La Alianza Mexicana contra el Fracking, integrada por más 40 organizaciones civiles y sociales, denunció que el fracking continúa practicándose en México y no existen medidas específicas que reorienten la política energética, a pesar del compromiso del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Ciudad de México, 27 de agosto (SinEmbargo).– El fracking continúa en México a pesar del compromiso del Presidente Andrés Manuel López Obrador, denunciaron más 40 organizaciones civiles y sociales que integran la Alianza Mexicana contra el Fracking. Afirman que en Pemex, Sener, CNH y ASEA no hay una instrucción o estrategia para dejar de realizar esta práctica.

Las organizaciones destacaron que entre los 100 compromisos enunciados tras su toma de posesión el 1 de diciembre de 2018, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó en el número 75: “No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking”.

Sin embargo, señalaron, “la voluntad expresada resulta insuficiente mientras no se adopten medidas específicas que reorienten la política energética y se establezca la prohibición legal del fracking”.

La Alianza Mexicana contra el Fracking dio a conocer las respuestas que recibieron a diversas solicitudes de acceso a la información formuladas con el objetivo de conocer las medidas implementadas para materializar el compromiso del Presidente de la República.

La información recibida fue clara: no existe en la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Energía (Sener) ni la Secretaría de Medio Ambiente, ninguna acción implementada o contemplada para detener esta práctica en México.

“Este escenario nos confirma una continuidad absoluta en el marco regulatorio que permite la fractura hidráulica en el país, sin ninguna acción implementada desde el poder Ejecutivo que vaya en el sentido de las palabras del Presidente”, señaló Manuel Llano, de la organización CartoCrítica.

Para las organizaciones, esta circunstancia permitió que el pasado 11 de febrero, durante la Octava Sesión Extraordinaria del Órgano de Gobierno de la CNH, se presentara y aprobara la Resolución para la modificación de cuatro Planes de Exploración presentados por Pemex Exploración y Producción para la Cuenca Tampico Misantla, en el estado de Veracruz. Esta aprobación incluye autorizar el uso de fractura hidráulica para la exploración en formaciones no convencionales, y permanece vigente.

“Esta región de Veracruz ha sufrido históricamente la extracción de hidrocarburos, con consecuencias dramáticas en la contaminación del agua, el aire y el suelo y en la salud de las comunidades”, subrayó Alejandra Jiménez, integrante de la Coordinadora Regional de Acción Solidaria en Defensa del Territorio Huasteca-Totonacapan (CORASON).

La Alianza, integrada por organizaciones como Greenpeace México, Fundar, Poder, Centro Prodh y Oxfam, también destacó que el Plan de Negocios de Pemex publicado el pasado 16 de julio contempla en la estrategia 2.2 continuar con la exploración de los yacimientos de gas de lutitas en la frontera con Estados Unidos.

La Alianza Mexicana contra el Fracking invitó a la población a sumarse a esta demanda firmando la petición en línea: nofrackingme. Foto: Cuartoscuro.

“Dicho plan incluso señala que el uso de fracking será clave para la empresa y el país, una vez que las condiciones económicas, regulatorias, ambientales y sociales sean las propicias para continuar la exploración y pasar a la etapa de aprovechamiento de recursos no convencionales”, aseguraron.

Las organizaciones consideraron alarmante que no exista una estrategia específica para detener el fracking y que, por el contrario, Pemex y la CNH continúen llevando a cabo esta técnica. Exigieron al Legislativo tomar acciones inmediatas para hacer realidad el compromiso del Presidente de no permitir el fracking en México.

“Pedimos a las y los legisladores de ambas Cámaras que retomen el tema en el periodo de sesiones que está por comenzar en septiembre, para que las iniciativas de ley para la prohibición de la fractura hidráulica en México sean dictaminadas”, puntualizó Areli Sandoval, representante del Espacio DESCA en la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Recordó que ya suman seis las propuestas presentadas en la actual Legislatura por diferentes partidos en ambas Cámaras desde septiembre de 2018, y plantean desde una ley específica de prohibición hasta reformas distintas Leyes secundarias, e incluso una reforma constitucional para prohibir esta nociva técnica.

La Alianza Mexicana contra el Fracking invitó a la población a sumarse a esta demanda firmando la petición en línea: nofrackingme