El 22 de mayo, Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia”, señaló a empresarios de Coppel, Telmex y Aeroméxico por supuestamente obligar a sus trabajadores a votar por Ricardo Anaya Cortés, representante de “Por México al Frente”. Después vino la “preocupación” de Grupo Herdez y Grupo Vasconia por los resultados de las próximas elecciones. Más tarde -hoy- Germán Larrea, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración del Grupo México, llamó a no votar por “el populismo”, y hasta mensajes apócrifos de miedo, presuntamente difundidos por Sanborns, cadena de cafeterías y tiendas departamentales, circularon en la red… Frente a esa realidad, usuarios de redes sociales firman en este momento una solicitud en Change.org, con la cual piden que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) castigue. 

Desde un evento, López Obrador respondió esta tarde a Larrea: “comprendo su preocupación porque ha sido de los empresarios predilectos de todo este periodo neoliberal, un empresario y también un buen traficante de influencias. Es el segundo hombre más rico de México, el primero es [Carlos] Slim.

Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).- Andrés Manuel López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), respondió esta tarde a Germán Larrea, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración del Grupo México y el segundo hombre más rico de México, en medio de noticias sobre grupos empresariales que orientan el voto.

“Comprendo su preocupación porque German Larrea ha sido de los empresarios predilectos de todo este periodo neoliberal, un empresario y también un buen traficante de influencias. Es el segundo hombre más rico de México, el primero es Slim”, dijo el tabasqueño.

“Tengo que tratar este tema porque le tenemos que salir al paso a la campaña que usan para asustar al pueblo de México. Yo entiendo que German Larrea no quiera el cambio porque le ha ido muy bien. Él, antes de Salinas, no aparecía en la lista de los hombres del mundo…

“Aparece desde que Salinas le entregó la mina histórica de Cananea en Sonora. Se hizo una evaluación en ese entonces. Costaba esa mina 2 mil millones de dólares y Salinas se la entregó en 400 millones de dólares. Así empezó a aparecer German Larrea entre los hombre más ricos del mundo, también hasta ahora tiene mucha influencia en el Gobierno. Contaminó todo el río Sonora por derrame de químicos en la mina de Cananea y no le hicieron nada. Se ha dedicado a destruir el territorio, a contaminar la tierra y las aguas.

“Cuando quedaron sepultados los 65 mineros, los de Pasta de Conchos, una mina de él, del señor Larrea, por esos días lo encontré…nos vimos con unos empresarios y le dije: Germán saca los cuerpos y entrega los cuerpos a los familiares. ¿Qué hizo? Nada, porque tiene mucho dinero, pero poco corazón, no invirtió para desenterrar los cuerpos de los mineros…”, señaló.

Respuesta a la carta de Germán Larrea.

Posted by Andres Manuel Lopez Obrador on Tuesday, May 29, 2018

PIDEN A FEPADE CASTIGOS 

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) debe castigar a los grupos empresariales que han tratado de coaccionar el voto, de acuerdo con una petición en Change.org.

El usuario Nacho Rodríguez, quien se identifica como periodista en redes sociales, fue el encargado de iniciar la solicitud que ha alcanzado -hasta el cierre de este texto- más de 11 mil firmas.

“Si bien no es poco común que los grandes grupos empresariales se entrometan en las elecciones a pesar de candados en la ley electoral, siempre lo habían hecho de motu propio, pagando spots y desplegados y usando sus propios organismos para hacer proselitismo a favor de ciertos candidatos y en contra de otros. En ese sentido, sus opiniones, aunque fueran injustas y sin sentido, donde divulgaban mentiras y calumnias, eran en cierto modo protegidas por la libertad de expresión.

“Pero este año las cosas han cambiado, porque los empresarios ya no solo difunden en desplegados y/o spots sus manipuladas opiniones, sino que están empezando a PRESIONAR a sus empleados (que rondan las decenas de miles) para que que NO VOTEN por el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

“A través de cartas de los directores generales, videos corporativos, cursos y talleres, varios grupos empresariales como Coppel, Aeroméxico, LALA, Grupo Herdez, Grupo Alsea, FEMSA, entre otros, difunden amenazas veladas a sus empleados de que si votan por AMLO, viene una ‘crisis’ económica, devaluación e inflación, así somo saqueos y manifestaciones que pueden acabar en violencia. Estos patrones insisten en que sus empleados ‘razonen bien’ su voto, que no apoyen la propuesta ‘populista’ porque pueden perder muchas cosas, entre ellas su seguridad laboral”, se señala en la petición.

