“Debo informar que el día de ayer, Emilio Lozoya Austin presentó formalmente, ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional del Reino de España, su solicitud por escrito en la que acepta la extradición requerida por esta Fiscalía General”, anunció su titular Alejandro Gertz Manero.

Ciudad de México, 30 de junio (SinEmbargo).– Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), aceptó la extradición de España a México y manifestó su consentimiento expreso para ser entregado a las autoridades mexicanas.

“Debo informar que el día de ayer, Emilio Lozoya Austin presentó formalmente, ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional del Reino de España, su solicitud por escrito en la que acepta la extradición requerida por esta Fiscalía General; y manifiesta su consentimiento expreso para ser entregado a las autoridades mexicanas, ofreciendo su colaboración para establecer y esclarecer los hechos que le han sido imputados”, anunció Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR).

En un breve mensaje a medios de comunicación, explicó que el 25 de enero de 2017, en la administración anterior, la entonces Procuraduría General de la República inició una investigación por delitos patrimoniales en el caso de la empresa Odebrecht, misma que no concluyó en más de dos años; razón por la cual, al inicio de las funciones de la nueva Fiscalía, se tuvo que retomar el caso “para establecer, con toda precisión, los delitos cometidos y los posibles responsables”.

“Entre ellos, todos los referentes al extraditado, obteniéndose de inmediato el aseguramientos de inmuebles vinculados con el lavado de dinero. En este nuevo lapso, y durante 2019, Petróleos Mexicanos también denunció ante esta Fiscalía, delitos por operaciones con recursos de procedencia ilícita, en el caso de la empresa Agro Nitrogenados”, expuso el funcionario.

Asimismo, señaló que las dos indagatorias permitieron, en los meses de mayo y julio del año pasado, obtener del Poder Judicial Federal órdenes de aprehensión en contra de Lozoya Austin, tanto en el caso Odebrecht, como en el caso de Agro Nitrogenados.

“Dado que hubo una filtración sobre este asunto, dicha persona logró huir del país; y, durante ocho meses, con la participación de Interpol, se realizó una búsqueda internacional en Alemania, Inglaterra, los Estados Unidos, Francia, Italia, Rusia y España. Hasta que, el 12 de febrero de este año, con el apoyo profesional y la eficiencia de la Policía Nacional de España, quedó detenido este individuo en la ciudad de Málaga”, detalló Gertz Manero.

Durante la conferencia, recordó que más tarde la FGR solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que tramitara la extradición de dicho individuo, lo cual se obtuvo de inmediato.

Posteriormente, indicó, a petición de la Fiscalía mexicana, el Juzgado Central de Instrucción de España negó conceder la libertad provisional del exfuncionario.

“Y en junio de este año, el Juzgado Central de Instrucción de España determinó que nuestra solicitud que habíamos gestionado cumplía con todos los requisitos del Tratado de Extradición y con la legislación española, para que finalmente se diera esta extradición”, apuntó.

Además, el Fiscal General de la República sostuvo que a partir de este momento “se habrán de llevar a cabo una serie de gestiones ante el Gobierno del Reino de España que permitan que, en un plazo inmediato, esta persona regrese a México”.

En 2017, Emilio Lozoya, en compañía de sus abogados Javier Coello Trejo y Javier Coello Zuarth, ofreció una conferencia para hablar sobre los señalamientos de que recibió sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

En 2017, Emilio Lozoya, en compañía de sus abogados Javier Coello Trejo y Javier Coello Zuarth, ofreció una conferencia para hablar sobre los señalamientos de que recibió sobornos de la empresa brasileña Odebrecht. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

“Con tal fin, esta Fiscalía ha realizado las diligencias necesarias para trasladar a este individuo, desde España hasta México, en una aeronave de bandera mexicana, con objeto de cumplir con todas las previsiones de seguridad y de salud en la internación a nuestro país”, informó.

A su vez, añadió que una vez que esta etapa se haya cumplido, “se iniciarán de inmediato las diligencias procedentes para esclarecer las responsabilidades de todos los involucrados y sus beneficiarios, de los delitos ya señalados, incluyendo personas de relevancia o grupos políticos que hayan participado, o se hayan beneficiado de estos despojos a la nación mexicana”.

El pasado 24 de marzo de este año, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), presentó formalmente al Gobierno de España la solicitud de detención formal con fines de extradición contra Emilio Lozoya Austin.

La encargada de elaborar el expediente fue precisamente la Fiscalía General de la República, quien acusa al exfuncionario federal de la administración de Enrique Peña Nieto de operaciones con recursos procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

El 25 de febrero, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard Casaubón, dio a conocer que Lozoya no solicitó asistencia consular de México una vez que fue detenido en España.

