El Jefe del Ejecutivo federal recordó este miércoles que el Papa Francisco ya se disculpó con las comunidades de Bolivia, pero lo que ahora se pide es que se haga lo propio en México:  “Ya él [el Papa] pidió perdón en Bolivia, lo que le estamos solicitando es lo mismo a los pueblos originarios de México”. Sin embargo destacó que “siempre habrá una actitud respetuosa para con el Papa, con el rey de España y con los gobernantes extranjeros”.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador insistió: “No estamos pidiendo una indemnización, que nos devuelvan recursos que se transfirieron a Europa. No estamos pidiendo eso, es nada más aclarar lo que sucedió”.

Ciudad de México, 27 de marzo (SinEmbargo).- Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, consideró esta mañana que en el tema de las cartas enviadas al rey Felipe VI y al Papa Francisco “se exageró mucho”, pero que eso también demostró que el tema está “en el subsuelo”. En las misivas, el Gobierno de México solicitó que se disculparan por los abusos cometidos en la Conquista de México, y esta mañana el mandatario mexicano insistió en que México no quiere una indemnización sino una disculpa.

“Vamos a esperar un tiempo, que se serene los ánimos. Se me hace que hubo pues una sobre respuesta. Se exageró mucho, lo cual demuestra también que ahí está el tema, subterráneo, en el subsuelo”, dijo esta mañana desde su conferencia matutina en Tijuana, Baja California.

El Jefe del Ejecutivo federal recordó que Hernán Cortés ordenó el asesinato de Cuauhtémoc en el hoy municipio de Tenosique, Tabasco, en 1525, y que los padres de la Patria, Miguel Hidalgo y José María Morelos, fueron excomulgados por la Iglesia católica.

También cuestionó si los 500 años de la Conquista se van a conmemorar. “¿O qué de plano vamos a olvidar ya nuestra historia?”, cuestionó, y reiteró que no se trata de confrontar a México y España como naciones.

“Yo les pregunto a ustedes: ¿vamos a celebrar los 500 años?, ¿se va celebrar una conquista, una intervención? ¿Por qué no se hace una relatoría de hechos, se ofrece disculpas a los pueblos originarios?”, dijo.

“No estamos pidiendo una indemnización, que nos devuelvan recursos que se transfirieron a Europa. No estamos pidiendo eso, es nada más aclarar lo que sucedió”, añadió.

El Jefe del Ejecutivo federal recordó que el Papa Francisco ya se disculpó con las comunidades de Bolivia, pero lo que ahora se pide es que se haga lo propio en México:

“Ya él [el Papa] pidió perdón en Bolivia, lo que le estamos solicitando es lo mismo a los pueblos originario se de México. Pero siempre habrá una actitud respetuosa para con el Papa, con el rey y los gobernantes extranjeros”.

Consideró que la polémica se detonó porque se dio a conocer que envió dos cartas para invitar, de forma respetuosa, a que la corona española y la iglesia católica reconocieran los abusos que se cometieron durante la conquista y los tres siglos de dominación colonial, porque en 2021 se va a conmemorar 500 años de la toma de Tenochtitlán y 200 años de la consumación de la Independencia.

“Consideramos, sin ánimo de confrontación que es conveniente ofrecer disculpas a los pueblos originarios porque indudablemente se cometieron abusos. Pedir perdón por actos autoritarios que se llevaron a cabo y que son conocidos, de dominio público”, reiteró.

El Presidente afirmó que él también hará lo propio: “Pedir perdón por el extermino del pueblo yaqui, porque fue criminal, fue horroroso; las deportaciones de los yaquis al sureste del país. La represión a los mayas, y también la persecución, el asesinato a los migrantes chinos durante el porfiriato y la propia Revolución Mexicana”.

Dijo que se treta de pedir perdón para hermanar a las naciones y reconciliarse.

Y volvió a asegurar que su Gobierno no publicó la carta enviada y dijo que hasta ayer se publicó una especie de borrador “mutilado, parece que se publicaron dos hojas de cuatro, sin firma”. Sin embargo dijo que no sabe quién filtró ese borrador e insistió que por lo pronto su Gobierno no dará a conocer el contenido de las cartas por respeto a los destinatarios.

El lunes, López Obrador anunció que había enviado una carta dirigida a autoridades españolas y al Vaticano para exigir disculpas por los agravios cometidos contra pueblos originarios en la Conquista de México.

En respuesta, el Gobierno de España lamentó profundamente que se haya hecho pública la carta que el Presidente mexicano dirigió al rey Felipe VI el pasado 1 de marzo, cuyo contenido rechazó “con toda firmeza”.

En una nota remitida a la agencia EFE, el Gobierno consideró que “la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

Luego, sin comentar la carta del Presidente de México, el Vaticano recordó el pontífice ya pidió perdón sobre esta cuestión. El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, dijo a Efe  que “como es sabido, el Santo Padre se ha ya expresado con claridad sobre esta cuestión”.

Mientras que el Episcopado Mexicano informó que el pasado 1 de marzo obispos mexicanos extendieron la invitación al Papa Francisco para que acudiera a las celebraciones de 500 años de evangelización en el continente, durante una audiencia privada en el Vaticano, la cual fue rechazada.

El Sumo Pontífice señaló que aunque le encantaría visitar México de nuevo, ya había venido al menos una vez, por lo que prefería dar prioridad a otros países que todavía no ha visitado.