Dichas acciones constituyen delitos electorales, concluye Rodríguez, quien también participó al pedir que destituyeran de la campaña de José Antonio Meade Kuribreña, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a Javier Lozano Alarcón, quien compartió un video en el que se ataca a Andrés Manuel López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Las empresas mexicanas Grupo Herdez y Grupo Vasconia -ambas con poco más de un siglo de operación- expresaron en los días recientes su preocupación por los resultados de las próximas elecciones. Herdez, envasadora de alimentos perecederos, mencionó la probabilidad de que la economía de un viraje mientras que Vasconia, fabricante de utensilios de cocina, advirtió sobre los riesgos de  un gobierno “populista”.

En el caso de Herdez, su director Héctor Hernández Pons Torres envió una carta a sus colaboradores en la que alertó que la empresa debe estar preparada por cualquier giro que se pueda presentar después de las próximas elecciones.

En la misiva, difundida por la agencia Notimex, se recuerda que una de las épocas que más perjudicó a ese consorcio de productos perecederos fue la que se vivió con los presidentes Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) y José López Portillo (1976-1982), donde hubo devaluaciones importantes del peso, inflación de hasta 90 por ciento, control de cambios, precios controlados, así como nacionalización de la banca y de algunas industrias.

El 22 de mayo, el propio López Obrador señaló a Coppel, Telmex y Aeroméxico por supuestamente obligar a sus trabajadores a votar por Ricardo Anaya Cortés.

“Hoy en la mañana me informaron que algunos empresarios, los de mero arriba, no todos, eh, ya están mandando cartas y le están pidiendo a sus trabajadores que voten por Anaya. Me dijeron de Coppel, me dijeron de Aeroméxico y me dijeron de Telmex”, dijo el tabasqueño desde Puerto Vallarta, Jalisco.

“Yo aquí en Vallarta les digo a los dueños de estas empresas que lo manifiesten que digan si es cierto o no lo que les estoy aquí planteando; yo todavía lo pongo en tela de juicio”, indicó.

Un día después, el 23, Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), rechazó las afirmaciones de Andrés Manuel.

Hoy, SinEmbargo informó que la minera Grupo México, responsable del derrame de 40 millones de metros cúbicos de sulfato de cobre y metales pesados en los ríos Sonora y Bacanuchi en 2014, pidió a sus trabajadores, accionistas y proveedores no votar por un gobierno populista, ya que afectaría gravemente a los empleos y a la economía.

“Si este modelo económico populista, en donde todo supuestamente pertenece y proviene del Estado y en el que se ofrece regalar sin trabajar, se llegara a imponer en México, se desincentivarían las inversiones, afectando gravemente a los empleos y a la economía”, menciona la carta firmada por Germán Larrea, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración del Grupo México y el segundo hombre más rico de México.

Más tarde, a través de un comunicado, Sanborns, cadena de cafeterías y tiendas departamentales, desmintió una información apócrifa contra López Obrador.

“Lamentamos informar el inminente cierre de nuestras tiendas en distintas ciudades del país, tras una decisión del corporativo ante la posible llegada de un Gobierno socialista encabezado por Andrés Manuel López Obrador”, reza el mensaje que comenzó a circular en redes sociales y que presuntamente había sido lanzado por Sanborns, fundada en 1903.

“Grupo Sanborns no va a arriesgarse a los saqueos o afectaciones que se han visto en otros países sudamericanos ante la instauración de gobierno que rompen con la armonía de las familias y agreden la integridad de quienes desean trabajar dignamente

“Agradecemos a nuestro clientes su confianza y lamentamos los inconvenientes que esto pueda causarles”, profundiza.

La cadena aseguró que la información no era propia.

-Con información de Guadalupe Fuentes López.