Para conmemorar la llegada de Perseverance a Marte, un hito en la historia de la exploración espacial que marca el inicio de una visión: llevar a la humanidad a otros planetas, presentamos algunos de los materiales fotográficos, de audio y video que ha recibido la Tierra desde que el rover de la NASA arribó al planeta rojo.

Ciudad de México, 28 de febrero (SinEmbargo/EFE/AP).- El 30 de julio de 2020 la humanidad inició un viaje para comprender un poco más sobre los misterios que rodean a la exploración espacial. En busca de señales de vida microbiana pasada, el rover Perseverance, de la NASA, fue lanzado en un cohete Atlas V-541 desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, Florida, rumbo a Marte.

La misión Mars 2020 no pudo tener un mejor comienzo. Con unas condiciones climáticas ideales para el lanzamiento del rover más avanzado de los Estados Unidos, Perseverance se abrió paso hacia el planeta rojo con un objetivo de aterrizaje trazado: el cráter Jezero, elegido por la agencia espacial por su probable riqueza en microorganismos fósiles.

El viaje no iba a ser sencillo, ya que el vehículo tendría que sortear diversos obstáculos, entre ellos, los “siete minutos de terror”, el tiempo estimado para cruzar la atmósfera marciana y tocar la superficie del planeta con la nave, pasando de 20 mil km/h a cero en una secuencia perfecta. Cualquier imprevisto hubiera terminado en un fracaso.

El pasado 18 de febrero de este año, Perseverance consiguió, exitosamente, bajar hasta el terreno de Marte y, junto al helicóptero Ingenuity, comenzaron a recopilar datos y a enviar fotografías, videos y audios del planeta que, de acuerdo con los planes de la NASA, podría contar con un asentamiento humano en el futuro.

Para conmemorar este hito, el primero de los pasos para enviar a la humanidad al planeta rojo, presentamos un breve resumen de los primeros días de la expedición.

El pasado 18 de febrero de este año, Perseverance consiguió, exitosamente, bajar hasta el terreno de Marte. Foto: NASA/JPL-Caltech

DÍA UNO: LA LLEGADA

La sonda Perseverance de la NASA atravesó el anaranjado cielo marciano y se posó en la superficie del planeta rojo el jueves de la semana pasada, completando el paso más arriesgado hasta ahora en una misión para traer rocas que podrían responder la pregunta sobre si alguna vez hubo vida en Marte. Como todos sus predecesores —el Sojourner (1997), el Spirit y Opportunity (2004) y el Curiosity (2012)— el explorador ha cubierto los 470 millones de kilómetros que separan la Tierra de Marte para cumplir su misión.

“Ahora comienza la asombrosa ciencia”, dijo jubiloso Thomas Zurbuchen, jefe de la misión científica de la NASA, en una conferencia de prensa en la que rompió los documentos del plan de contingencia en caso de un fracaso y los arrojó por encima de sus hombros.

Cinco minutos después de aterrizar en Marte, Perseverance se encontraba ya listo para iniciar su exploración luego de enviar su primera imagen de la superficie marciana, después publicada en la cuenta oficial en Twitter del robot acompañado del mensaje: “Hola Mundo. Mi primer vistazo al que será mi hogar para siempre”.

La primera imagen del rover en el planeta rojo. Foto: Foto: NASA/JPL-Caltech

DÍA DOS: MARTE A TODO COLOR

El 19 de febrero el vehículo tomó “la primera fotografía en color” de la superficie del planeta. La imagen de alta resolución fue captada momentos antes del peligroso aterrizaje de Perseverance.

Esta es la primera imagen en color de alta resolución enviada por las Hazard Cameras (Hazcams) en la parte inferior del rover Perseverance. Foto: NASA/JPL-Caltech

Igualmente, se dio a conocer la primera imagen del rover justo antes de aterrizar. Se trata de una imagen fija tomada de un video de las cámaras con las que está equipado. “Esta toma de una cámara en mi jetpack me captura en el aire, justo antes de que mis ruedas aterrizaran”, publicó el Twitter oficial de Perseverance.

También se dio a conocer la primera imagen del rover justo antes de aterrizar. Foto: NASA/JPL-Caltech

Así, la Tierra comenzó a recibir las primeras evidencias enviadas por la tecnología de la NASA.

