Cuando faltan tres días para la elección, Andrés Manuel López Obrador se va con su segundo máximo histórico: 51.2 por ciento, de acuerdo con el consolidado de encuestas que realiza Bloomberg. Ni sumando los votos de sus tres contrincantes lo alcanzan. Ricardo Anaya (25.5), José Antonio Meade (20.3) y Jaime Rodríguez (3.3) logran sólo el 49.1 por ciento.

Ciudad de México, 27 de junio.– El candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, cierra con broche de oro las campañas. Ya ni sumando los votos de sus tres contrincantes lo alcanzan, de acuerdo con Bloomberg. Es su segundo máximo histórico: 51.2 por ciento de la intención de voto. Sumados, Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón alcanzan 49.1 por ciento. Le quedan corto.

El consolidado de encuestas que realiza la empresa extranjera de medios Bloomberg los pone así:

AMLO: 51.2 por ciento.
Anaya: 25.5 por ciento.
Meade: 20.3 por ciento.
“El Bronco”: 3.3 por ciento.

Bloomberg explica: “Las encuestas que están llegando hoy se ven bien para Andrés Manuel López Obrador. El candidato de izquierda tiene una ventaja de dos a uno sobre el segundo lugar, Ricardo Anaya, con un margen de 26 puntos porcentuales en nuestro Barómetro Electoral Bloomberg, que asigna diferentes pesos a la mayoría de las encuestas públicas. Las más recientes en el agregador son: Reforma, El Financiero, Suasor, Parametría y BGC”.

El medio mexicano Oraculus, que promedia encuestas, da cifras parecidas. Los pone así:

AMLO: 48.8 por ciento.
Anaya: 26.9 por ciento.
Meade: 21 por ciento.
“El Bronco”: 3.2 por ciento.

Hoy salieron dos encuestas: la de Reforma y la de El Financiero.

En la primera, López Obrador cierra las campañas electorales con una ventaja de 24 puntos porcentuales sobre el segundo lugar.

Sus cifras:
AMLO: 51 por ciento.
Anaya: 27 por ciento.
Meade: 19 por ciento.
“El Bronco”: 3 por ciento.

En la segunda, de El Financiero, López Obrador se encuentra a 32 puntos arriba de su contrincante más cercano con el 54 por ciento de la intención del voto. Creció cuatro puntos con respecto a la encuesta previa de El Financiero, del 4 de junio pasado.

El dato en esta encuesta es que Meade se subió al segundo lugar con 22 por ciento de la votación. Anaya Cortés se queda en tercero con el 21 por ciento de la intención del voto, lo que le significó una caída de 2 puntos.

El candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” previó la mañana de este miércoles, después de la publicación de las encuestas, que ganará la Presidencia el próximo domingo. También deseó que sea ésta la última campaña electoral en la que participa en su vida.

“Este es el último día de campaña. Posiblemente, porque no quiero ser tajante, no sabemos qué nos depara el destino, pero yo deseo que sea la última campaña en la que participo en mi vida. Vamos a ganar la Presidencia, estamos muy bien. Hoy aparecen encuestas y en todas estamos muy arriba”, dijo.

“Yo les adelanto que no les voy a fallar, voy a cumplir todos mis compromisos, no se van a decepcionar. Juntos haremos historia”, añadió.

90 DÍAS DE ENCUESTAS

López Obrador nunca estuvo abajo de sus contrincantes desde el 12 de octubre pasado, cuando empezó a medirse con respecto al resto. El 21 de noviembre estuvo en riesgo, pero fue la única vez. Empató, de acuerdo con Bloomberg, con Ricardo Anaya. Los dos estaban en 30.4 por ciento.

Pero después de ese evento, empezó con ondulaciones durante dos meses, y luego su despegue definitivo. El 5 de enero deberá ser recordado por los tres. AMLO estaba en 32.9 por ciento; Meade por primera vez en segundo, con 29.3, y Anaya en 25.1 por ciento.

Ese día de enero se redefinen las cosas. El izquierdista empieza un crecimiento que ya no se detendría: 2 de febrero, 39 por ciento; 3 de marzo, 42 por ciento; 15 de abril, 47 por ciento. Y el 29 de mayo alcanza su máximo histórico, con 52 por ciento. Y luego viene una corrección hacia abajo, hasta los 46.3 por ciento que le marca el 22 de junio.

La carrera de José Antonio Meade fue más frustrante para sus seguidores. Se cruzó hacia el segundo lugar cuatro veces, pero le duró poco el gusto cada vez. El 1 de noviembre de 2017 estaba en 24 puntos con Anaya a 22. Y cayó. El 9 de diciembre estuvo en 25 contra 22.9 del panista. Y volvió a caer. El 5 de enero avanzó a 29.3 por ciento contra 25.2 de Anaya y 32.9 de AMLO, y ese mismo día empezó el declive decisivo.

El 12 de febrero tenía 19.3 por ciento. Y llegaría más bajo: 17.2 por ciento el 2 de mayo, cuando contuvo la caída, relanzó la campaña, con ayuda del Gobierno federal –arrecian las campañas de Presidencia contra Anaya–, se recupera hasta el 23.5 que tiene el 22 de junio.

Anaya llevó una ruta que contuvo la respiración en algunos momentos. Por ejemplo, el 28 de marzo estaba en 23 por ciento contra 20 de Meade. El 15 días, hasta el 5 de abril, logró siete puntos de golpe: se montó a 30.2 por ciento, con Meade en apenas 20. Pero volvió a caer, luego se recuperó y luego cayó otra vez y se fue en un barril calle abajo durante un mes seguido. Apenas en el último tramo recuperó algo de lo perdido para cerrar en 27 por ciento el 22 de junio.

Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien llegó a la elección en una extraña treta del Tribunal Electoral y cuestionado por presuntos desvíos de fondos para impulsar una maquinaria “independiente” de votos, se mantuvo siempre en sus niveles: 3 puntos, a veces 3 y medio, a veces menos.