En los primeros ocho meses del 2019 se abrieron 638 carpetas de investigación por el delito de feminicidio en México, así lo informó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Los meses en los que se presentaron más casos fueron julio y agosto.

Ante dicho escenario las mujeres zapatistas lo tienen claro: no dejar de luchar, y por ello convocan al Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan, que se celebrará los últimos días de diciembre próximo. 

Ciudad de México, 27 de septiembre (SinEmbargo).- En marzo del año pasado, las asistentes al primer Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan acordaron seguir vivas. Ellas siguen luchando, pero la realidad también sigue golpeando. Hay mujeres violadas, asesinadas, desaparecidas.

“Y además, todavía nos dicen que es nuestra culpa, que por qué nos vestimos como nos vestimos, que por qué andamos donde andamos, que por qué a tales horas en tales lugares. Y entonces, en los malos gobiernos no falta quien, hombre o mujer, que salga con una estupidez que nos dicen que entonces ya no debemos salir. Según ese pensamiento, entonces las mujeres deben estar siempre encerradas en sus casas, no deben salir, no deben estudiar, no deben trabajar, no deben divertirse, no deben ser libres”.

Así denuncian mujeres zapatistas la violencia en su contra, en contra de todas las mujeres, y hacen un llamado para participar en el Segunda Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan. 

La cita es en diciembre, los días 26, 27, 28 y 29. La sede principal será, como en la ocasión anterior, el Semillero, que se conoce como “Huellas del Caminar de la Comandanta Ramona”, ubicado en el Caracol Torbellino de Nuestras Palabras, Chiapas.

“Cuesta mucho, hermana y compañera, ponerlo en palabras, porque es como una maldad muy grande que no se le puede poner un nombre. Y si ahora se dice “feminicidio” o como le pongan, no se ve que cambia nada. Siguen las muertas y las desapariciones”, se lee en el documento que publicaron las mujeres zapatistas para invitar al Segundo Encuentro.

“Mira, te contamos que hace algunos años, antes de nuestro alzamiento y el inicio de la guerra contra el olvido, acá en las fincas valía más un pollo que la vida de una indígena. ¿No se puede creer? Pues sí, así decían los finqueros. Ahora nos están diciendo peor como mujeres que somos, porque lloriquean y se escandalizan por un vidrio y una pintada que dice la verdad”, agregan.

Aunque el evento no cuenta con registro obligatorio, las convocantes piden inscribirse vía correo electrónico. Además, como en la primera reunión, la entrada a hombres no será permitida.

EL PRIMER ENCUENTRO

En marzo de 2018, miles de mujeres provenientes de 27 estados de la República Mexicana y de 40 países de América Latina, Europa y África se dieron cita en territorio zapatista para la clausura del Primer Encuentro Internacional de Mujeres, que Luchan se llevó a cabo en las sedes de las Cinco Juntas de Buen Gobierno del Caracol Madre, en la zona Tzot’z Choj, en el estado de Chiapas. Fue organizado por mujeres zapatistas que primero tuvieron que discutir con sus colectivos para después hacer reuniones regionales, y luego de varios meses, lanzar una convocatoria internacional.

Fue un hecho sin precedentes, en el que por primera vez optaron por no consultar a los hombres, a quienes también se les restringió la entrada.

A pesar de la inquietud de dónde dormiría, comerían y se bañarían, al menos 10 mil mujeres de México y el mundo acudieron al llamado: llegaron en más de 40 autobuses, cientos de taxis, vehículos particulares y transportes turísticos que arribaron al lugar con las asistentes. El encuentro terminó con el compromiso de volverse a reunirse, en distintas partes de México y el mundo.

En el cierre del encuentro de mujeres, se hizo un llamado a encender una pequeña luz “para cada una de nosotras” en un país sacudido por el machismo, el abandono oficial y los feminicidios.

MÉXICO, VIOLENTO CON MUJERES

En los primeros ocho meses del 2019 se abrieron 638 carpetas de investigación por el delito de feminicidio en México. De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los meses en los que se presentaron más casos fueron julio y agosto. En ambos se registraron 88 feminicidios.

Los crímenes se cometieron con armas de fuego, armas blancas y otros elementos que no fueron especificados por el Secretariado. Las entidades más violentas para las mujeres son el Estado de México y Veracruz y Nuevo León.

El horror alcanza su pico más alto en Veracruz, donde 125 mujeres fueron asesinadas por cuestiones de género. En el mismo periodo se registraron 29 mil 703 homicidios en todos el país.

¿Y EL GOBIERNO?

El pasado 6 de marzo el Presidente Andrés Manuel López Obrador; la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gassman, dieron a conocer el plan integral con el que buscan prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres en México. Anunciaron una serie de medidas que se basan en la coordinación de los tres niveles de Gobierno; atender recomendaciones internacionales; identificar zonas de riesgo; un registro nacional del transporte público y concesionario, así como campañas permanentes de prevención.

Sin embargo, representantes de organizaciones civiles y expertas feministas, entrevistadas por SinEmbargo, coincidieron en que el Plan Emergente para Garantizar la Integridad, Seguridad y Vida de las Mujeres y las Niñas en México sólo es un planteamiento con puntos muy generales, e incluso ya establecidos en la Ley, por lo que llamaron al Gobierno a clarificar los lineamientos para erradicar la violencia contra las mujeres.

María de la Luz Estrada, Lulú V. Barrera y Elena Contreras consideraron que el Plan contra la Violencia hacia las Mujeres sólo muestra aspectos generales que no permiten definir o esbozar cuáles serán los métodos de acción para tratar la problemática.

“Son líneas muy amplias que no necesariamente nos dan elementos para saber si la política será suficiente y adecuada”, expresó Lulú Barrera.

Para Martha Tagle Martínez, Diputada federal del partido Movimiento Ciudadano, el planteamiento no presenta grandes novedades o algo extraordinario a lo que ya establece en la Ley General de Víctimas.

“La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia establece muchas de las acciones que hoy se anunciaron […] varias de las cosas ya están en la Ley, no es nada nuevo a lo que ya está en la Ley. Seguimos sin sentir dónde está el tema emergente, porque al final de cuesta eso está en la Ley y es lo que tienen que hacer las instituciones”, declaró la Diputada Tagle.

Sin embargo, destacaron las activistas, la revisión a las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) y la auditoria a los casos de feminicidios son dos puntos del Plan Emergente.