El Perseverance de la NASA cayendo a través de la atmósfera marciana, con su paracaídas detrás, en esta imagen tomada el 18 de febrero de 2021, por la cámara del Experimento de Imágenes de Alta Resolución (HiRISE) a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter. Foto: Bill Ingalls, EFE/EPA/NASA

Esta imagen muestra con un punto verde el lugar donde aterrizó el rover Perseverance de la NASA en el cráter Jezero, en Marte, el 18 de febrero de 2021. Foto: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona

Esta imagen de alta resolución muestra una de las seis ruedas a bordo del rover Perseverance. El robot tiene la tarea de buscar vida antigua, tomar muestras, estudiar la geología y clima marciano. Foto: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS

DÍA TRES: EL INFORME DE INGENUITY

El 20 de febrero, la NASA dio a conocer el primer informe de Ingenuity, el helicóptero de la NASA que volará, por primera vez, en otro planeta.

“Ingenuity, el helicóptero de Marte que llevo, está funcionando como se esperaba. Ahora lo estoy cargando, pero una vez que lo deje, dependerá únicamente de sus paneles solares. Si sobrevive a las brutalmente frías noches marcianas, el equipo intentará volar”.

Perseverance adquirió esta imagen del área de Marte usando su cámara trasera derecha. Foto: NASA/JPL-Caltech

DÍA CINCO: EL DETRÁS DE CÁMARAS Y LOS PRIMEROS SONIDOS

El 22 de febrero, la agencia reveló el primer video del descenso de Perseverance, desde las cámaras del propio vehículo, en primera fila. Se trata de la primera grabación de video “de una nave aterrizando en otro planeta”, precisó ese día en rueda de prensa Matt Wallace, subgerente del proyecto Mars 2020 Perseverance en el Laboratorio de Propulsión (JPL) de la NASA, en el sur de California (EU).

Esta foto del Sol 2 en Marte fue tomada con una de las cámaras del robot. Foto: NASA/JPL-Caltech

Con ayuda de su Navcam, Perseverance consiguió esta instantánea. Foto: NASA/JPL-Caltech

El video, señalaron los expertos de la agencia espacial, evidencia la “violenta” operación de descenso del robot, que en siete minutos desde que cruzó la fina atmósfera de Marte redujo una velocidad de 20 mil kilómetros por hora con la que llegaba al planeta a cero.

De los videos se desprenden “miles” de imágenes que están siendo analizadas por los científicos de la NASA, que ya empezaron a clasificar las rocas que han visto, entre ellas, livianas, perforadas, oscuras y regolito.

En rueda de prensa, la agencia federal divulgó también “los primeros sonidos grabados en la superficie de Marte” captados el pasado 20 de febrero gracias a la incorporación en el rover, por primera vez, de dos micrófonos.

En el primer segmento se escucha el vehículo espacial y un fuerte ruido del viento, y en el segundo algo de viento, pero principalmente un silencioso Marte.

“Perseverance recién está comenzando y ya ha proporcionado algunas de las imágenes más icónicas en la historia de la exploración espacial”, manifestó a la prensa Steve Jurczyk, administrador de la NASA.

Por otro lado, también se difundió ese día una imagen panorámica, tomada el 20 de febrero, por las cámaras de navegación (Navcams) de Perseverance. Para conseguirla, se unieron seis imágenes individuales enviadas desde el planeta rojo a la Tierra.

Esta imagen compuesta difundida por la NASA muestra la superficie de Marte. Foto: NASA/JPL-Caltech vía AP

DÍA SEIS: EL SOL MARCIANO

En el Sol 4 de Marte (se le conocen como “Sol” a los días en el planeta rojo) que corresponde al 23 de febrero, el vehículo de la NASA capturó lo que parece ser una vista del Sol, en una imagen atomada por su cámara de navegación izquierda integrada (Navcam).

La Navcam, ubicada en lo alto del mástil del rover, capturó la instantánea el 23 de febrero. Foto: NASA/JPL-Caltech

Con las Mestcam-Z, un par de cámaras ubicadas en lo alto del mástil del rover, fue tomada esta foto. Foto: NASA/JPL-Caltech/ASU

DÍA SIETE: DIFUNDEN PANORÁMICA

Esta es la primera panorámica de 360 ​​grados tomada por las Mastcam-Z, un par de cámaras con zoom a bordo del rover. Esta fotografía se logró a partir de 142 imágenes individuales tomadas en Sol 3, el tercer día marciano de la misión (21 de febrero de 2021) y fue difundida el 24 de febrero.

La alta definición de las cámaras con las que está equipado Perseverance permite distinguir objetos de tres a cinco milímetros al lado del rover y hasta varios metros en el horizonte.

142 fotografías individuales componen esta imagen. Foto: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS

La definición de la imagen permite percibir los detalles de esta roca, tallada por el viento. Foto: NASA/JPL-Caltech/MSSS/ASU

El borde del cráter Jezero captado en la panorámica de 360 grados de la NASA. Foto: NASA/JPL-Caltech/MSSS/ASU

Esta imagen del suelo marciano fue tomada en el Sol 4, a las 14:32:34 hrs. Foto: NASA/JPL-Caltech/ASU

DÍA OCHO: CONFIRMAN MENSAJE SECRETO EN PARACAÍDAS DE PERSEVERANCE

El 25 de febrero la agencia espacial estadounidense confirmó la existencia de un código secreto en la paracaídas de Perseverance. Luego de la publicación del primer video del descenso del rover a suelo marciano, el 22 de febrero internautas iniciaron la investigación en Reddit. Considerando las líneas de colores rojo y blanco, descubrieron el mensaje oculto trasladando el patrón a código binario y, posteriormente, relacionando las posiciones de los símbolos con las letras del alfabeto.

“Atrévete a cosas poderosas” fue el resultado obtenido. Dicha frase fue el lema de la misión a Marte.

Debido a la facilidad con la que el mensaje encriptado fue desvelado, Adam Steltzner, ingeniero jefe de Mars 2020, expresó su sorpresa a través de un tuit: “¡Parece que Internet ha descifrado el código en unas 6 horas! Oh, Internet, ¿hay algo que no puedas hacer?”.

No fue sino hasta el octavo día de la misión que la agencia espacial reportó en una nota sobre el descifrado mensaje, publicando la imagen con el siguiente pie de foto: “Esta imagen fue tomada durante el aterrizaje del rover Perseverance el 18 de febrero de 2021. Usando un código binario, se codificaron dos mensajes en el paracaídas: DARE MIGHTY THINGS y las coordenadas GPS de un área del centro de visitantes del JPL”.

La frase fue tomada del discurso “Strenuous Life” de Teddy Roosevelt: “Es mucho mejor atreverse a cosas poderosas, ganar gloriosos triunfos, aunque esté marcado por el fracaso… que estar entre los pobres espíritus que no disfrutan ni sufren mucho, porque viven en un crepúsculo gris que no conoce la victoria ni la derrota”, informó la agencia.

Imagen del código encriptado en el paracaídas del rover. El ingeniero de sistemas de Perseverance Ian Clark diseñó el patrón del código binario. Foto: NASA/JPL-Caltech

Esta imagen fue captada por la Rover Down-Look Camera, montada en la parte inferior del rover. Foto: NASA/JPL-Caltech

El interés por Marte, hoy un planeta gélido, radica en el parecido que tuvo hace “sólo” tres mil 500 millones de años con la Tierra, porque entonces tenía océanos profundos, agua líquida, una temperatura por encima de cero y una atmósfera densa, y porque el conocimiento profundo de esa evolución puede desvelar cómo lo hará también la Tierra. Encontrar vida o restos de ella en otros mundos; pero también conocer cómo evolucionará la Tierra, ese es también el objetivo de la misión.

La certeza sobre la existencia de vida en Marte llegará después de “mucho tiempo y debate”, de “largas y durísimas discusiones” que incluso pueden durar años, afirmó el profesor Fernando Rull, responsable del sistema de calibración de la sonda espacial.

“Llevará mucho tiempo y debate, largas y durísimas discusiones saber si una muestra recogida es fruto o no de una actividad biológica. No habrá una noticia científica en mucho tiempo, incluso durará años”, manifestó sobre la complejidad que entraña el análisis de un compuesto surgido hace millones de años.

Cuando un ser vivo, una bacteria o un hongo produce determinados compuestos químicos, “esto por sí solo no es fehaciente de una actividad biológica” que sí sería inequívoca en el caso de “pillar in situ al bicho” en esa labor, pero después de millones de años “es muy difícil saber si el compuesto viene de un proceso físico-químico o de una actividad biológica”, ha insistido en clave divulgativa.

En los próximos dos años, “Percy”, que es el apodo del explorador, utilizará su brazo robótico de dos metros para cavar y recolectar muestras de piedras con posibles signos de vida microscópica. Entre tres y cuatro decenas de muestras serán colocadas en tubos sellados, los cuales serán recogidos por otra sonda y traídas a la Tierra por otra nave espacial. El objetivo es que vuelvan a nuestro planeta para 2031.

Imagen del suelo de Marte con la Navcam de Perseverance. Foto: NASA/JPL-Caltech

Imagen seleccionada como “foto de la semana” del 21 al 27 de febrero. Foto: NASA/JPL-Caltech

-Con información de Marcia Dunn, de AP y de Raúl Casado, de EFE