Foto: Promocionales del gobierno de Chihuahua

Foto: Promocionales del gobierno de Chihuahua

Ciudad de México, 30 de julio (SinEmbargo).– El actual Secretario de Salud del Gobierno del Estado de Chihuahua, Pedro Genaro Hernández Flores, no deja de avanzar en su carrera política. Nombrado director del Seguro Popular en 2010 por el Gobernador César Duarte, en noviembre de 2014 se convirtió en titular de todo el Sector Salud del estado y, el pasado 17 de julio, recibió, de parte del Gobierno federal, el título de presidente del Consejo Regional de Salud Zona Norte. En los círculos políticos de la capital de Chihuahua, además, lo mencionan como el candidato de Duarte para buscar por el PRI esa alcaldía en 2016.

Su ascenso, sin embargo, contrasta con la información que lo vincula con diversos probables actos irregulares. Uno de ellos, el cobro de un doble salario por haber ocupado, hasta 2014, la posición de director general del Régimen Estatal de Protección en Salud, o Seguro Popular, y otro más por el cargo de director administrativo de la Secretaría de Salud del estado. De acuerdo con documentos oficiales, por el primero recibió 64 mil 68 pesos mensuales, y 56 mil 139 por el segundo.

Estos cobros, indican a este medio fuentes consultadas en la administración pública, se mantuvieron durante al menos dos años, por lo que en ese tiempo Hernández Flores habría ganado unos 2.8 millones de pesos por su trabajo en el gobierno.

La duplicidad de funciones fue confirmada a este medio por la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado, que ante la solicitud de una explicación “al hecho de que cobrara salario como director general del Seguro Popular y como director administrativo de la Secretaria de Salud” respondió que esto fue derivado de un “enroque” temporal en la dependencia.

“Efectivamente, el funcionario ejerció estos dos puestos de manera temporal, debido a que así lo demandaron los movimientos y enroques que se realizaron en esa temporada al interior de la dependencia”, informó a este medio Tania Escobedo, directora de Comunicación Social del Ejecutivo Chihuahuense.

“Sin embargo, esta situación de índole administrativa, que además fue del conocimiento pleno del personal de la dependencia y de la opinión pública, se resolvió en cuestión de meses”, agregó la vocera.

No es la única acusación reciente que enfrenta Hernández Flores, cuyo perfil político reseñado en un medio de Chihuahua indica que inició su carrera en la campaña de Luis Donaldo Colosio, en 1994; que pasó por la Secretaría de Hacienda de Guillermo Ortiz Martínez –a la postre presidente del Banco de México– y que se integró al sector salud en 2000, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social.

A principios de julio, copias de un estado de cuenta a su nombre, con 5.7 millones de dólares, fueron difundidas por correo electrónico a diversos medios de la entidad. En el documento se observa que la cuenta, número 7702197435 de la sucursal en El Paso de Wells Fargo, fue abierta desde 2011, en el primer año de la actual administración.

A través de un comunicado, Hernández desmintió en días pasados ser poseedor de dichos recursos. “El secretario de Salud del Gobierno del estado, Pedro Hernández, negó tener una cuenta bancaria en la institución Wells Fargo con sede en El Paso, Texas, según versión que de manera perversa circuló a través de correos electrónicos y redes sociales bajo la autoría de una persona que se identifica como Ricardo Maldonado”, citó el pasado 10 de julio la revista Proceso.

Para el abogado Jaime García Chávez, sin embargo, la postura oficial no es suficiente. “Hicimos casi un peritaje sobre la ficha de depósito, y llegamos a la conclusión de que el depósito es real; con un simple boletín dijeron que era chisme de los medios, pero tanto los sellos como las cantidades, las direcciones, todo lleva a esa observación”, dice en entrevista.

García Chávez es también autor de la investigación y denuncia interpuesta ante la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Hacienda y otras instancias del Gobierno federal contra el Gobernador César Duarte, a quien acusó de probable enriquecimiento ilícito derivado de la creación del Banco Progreso de Chihuahua.

En entrevista con SinEmbargo, García Chávez da información que podría explicar el ascenso político del funcionario: es la proveeduría al sector salud, controlado ahora por Hernández Flores, otra de las fuentes de probable corrupción en la actual administración pública del estado.

“Obvio que Pedro Genaro Hernández no tiene la capacidad económica para tener dinero en esa cuantía (como la que muestra la cuenta de Wells Fargo), pero es un hecho que hay corrupción en la compraventa de medicamentos”, señaló el abogado.

De acuerdo con un denunciante que, a través de una cuenta de correo electrónico, ha enviado información oficial sobre el gobierno de Chihuahua a diferentes medios de comunicación, Hernández Flores tiene un papel medular en la proveeduría del Sector Salud: “A lo largo del sexenio ha sido juez parte y operador de los recursos financieros desde su origen federal como Director General del Régimen Estatal de Protección Social en Salud hasta la aplicación de esos fondos como Director Administrativo de la Secretaría de Salud. En dicha posición, es el principal responsable de asegurar la legalidad de las adquisiciones de esa dependencia, donde los medicamentos representan la mayor partida presupuestal, aún por encima de infraestructura y de la propia nómina”.

la-foto-2 la-foto-1