Un menor fue trasladado a un hospital luego de caer al hábitat de unos gorilas en el Zoológico de Cincinnati, EU. Los cuidadores decidieron sacrificar al ejemplar pues si se le sedaba podría reaccionar violentamente y dañar al menor.

Cincinnati (EEUU), 28 may (dpa) – Un niño de tres años cayó a la fosa de los gorilas y fue gravemente herido por uno de los ejemplares, que pesaba 200 kilos, informó hoy el director del Cincinnati Zoo & Botanical Garden, Thane Maynard.

Según los equipos de rescate, el macho “arrastró” al pequeño con violencia y “lo arrojó por los aires” antes de que el equipo de emergencias del zoológico pudiera dispararle y matarlo, reportó la emisora WLWT News 5.

El niño, que estuvo unos diez minutos en la fosa, fue trasladado a un hospital.

Foto: Facebook  Tangie J Hollifield

De acuerdo con los cuidadores, el gorila de nombre Harambe arrastró con violencia al menor. Foto: Facebook Tangie J Hollifield

El director del zoológico observó que la decisión de los equipos de seguridad de matar al animal, que era un ejemplar muy singular, fue difícil pero correcta “porque de ese modo le salvaron la vida al niño. Podría haber terminado muy mal”, observó.

Maynard explicó que no hubiese sido posible aplicar un sedante al gorila, de nombre Harambe, porque el efecto hubiese sido demasiado lento y el animal podría haber reaccionado de un modo imprevisible.

WLWT News 5 reportó que el pequeño se encontraba entre las piernas del gorila cuando fue abatido. Según testigos, en ese momento aún estaba consciente.