La dependencia está “cómoda” con las estimaciones económicas del paquete económico. “Creemos que un crecimiento del 4.6 por ciento para el 2021 es factible por los factores de una evolución favorable de los sectores primarios y secundarios”, dijo Yorio.

El PIB oportuno (-8.3 por ciento) “refleja la profundidad de la crisis que enfrentamos el año pasado”, pero aseguró que la inflación y el tipo de cambio fueron mejores que los observados durante las crisis de 1995 y 2009.

Ciudad de México, 29 de enero (SinEmbargo).- “El 2020 fue un año atípico, complejo que trajo consigo retos sin precedentes para México y el mundo en general”, dijo Gabriel YorioSubsecretario de Hacienda. Sin embargo, la dependencia mantuvo su estimación de crecimiento para 2021 en el 4.6 por ciento y al observar que la deuda pública fue menor al cierre de 2020 en 2.5 puntos porcentuales del PIB.

“Estamos bastante cómodos con las estimaciones económicas con las que se diseñó el paquete económico y creemos que un crecimiento del 4.6 por ciento para el 2021 es factible por los factores de una evolución favorable de los sectores primarios y secundarios que han repuntado por la naturaleza de sus actividades que se realizan al exterior y manteniendo las medidas de sana distancia requeridas”, dijo el funcionario en conferencia de prensa de presentación de los Informes Trimestrales sobre la Situación Económica, las Finanzas y la Deuda Pública del cuarto trimestre del 2020.

Hacienda previó una caída de (-)8.0 por ciento al cierre de 2020, con un repunte de 4.6 por ciento para este 2021. Hoy, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la economía mexicana se desplomó en un (-)8.5 por ciento a causa de la pandemia de la COVID-19, siendo la peor caída del Producto Interno Bruto (PIB) en 89 años, pues la mayor contracción de la que se tenía registro era por la depresión económica en 1932.

Además, el país anotó por segundo año consecutivo una caída económica. Sin embargo, el margen de comparación es muy grande, ya que en 2019 la contracción fue de 0.1 por ciento.

Las cifras del PIB oportuno (-8.3 por ciento) “refleja la profundidad de la crisis que enfrentamos el año pasado”, dijo Yorio, pero aseguró que la inflación y el tipo de cambio fueron mejores que los observados durante las crisis de 1995 y 2009.

La estimación de Hacienda para 2021, defendió Yorio, es posible de lograr en línea con los resultados de los sectores productivos al fin de 2020.

“Observamos un efecto positivo y desencadenante en el incremento de la inversión pública y privada en el sector de infraestructura en el que destaca un aumento del 8 por ciento real en la inversión física pública en 2021 y los dos paquetes de infraestructura en conjunto con el sector privado por un monto equivalente a 2.3 puntos del PIB”, expresó.

Hacienda informó que se redujeron los vencimientos de deuda interna del Gobierno Federal para 2020 y 2021 en 200 mil millones de pesos; además, los de la deuda externa para 2021 y 2022 en 4.8 mil millones de dólares. Al cierre de 2020 la deuda neta del Gobierno Federal se ubicó en nueve billones 372 mil 426.2 millones de pesos.

Al cierre de 2020, el informe de Hacienda destacó un incremento en la eficiencia recaudatoria, a través del combate a la evasión fiscal y del uso eficiente de los recursos. Alcanzaron la cifra récord de 3.3 billones de pesos, un aumento anual del 0.8 por ciento real.

Los recursos para atender la emergencia sanitaria que fueron reasignados aumentaron el gasto en salud en 51.6 miles de millones de pesos constantes de 2020 con respecto a 2019.

El gasto en desarrollo social aumentó 3.7 por ciento real anual, hasta 2.9 billones de pesos; la inversión física creció 11.9 por ciento real anual, hasta 653.3 miles de millones de pesos.

2020 cerró con estabilidad financiera, según Hacienda y con una economía en rumbo de recuperación. Hasta el corte del informe se habían recuperado 9.5 millones de empleos (77 por ciento) de los perdidos entre marzo y abril de 2020, cuando la pandemia de la COVID-19 obligó a cierres de actividades productivas.