De acuerdo con el oficio ESP00850/2020, emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y recibido el 24 de marzo por autoridades españolas, la solicitud de extradición se relaciona con dos causas penales: la 211/2019 y la 216/2019, de los casos Agronitrogenados y Odebrecht. Lozoya fue detenido el pasado 12 de febrero en España y su arresto fue entonces confirmado por el propio Gertz Manero.

En 2014, Emilio Lozoya en una rueda de prensa en el marco de la Plenaria de Legisladores del PRI-PVEM.

En 2014, Emilio Lozoya en una rueda de prensa en el marco de la Plenaria de Legisladores del PRI-PVEM. Foto: Félix Márquez, Cuartoscuro

TENGO RECURSOS PARA “ROMPERLE LA MADRE” A LA FISCALÍA

En octubre de 2017. Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos, dijo que tenía recursos y tiempo para “romperle la madre” a las autoridades de México.

Lozoya Austin se sentía confiado en ese entonces. Seis días antes de esa declaración, el 20 de octubre de 2017, el entonces titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo, había sido destituido del cargo “por faltar al código de conducta de la dependencia”, luego de que declarara al diario Reforma que había recibido presiones por parte del ex titular de Pemex para que declarara públicamente su inocencia.

Emilio Lozoya Austin, economista y miembro del primer círculo del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) como director general de Pemex, estaba entonces, y ahora, en el centro de la trama de supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en México.

El que fuera director de la petrolera mexicana de 2012 a 2016 fue detenido el 12 de febrero de 2020 en Málaga, España, tras meses de estar prófugo, con ficha roja de Interpol, acusado de recibir sobornos de Odebrecht en la campaña presidencial de Peña Nieto y participar en la compra-venta irregular de una planta de fertilizantes.

Odebrecht habría pagado una cifra millonaria a Lozoya para que en el futuro el Gobierno de Peña Nieto ganara una licitación valorada en 115 millones de dólares para remodelar una refinería.

Lozoya es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Además, tiene una maestría en Desarrollo Internacional de Harvard.

Emilio Lozoya y Alonso Ancira en la firma de un acuerdo con la Canacero.

Emilio Lozoya y Alonso Ancira en la firma de un acuerdo con la Canacero. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

Hijo de Emilio Lozoya Thalman, funcionario del Gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Lozoya Austin fue de 2006 a 2009 director en jefe para América Latina del Foro Económico Mundial, que en el 2012 lo reconoció como uno de sus jóvenes líderes mundiales.

Originario del estado de Chihuahua, Lozoya Austin comenzó a ganar el reconocimiento internacional por su labor de investigación y consultoría financiera y por la creación de un exitoso fondo de inversión.

En 1999 colaboró en el central Banco de México como analista responsable de la inversión de las reservas internacionales en valores; en el BID con la Corporación Interamericana de Inversiones, un mecanismo que promueve el desarrollo económico de América Latina y el Caribe a través del sector privado.

Estas credenciales, con el enlace de Luis Videgaray, le abrieron las puertas del primer círculo de Peña Nieto cuando gobernó el Estado de México (2005-2011), más tarde lo acompañó en la campaña presidencial y en parte de su gobierno (2012-2018).

En la campaña de Peña, Lozoya fue coordinador de Vinculación Internacional y en este cargo fue donde supuestamente Odebrecht le habría entregado unos 10 millones de dólares como contribución electoral, según testimonios de ex directivos de la constructora.

A la llegada de EPN a la Presidencia de México, Lozoya Austin tomó la dirección general de Pemex, un cargo que ocupó hasta febrero de 2016, y fue cuando ostentaba este cargo que se le acusa de la compra-venta irregular de la planta Agronitrogenados.

Imagen correspondiente al 12 de septiembre de 2013, en la cual Emilio Lozoya, quien en aquellos días estaba al frente de Pemex, y Alonso Ancira, presidente de la empresa AHMSA. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

En julio de 2019, cuando Lozoya ya era prófugo de la justicia, su abogado Javier Coello Trejo dijo a Reforma que su cliente diría en un video cómo Peña Nieto y Videgaray “saquearon a Pemex”.

“En el video contará sobre todo por qué se llevaron a cabo las compras de las plantas de Agronitrogenados y Fertinal, quién autorizó las compras, cómo fueron, también hablará sobre el huachicol en el sexenio pasado y cómo es que Videgaray y Peña saquearon a Pemex”, adelantó Coello Trejo. El video no salió a la luz.