Sofá

La corrupción como protectora de asesinos: Los minutos negros llega al FICM

28/10/2021 - 12:00 am

Los minutos negros tiene una función presencial en el Festival Internacional de Cine de Morelia y online para todo México a través de Cinépolis Klic a partir de las 19:15 horas de este jueves con un número limitado de visionados, pero de forma gratuita.

Ciudad de México, 28 de octubre (SinEmbargo).– Los minutos negros, cinta dirigida por el director Mario Muñoz que forma parte de la competencia del Festival Internacional de Cine de Morelia, está basada en la novela homónima del escritor tamaulipeco Martín Solares, que enmarca su trama en el ente de la corrupción en México.

La historia está ubicada en los años 70 en el zona del Golfo de México, un territorio asediado por narcotraficantes y policías corruptos, en donde reina la impunidad, y los que están en busca de la verdad y la justicia son los menos.

“La historia parte de una leyenda urbana que se escuchaba de Tampico, Tamaulipas, cuando yo tenía unos cinco o seis años. En aquel entonces hubo una persona que mató a varias niñas después de acecharlas al salir de las escuelas, fue como leyenda urbana, aunque se repitió varias veces, no fue un caso aislado. Me quedé obsesionado y traté de escribir una novela sobre eso, me tardé en escribirla como novela, solo, y después otros diez años como guión con Mario Muñoz, así que le invertido la mitad de mi vida”, cuenta Martín Solares en una charla con medios de comunicación.

Las principales motivaciones de Solares con su historia fue hacer una novela sobre la zona del Golfo de México, un territorio del que no se había escrito, y que se narrara como era la vida ahí, la ausencia de justicia que imperaba.

Tan pronto se publicó la novela y llegó a los estantes de las librerías, Mario Muñoz se topó con ella y la trama reseñada en la contraportada lo cautivó. Al leer el libro supo que era lo que buscaba para su siguiente filme justo cuando se encontraba en la postproducción de Bajo la sal (2008), su ópera prima.

“No podía más que pensar en la fuerza del libro, en los 10 años en los que Martín había invertido en esa historia, el crear un mundo de esa complejidad. Me acuerdo que nada más de principio todos los personajes, de los que hacía un listado, pensaba ‘¡Esto es increíble parecen los 100 años de soledad policiaco!’ Era la verdad un universo increíble de habitar”, relata Muñoz.

ESCENARIOS MASCULINOS, VOCES FEMENINAS

La trama sigue al policía Vicente Rangel (Leonardo Ortizgris) a quien le es encomendado atrapar al “Chacal”, un hombre que roba a niñas y las asesina. Sin embargo, la posición de este asesino lo cubre bajo una red de poder.

Rangel lucha contra la misma corrupción que inunda su estación de policía, y la que encubre a este asesino, de la mano de una periodista (Sofia Espinosa), también envuelta en el seguimiento del caso en busca de la verdad:

“Es un personaje muy importante en esta película, y en esta novela de entrada porque es la voz femenina en este universo tan masculino que es la prensa representada por esta chava que todavía tiene esperanza y cree que sí se pueden cambiar las cosas, que está dispuesta a llegar a todo por dar con la verdad y por resolver eso que tanta gente está ocultando. […] Este personaje representa a los periodistas, lo difícil, lo peligroso y lo tremendo que es serlo en un país en esta época y hoy en día todavía”, cuanta la actriz.

La cinta tiene en su mayoría a personajes masculinos en escena, la razón, como la explica el director, es justo porque en la década de los 70 era aún más así. Sólo los hombres ocupaban los puestos de poder en las corporaciones y los puestos políticos, y es por eso que el peso del personaje de de Sofia Espinosa toma tanta notoriedad.

Leonardo Ortizgris es Vicente Rangel. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Las voces de las mujeres que aparecen en las escenas no son escuchadas, y la cinta a pesar de estar ubicada en los años 70 de pronto también se siente muy actual, pues la realidad es que aunque hay avances, las mujeres aún luchan por hacerse de un lugar en una sociedad patriarcal.

VIOLENCIA Y CORRUPCIÓN

La novela fue escrita por Solares 20 años después de ocurridos los hechos que la inspiraron, y junto a Mario Muñoz, les tomó otros 10 más en terminar el guión, pero pese a las décadas que pasaron, la historia se siete muy actual.

“Es interesante ver cómo estás cosas que están en la cultura se van gestando durante los años. Yo creo que el tema de la corrupción, algo que ahí me atrapaba mucho de la novela cuando platicaba con Martín, era que de algún modo estábamos hablando de un momento en donde la corrupción se estacionó”, explica el director.

Siempre ha habido corrupción, siempre han habido problemas, y no son exclusivos de México, pero esto habla de un momento en donde esto ya se vació en la política permanente”, agrega.

En la adaptación cinematográfica de Los minutos negros la violencia está presente en la escenas, pese a que en la novela se evitó darle lugar:

“Yo me propuse que fuera una novela policial en donde no se soltara un solo disparo, y que sin embargo se sintiera esa violencia todo el tiempo. Al principio le dije a Mario que si animaría a hacer todo eso, y mi segundo impulso fue refrenarlo, y le dije ‘no, por favor, muchacho no hagas eso’ porque consiguió reproducir el clima de angustia que le genera a cualquier ciudadano los excesos de la violencia y el desamparo total”.

La violencia es mostrada en la cinta. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Mario Muñoz explica por qué decidió incluir escenas violentas en la cinta:

“Yo sentía una preocupación enorme de no cerrar los ojos, porque a veces en el nombre de buen gusto cortamos, no se ve lo que pasa y se sugiere, pero la verdad es que esta película también conectaba a un momento de la historia que a un niño le tocó a vivir a finales de los 70 y esta sensación tan tremenda de que el estado puede llegar a aplastar las ideas de justicia, de juventud, de entusiasmo y de hacer lo correcto, y a los ideales hacerlos polvo, me parece que se suma la idea muy clara de la época y que desafortunadamente seguimos viendo ahora. Para mí la destrucción de la belleza, de los ideales y de la juventud, y todo lo que representan era algo que tenía que ver, que había que tenerlos en pantalla y yo lo filmé con el objetivo de ver si en la edición B era demasiado, pero la verdad es que yo no sentía que fuera demasiado, creo que valía la pena verlo y sobre todo de no alejarnos de estas cosas, de esta violencia masculina, violencia corrupta, violencia de estado y verla de frente a los ojos. Es muy fuerte lo que pasa por momentos en la película, pero creo que es responsable ponerlo”.

Los minutos negros tiene una función presencial en el Festival Internacional de Cine de Morelia y online para todo México a través de Cinépolis Klic a partir de las 19:15 horas de este jueves con un número limitado de visionados, pero de forma gratuita.

Foto: Cortesía para SinEmbargo

Bianka Estrada
Me gusta hablar sobre series, películas, documentales y mucho streaming. Cine mexicano para todos. Le busco el otro lado al entretenimiento: el social. Datos y datos para no aburrirnos.
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas