechos Humanos, culturas alternativas, equidad de género, medio ambiente, salud sexual y reproductiva.

De acuerdo con medios locales el reportero había recibido amenazas ligadas a su labor periodística y a finales del 2016 fue incorporado al Mecanismo Federal de Protección a Periodistas de México.